webislam

Lunes 27 Enero 2020 | Al-Iznain 01 Jumada al-Zani 1441
1176 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10169

La Alianza de Civilizaciones surgió como un impulso ético, de moral internacional

Entrevista al Embajador Máximo Cajal

03/03/2008 - Autor: Otro Mundo es Posible - Fuente: Otro Mundo es Posible
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Máximo Cajal.
Máximo Cajal.

Máximo Cajal y López nació en Madrid y es ante todo un diplomático y un hombre concienciado. Ingresó en la carrera a mediados de los años sesenta, en 1978 fue nombrado director general de la Oficina de Información Diplomática (OID).

Fue embajador en Guatemala y allí vivió una terrible experiencia. Posteriormente, cónsul general en Nueva York, embajador en Suecia, Francia y en la OTAN y cónsul general en Lisboa y Montpellier. Fue también secretario general de Política Exterior y subsecretario de Asuntos Exteriores. Ahora, cuando creyó que las estancias en el extranjero serían sólo turísticas, anda metido de representante personal del presidente Zapatero en el tema de la Alianza de las Civilizaciones. Es autor de un controvertido libro Ceuta, Melilla, Olivenza y Gibraltar. ¿Dónde acaba España? de la Editorial Siglo XXI y colaborador de varias publicaciones.

- ¿Eso de seguir tan activo es una vocación o una obligación?

Es más cuestión de ejercicio mental que de otra cosa, ya que el físico brilla por su ausencia. Es también cuestión de compromiso, compromiso político se entiende; en modo alguno es una obligación.

-  Sr. Embajador ¿Dónde acaba España?

- En su momento expuse mi personal punto de vista en esta materia, pensando que, conforme dicta nuestra Constitución, la libertad de expresión esta garantizada en España. Se diría que, para algunos, este principio sólo a ellos es aplicable.

El tema de la Alianza de las Civilizaciones, dejó de ser un proyecto para ser algo tangible desde el Foro del pasado enero.

-  ¿Una utopía en busca de su formulación o una forma de empezar a pensar todos juntos?

- La Alianza de Civilizaciones surgió como un impulso ético, de moral internacional, y lo hizo a raíz de dos acontecimientos de triste memoria, la invasión de Irak en marzo de 2003 y los atentados terroristas de Madrid un año más tarde. La iniciativa del Presidente del Gobierno de España fue un llamamiento a una movilización de la comunidad internacional contra el extremismo, la intolerancia y el desprecio de la diversidad, desprecio que casi siempre encubre el miedo al “otro”. Es, pues, una forma de empezar a pensar todos juntos, como usted dice, pero dando un paso adelante más. No basta pensar y dialogar conjuntamente. Es hora ya de actuar.

En el Foro de Madrid el presidente Zapatero anunció el nombramiento de un coordinador general y hace pocos días, la creación del Instituto de la Alianza de las Civilizaciones que se ubicara en España.

- ¿Se conoce ya el nombre del coordinador y en que lugar estará la sede del Instituto?

- Ni el coordinador ni la infraestructura administrativa que le servirá de apoyo han sido designados por el momento. Habrá que esperar sin duda a la formación del nuevo Gobierno de la Nación tras las próximas elecciones generales.

- ¿Y los pasos siguientes?

- En lo que a España se refiere, los pasos siguientes se darán con la puesta en práctica de las medidas contenidas en el Plan Nacional. En lo tocante a la dimensión global de la Alianza de Civilizaciones, seguiremos sin duda respaldándola en los foros internacionales y apoyando en esta tarea al Alto Representante, doctor Jorge Sampaio.

Leí su artículo titulado Blasfemia del día de los enamorados del 2006 en El País, sobre las viñetas del Jylland- Posten y que ahora vuelve a estar de rabiosa actualidad. Ya en aquel entonces abogaba Ud. por poner remedio al desencuentro, al recelo mutuo y al temor entre el mundo islámico y el cristianismo laicizado.

- ¿Sigue pensando lo mismo?

- Sigo pensando que la libertad de expresión, a la que antes me he referido, tiene unos límites cuando su ejercicio crea situaciones que incluso pueden afectar a la vida de las personas. De ahí que uno de los sectores sobre los que pretende actuar la Alianza es el de los medios de comunicación. Ni mordazas ni irresponsabilidad.

- ¿El remedio puede alcanzarse sólo con buenos sentimientos?

- Ciertamente no, pero desde luego los buenos sentimientos son siempre mejores que los malos. Precisamente una de las características de la Alianza de Civilizaciones, que la distingue de otras iniciativas, es su voluntad de acción; es este su valor añadido. La Alianza es política, es global y es una apuesta decidida por el multilateralismo; por ello también pretende ser un instrumento eficaz en manos del Secretario General de las Naciones Unidas. Por ello también sus principios y valores se materializan en medidas concretas y prácticas, como las que contiene el Informe del Grupo de Alto Nivel y, por supuesto, el Plan Nacional español.

- Defíname religión

- No me atrevo a hacerlo pues carezco de ella. Dicho esto, huyo de las verdades absolutas.

- ¿Cuál será, en su opinión, el objeto de las religiones finales de este siglo?

- Contra lo que se pensaba hasta hace no tanto tiempo, es cierto que se ha producido un resurgir de las religiones, o del sentimiento religioso. A menudo, como una forma de refugio frente a muy distintas amenazas; o como una manera de reafirmar una identidad. Casi siempre, como un paliativo contra la gran pregunta.

-  ¿El concepto de civilización como conjunto de ideas, religiones, creencias, artes y costumbres de un grupo étnico, geográfico o devoto, se contradice con el concepto de globalización?

- Francamente, no lo creo.

Hace un par de años, creo recordar que fue en un programa de radio, Ud. opinaba que por qué se le iba a negar a Irán el derecho a tener armas nucleares, si algunos de sus vecinos ya las tenían. Hoy, después de la triste situación en Irak y cuando están a punto de poder fabricarlas:

- ¿Sigue opinando lo mismo?

- Aquella contestación mía, si mal no recuerdo, fue sacada de contexto. Yo me preguntaba simplemente hasta qué punto, para no incurrir en doble lenguaje o doble vara de medir, se puede negar a un país disponer de lo que otros tienen y que, además, están en sus inmediaciones. Habría que ir a un desarme nuclear, pero generalizado, claro está.

- ¿Qué opinión le mereció la frase del ex presidente Aznar, de Más medios militares y menos Alianza de Civilizaciones?

- Sin comentarios.

- Los creyentes en la Alianza de las Civilizaciones y sus posibilidades. ¿Qué podemos hacer para impulsarla?

- Coadyuvar públicamente a su promoción y, en la parte que nos toca, a aplicar los principios y valores en que se inspira. Muchos de ellos tienen que ver con la Educación para la Ciudadanía.

- Una última pregunta: ¿Se considera un superviviente o alguien a quién todavía le quedaban muchas cosas por hacer?

- ¡Menuda cuestión!

 

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33070-la_alianza_de_civilizaciones_surgio_como_un_impulso_etico_de_moral_internacional.html