webislam

Lunes 18 Noviembre 2019 | Al-Iznain 20 Rabi al-Auwal 1441
786 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10050

Así lo hacían nuestros padres: en busca de lo Halal aquí y ahora

Debemos tener cuidado al defender irreflexivamente prácticas que, con los siglos, se han hecho inmovilistas y pueden acabar vacías de todo sentido

04/06/2008 - Autor: Taliba Ferrero - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Logo de la campaña por los derechos del ganado a una vida y muerte dignas
Logo de la campaña por los derechos del ganado a una vida y muerte dignas

Recientemente, hermanos franceses se han hecho eco de controversias sobre la carne apta para el consumo de los musulmanes. Entre ellos he podido leer una entrevista con el Dr. Abdel Majid Elkatme, psiquiatra y experto en neurología.

Leyendo la entrevista vuelve a mí, de nuevo, una impresión que al hablar de carne halal, siempre me ronda la cabeza: el ritual. Halal, para un musulmán consumidor de carne, viene a relacionarse casi exclusivamente con la muerte del animal, con la orientación de su cabeza, las oraciones y la muerte por desangramiento. Algunos insisten incluso en la necesidad de sacrificar al aire libre como condición para lo Halal, y, frente a las críticas de colectivos animalistas, escogen como ejemplo la Fundación Brigitte Bardot, cuyas afinidades con la extrema derecha francesa son conocidas y que, dicho sea de paso, no goza de ninguna simpatía por parte del movimiento animalista internacional fuera de las fronteras francesas.

 

Repensando las dimensiones de lo Halal

Los miembros del Instituto Halal y la asociación Vida Halal tuvimos la suerte de que varias asociaciones animalistas, entre ellas la belga Animals Angels, nos contactaran, y ello nos supuso una reflexión en profundidad, sin que el fantasma de la islamofobia nos desviara del tema principal en este asunto: qué significa exactamente Halal si hablamos del consumo de carne.

"Halal" es lo bueno, lo permitido, dictaminado por el Corán Generoso y el ejemplo del Profeta, la paz sea con él. Las distintas tradiciones tienen conceptos más o menos estrictos de nuestro estilo de vida -desde quienes no entran en una tienda donde se despache vino hasta sheiks que dictaminan que un medicamento de dilución alcohólica puede ser consumido sin transgresión alguna-, pero la base de la Vida Halal es el bienestar de todas las criaturas: desde el consumidor hasta la res, pasando por los trabajadores que hacen posible nuestro consumo.

En la ganadería de consumo halal, ciertas condiciones han de ser cumplidas durante el sacrificio según el Corán: un matarife diestro, profesional y de reputación moral, una limpieza escrupulosa y la muerte por degollación, rápida (se calcula que si el ejecutor lleva a cabo su trabajo correctamente, la muerte sucede en unos 7 segundos) y dejando después que el animal se desangre.

La legislación europea obliga a los mataderos a que el animal esté inconsciente durante su sacrificio, lo que alarga el desangramiento -pues el corazón bombea lentamente la sangre-, pero quienes defienden que ambos métodos son compatibles insisten en que el animal sufre menos aún, y por tanto se mejora el ritual tradicional de degollación en vivo.

Los detractores de la anestesia arguyen respuestas pintorescas como que el Corán prohibe maltratar animales (Corán 16:5-8) y el aturdimiento por golpe es un maltrato en sí mismo. Sin embargo, no se oyen sus voces cuando en los Eid se sacrifican miles de reses en plena calle, por padres de familia que no conocen ni la anatomía ni la técnica, y que tan sólo son capaces de orientarse hacia Meca para el sacrificio.

No es este el caso, sin embargo, del dr. Elkatme, que insiste en el bienestar de las reses, en que tengan una muerte tranquila, y que objeta los métodos de aturdimiento por electrocución que Europa ha venido empleando hasta ahora.

No hace falta ser animalista ni veterinario para estar de acuerdo con él en este aspecto.

De la muerte halal a la vida halal

Pero olvida el doctor Elkatme que existen métodos alternativos, y que no existe en el Corán ni en la Sunnah del Profeta (sas) prohibiciones a nada que mejore la Sharía.

En su entrevista, de hecho, tan sólo cita un un hadiz, sin cadena de transmisión: "no son de los nuestros quienes no efectúen el sacrificio como yo lo hago". ¿Hemos de entender que el Profeta, en su prudencia y sabiduría, nos pide que nos vistamos del mismo color que él, utilicemos un cuchillo con la misma forma o desayunemos lo mismo antes de sacrificar el ganado? O por el contrario, ¿nos impone una reglamentación básica que debemos cumplir lo mejor posible, poniendo a nuestra disposición los conocimientos y técnicas nuevas?

Aquí entra en juego la responsabilidad de los musulmanes y musulmanas en cuanto consumidores.

El tipo de zabiha o sacrificio ritual tradiciona es sencillamente inviable, si el matarife tiene que sacrificar 30 reses al día como ocurre en las grandes ciudades de Europa. Ni su atención ni su destreza, ni la de nadie, podrán soportar un volumen de trabajo semejante.

Y esto nos lleva a considerar que lo Halal debe ir necesariamente más allá de la muerte del animal, sino de la vida de éste; y de ser conscientes de nuestra participación en ella mediante nuestra demanda.

¿Es Halal la carne de un animal degollado por un imam, si ha recorrido en camión 500 kilómetros o más, sin agua ni aire? ¿Es Halal el ave que no ha podido emplear sus patas por estar encerrada en una jaula durante sus seis meses de vida, que nunca ha visto la luz del sol y que no ha dormido por las noches, pues la luz eléctrica la engaña para que coma pienso y se cebe cuanto antes?

En este asunto, los musulmanes, que hemos recibido el mandato coránico de mirar la Naturaleza con humildad, de respetar y amar al resto de las criaturas y hacerlo especialmente con aquellas que nos sirven en la vida, no podemos trivializar. Centrar el debate en utilizar o no una porra antes de que un cordero vaya a morir es, sencillamente, frívolo si éste llega al matadero deshidratado, con las patas rotas, en una rampa de transporte, rodeado de congéneres muertos y tan cargado de miedo y stress que haya que atarle y amordazarle para manejarle sobre la mesa.

 

Muchos veterinarios y ganaderos musulmanes sostienen, y no les falta razón, que la carne de un animal desangrado es más tierna. Exigimos que se nos respete en los mataderos, pero no en las granjas, y es nuestro derecho tener acceso a carne halal. Como lo es luchar contra la discriminación en todos los ámbitos.

Pero debemos tener cuidado al defender irreflexivamente prácticas que, con los siglos, se han hecho inmovilistas y pueden acabar vacías de todo sentido.

"Así lo hemos hecho siempre" repetían sus vecinos al Profeta.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33639-asi_lo_hacian_nuestros_padres_en_busca_de_lo_halal_aqui_y_ahora.html