webislam

Martes 17 Septiembre 2019 | Az-Zulaza 17 Muharram 1441
1113 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=9450

Richard Gere vuelve al cine interpretando a periodista que busca al criminal de guerra serbobosnio Radovan Karadzic

16/03/2008 - Autor: lanacion.com.ar - Fuente: lanacion.com.ar
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

A primera vista, Corresponsales en peligro ofrece una cara de Richard Gere que ya hemos visto en varias películas de su extensa filmografía; la del galán maduro, seguro de sí mismo, al que le gusta ser el centro de atención y seducir al público con una mezcla de seriedad y sentido del humor, mientras termina llevándose a la chica de turno. Pero este film de Richard Shepard sobre la postguerra en Bosnia viene cargado de unos giros dramáticos, que representan un nuevo desafío. 

Esta vez, el actor de 58 años interpreta al periodista Simon Hunt, un corresponsal de guerra, que durante el conflicto en Bosnia-Herzegovina (1992-1995) sufre un ataque emocional en cámara que acaba con su carrera. Tras cinco años, Hunt regresa a Sarajevo y convence a su antiguo cameraman, Duck (Terrence Howard), de entrevistar al mayor criminal de guerra de esos años, "El zorro", basado en Radovan Karadzic, buscado aún por cargos de genocidio contra los musulmanes bosnios. La historia se complica aún más cuando son confundidos con agentes de la CIA y la cacería se vuelve una misión más que riesgosa en medio de una población serbo-bosnia, que protege celosamente al peligroso fugitivo.

"Me interesaba explorar ese lado oscuro que tenemos todos, que hace que vecinos y amigos se maten entre ellos. Porque es fácil atrapar a un Karadzic, o a un Hitler, o a un Eichmann, y ejecutarlos, pero eso no detiene el problema. Lo que deberíamos tratar de entender es por qué surgen estos monstruos, por qué sucede eso y mucha gente lo permite. Dilucidarlo es importante para nuestro futuro como especie", dice Gere a LA NACION durante una entrevista en el hotel Regency, de Manhattan.

Ni bien llega, Gere se sirve una taza de té verde. Tiene un antiguo reloj de cuero gastado, en la mano derecha, y dos pulseras tibetanas, en la izquierda, testimonios de su conocida fe budista y su activismo a favor de la causa del Dalai Lama, su amigo personal. Tras la presentación, asume una actitud tan relajada y cómoda, que hay que hacer un esfuerzo para recordar que es una de las estrellas más consolidadas de Hollywood, protagonista de éxitos como Reto al destino , Gigoló americano y Mujer bonita, de las más recientes Chicago y ¿Bailamos? , y ex de la supermodelo Cindy Crawford.

-¿Lo atrajo que Corresponsales en peligro sea una película seria, pero con toques humorísticos?

-Me pareció un guión muy inusual sobre algo que me interesa. Estuve en Kosovo, Macedonia y Albania, y me interesaba el telón de fondo que tiene la historia, las consecuencias de una sociedad que se está desmembrando, aunque el eje de la película pasa por el disparatado viaje de estos periodistas, como si fueran Los Tres Chiflados. Me parecía un desafío lograr el equilibrio entre un contexto serio y una historia más liviana. He estado en El Salvador, Nicaragua, Tíbet y en la región de Kashmir, entre India y Pakistán, en situaciones similares a las de este film y creo que la única manera de sobrevivir es ser consciente de la ironía de las cosas y rescatar el humor.

-Usted trabajó con Naciones Unidas, en actividades del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. Sin embargo, este film critica la voluntad del organismo por llevar frente a la justicia a criminales de guerra en la ex Yugoslavia.

-No es un ataque personal, sino contra la comunidad internacional, en general. Bill Clinton ha reconocido que se lamenta de no haber intervenido antes en Bosnia y evitar muchas muertes. La comunidad internacional puede hacer algo en esas situaciones, y elige no hacerlo. Y, cuando intervienen, eligen guerras erradas, como Irak, donde se creó un problema nuevo. La película critica la falta de compromiso de la comunidad internacional, en general, y de la ONU, pero hay gente dentro del organismo que ha trabajado y ayudado mucho.

-¿Cree que la ONU se está volviendo irrelevante para lidiar con asuntos de paz y seguridad?

-Sí, porque Estados Unidos se ha empeñado en volverla irrelevante al actuar de manera unilateral. Espero que el nuevo gobierno, que sea elegido este año, cambie completamente el rumbo.

-¿Los periodistas de hoy tienen la audacia de sus predecesores?

-Hay muchos que sí, y están haciendo su trabajo. Lo que ha cambiado es la desconexión entre ellos y el público, por el control de los medios, un control que es mucho más intenso que hace 20 años. La competencia por hacer de las noticias algo entretenido ha modificado todo; ya no se trata de la verdad, sino de cómo hacerla atractiva para lograr rating. Antes, uno no dudaba de lo que decían las noticias con periodistas como Walter Cronkite, que se atrevía a hablar sobre su oposición a la guerra de Vietnam. Hoy, ninguno lo haría. La ilusión de la objetividad es lo que nos venden, pero nadie puede ser objetivo.

-Ha hecho papeles de galán, dramáticos, cómicos, musicales y es un actor reconocido en todo el mundo. ¿Se ubicaría en la tradición de actuación de alguien como Cary Grant?

-No creo que sea parte de ninguna escuela. Cada maestro que tuve, en las distintas etapas de mi vida, me legó algo. Quien me enseñó a leer, quien me enseñó a andar en bicicleta, a actuar, a sentir y tocar música, y mis guías espirituales, por supuesto. Y nunca me veo sólo como un actor, tengo una visión más amplia de la vida y de mi rol en este mundo. Este trabajo, el de la actuación, me permite zambullirme en personajes y vidas completamente diferentes a las mías, y seguir aprendiendo. He hecho unas 40 películas, 40 personajes, que he experimentado de una manera muy profunda.

- Usted fue de los primeros actores jóvenes que convirtió en moda dejarse el pelo blanco. ¿Qué relación tiene con sus canas?

-Nunca supe que estuviera de moda, para mí es una marca del paso del tiempo, de las experiencias, y no me molesta mostrarlo. Tampoco es que me mire mucho al espejo, pero a mi esposa la actriz Carey Lowell le gusta, y para mí eso es suficiente.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33150-richard_gere_vuelve_al_cine_interpretando_a_periodista_que_busca_al_criminal_de_.html