webislam

Miercoles 3 Junio 2020 | Al-Arbia 11 Shawwal 1441
2280 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10155

¿Qué pasó en Washington durante la visita de Bush al Papa?

Muere de un ataque cardiaco el periodista estadounidense, Tim Russert, un enemigo acérrimo de Cheney

16/06/2008 - Autor: Sorcha Faal - Fuente: Whatdoesitmean.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Encuentro de Bush y Benedicto XVI.
Encuentro de Bush y Benedicto XVI.

Los analistas militares rusos han informado al presidente Medvedev en el Kremlin que el presidente Estadounidense George Bush ha "confirmado" su intención de convertirse al catolicismo al dejar su cargo y seguir el camino del ex Primer Ministro Británico, Tony Blair, que, igualmente, se convirtió a la religión Católica al dejar su puesto el año pasado.

La extraordinaria recepción dada al presidente estadounidense por parte del Papa Benedicto XVI, podemos leerla como lo informa el periódico británico The Independent:

"Al Presidente George Bush se le dio tan espléndida bienvenida por parte del Papa Benedicto XVI, el día de ayer que comenzaron a esparcirse rumores de que el Presidente, al igual que Tony Blair, está a punto de convertirse al Catolicismo.
Fue una visita tal al Vaticano como ningún otro jefe de estado ha tenido. En lugar de saludarlo, como a todos los anteriores visitantes de alto rango, en la biblioteca papal del Palacio Apostólico, el Papa llevó al Sr. Bush alrededor de la Torre medieval de San Juan y luego dio un paseo junto con él por los jardines de El Vaticano, culminando en un breve concierto al aire libre dado por el Coro de la Capilla Sixtina.

El Papa esperó al Presidente a la entrada de la torre. Al llegar, se le escuchó decir al Presidente "qué honor" mientras los dos hombres desaparecían para una entrevista tête-à-tête, cuyos detalles no se hicieron públicos".

Según estos informes, algunos sucesos de gran importancia, que no han trascendido a los medios, ocurrieron en Washington, D.C., durante el encuentro de Bush con el Papa, destacando que el vicepresidente Cheney, intentó un golpe de estado en contra de su propio gobierno.

Los informes añaden que, después de su arribo a la Casa Blanca, el vicepresidente Cheney "notificó" al Presidente Bush que él estaba "tomando el mando" del gobierno de los Estados Unidos y que todas las comunicaciones en la capital Estadounidense estaban "cortadas" después de un gran apagón en Washington, D.C., y que ahora es llamado en los medios de ese país, como "El Apagón del Viernes 13".

Después de haber sido informado del intento de golpe de estado por parte del vicepresidente Cheney, el Presidente Bush ordenó a un grupo de "intermediarios de poder" de alto nivel en Washington "negociar" en su nombre. A la conclusión de este encuentro crucial, uno de los participantes, el importante periodista estadounidense, Tim Russert, se le encontró muerto.

Aunque los medios en los Estados Unidos están informando que la muerte del Sr. Russert se debió a un ataque cardíaco, estos informes detallan una visión mucho más crítica de su fallecimiento al apuntar que el Sr. Russert había sido un enemigo de mucho tiempo de Cheney y que, de hecho, había sido un testigo capital en el juicio que llevó a la condena de Lewis "Scooter" Libby, ex jefe de estado de Cheney.

Dicen estos informes que detrás de este combate mortal por el poder se esconde el temor de altos mandos militares estadounidenses a la decisión tomada esta semana por la Suprema Corte de Justicia Estadounidense de restaurar el derecho de Hábeas Corpus al pueblo Estadounidense y extender su más preciado derecho a aquellos que están retenidos como prisioneros de guerra en las muchas prisiones secretas operadas por el ejército estadounidense.

Sobre este histórico fallo de la Suprema Corte de EE.UU., nos podemos enterar por el Houston Chronicle:


"Después de ganar la independencia del monarca Británico, el Rey George III, quien no tuvo ningún empacho en arrestar a los oponentes coloniales sin una justificación legal, los Padres Fundadores se aseguraron de que la Constitución de los recién creados Estados Unidos evitaría que los líderes futuros cometieran violaciones a las libertades civiles.

El Hábeas Corpus, que es la garantía de que los que están prisioneros por parte del gobierno puedan impugnar tal acción en una corte debidamente constituida, está específicamente citada en la pre-Constitución de la Carta de Derechos, que señaló que el escrito podría ser suspendido únicamente en casos de rebelión o invasión.
Más de dos siglos después, el Presidente Bush y las tácticas de su administración utilizadas para llevar a la guerra contra el terror, han puesto ese compromiso en peligro. Afortunadamente, otro legado de los Fundadores - el sistema de cheques y saldos entre las ramas del ejecutivo, del legislativo y del judicial del gobierno - ha venido al rescate.

El fallo emitido esta semana por la Suprema Corte en "Boumediene contra Bush" establece que los prisioneros capturados por los Estados Unidos bajo sospecha de terrorismo tienen el derecho constitucional de impugnar a sus acusadores en una corte federal. Esto reafirma uno de los básicos apuntalamientos de la democracia Estadounidense y es una victoria histórica para aquellos que se comprometen a mantener nuestras libertades civiles de cara a los ataques tanto de terroristas internacionales como de aquellos dentro del gobierno que ignoran la ley para perseguirlos".

Ante los peligros que están enfrentando los altos responsables militares estadounidenses de la guerra por este fallo, dicen los analistas jurídicos rusos, es muy probable que una vez que los casos de los prisioneros retenidos por los estadounidenses comiencen a ser vistos en el Sistema de las Cortes Federales, se revelará en su totalidad el uso de la tortura por parte de Bush y Cheney, y con un nuevo presidente, especialmente si lo es Barak Obama, los juicios por crímenes de guerra contra estos jefes militares estarán más que asegurados.

Lo que se desconoce ahora, no obstante, es quién es el que está a cargo de los Estados Unidos. Si es Bush, su nueva alianza con el Papa y las Casas Reales Europeas asegurarán la rápida desintegración de la nación Americana. Si es Cheney, el sendero de los Estados Unidos hacia la Guerra Global Total para preservar la hegemonía del Imperio Americano será el que todo el mundo estará tomando.

Traducción al español: Maru Barraza, Mazatlán, Mexico
 

 

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33730-que_paso_en_washington_durante_la_visita_de_bush_al_papa.html