webislam

Martes 12 Noviembre 2019 | Az-Zulaza 14 Rabi al-Auwal 1441
522 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=9325

Carla del Ponte: No ha habido una voluntad política de la comunidad internacional para detener a Radovan Karadzic y Ratko Mladic

24/02/2008 - Autor: Juan Gasparini - Fuente: eltiempo.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Carla del Ponte, cerca de Srebrenica
Carla del Ponte, cerca de Srebrenica

Esta suiza de 60 años, tiene mucho que decir sobre la tensa situación en la que están sumidos los Balcanes desde que el domingo pasado Kosovo declaró su independencia de Serbia. 

Famosa por los logros que obtuvo como fiscal del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) desde 1999 hasta el 2007, Del Ponte habló en exclusiva con EL TIEMPO sobre la región y sobre los criminales de guerra serbios a los que persiguió sin clemencia: Slobodan Milosevic, Radovan Karadzic y Ratko Mladic.

En el 2002, en La Haya, Del Ponte consiguió que Milosevic, el nacionalista radical que se ganó el apodo de carnicero de los Balcanes por los crímenes de guerra cometidos durante las guerras que desintegraron a la antigua Yugoslavia, se convirtiera en el primer ex jefe de Estado en ser juzgado por la justicia internacional.

Su captura fue, para Del Ponte, uno de los mejores momentos que tuvo en el TPIY, pero el ex presidente yugoslavo murió en su celda sin ser condenado por su responsabilidad en los tres conflictos de los Balcanes que, durante los 90, causaron más de 200.000 muertos: Croacia (1991-1995), Bosnia-Herzogovina (1992-1995) y Kosovo (1998-1999).

Su mano dura tampoco bastó para que detuvieran al ex líder serbobosnio Karadzic, y a Mladic, su entonces jefe militar, principales acusados del genocidio cometido en Srebrenica, una ciudad bosnia ubicada a 120 kilómetros de Sarajevo en la que fueron asesinados 8.000 musulmanes, en 1995.

Flamante nueva embajadora de Suiza en Argentina, Carla del Ponte también hizo un balance de sus años como fiscal del TPIY, cargo que dejó al belga Serge Brammertz, el 13 de diciembre pasado.

El espectro de un conflicto armado planea sobre Kosovo. Armas destinadas a los albaneses fueron confiscadas a fines del 2007, según el diario Le Monde, y ahora Serbia amenaza con tensar las relaciones con la UE, en un contexto de bloqueo total en la ONU.

¿Teme un enfrentamiento?

Espero vivamente que no. En Kosovo hay una presencia internacional, la KFOR (fuerza de la Otan) e incluso Belgrado ha anunciado que no recurrirá a la violencia.

¿Cómo se explica que Karadzic y Mladic no hayan sido entregados al TPIY? ¿Quién es responsable?

No han sido entregados al Tribunal porque no hubo voluntad política de castigarlos, tanto de las autoridades nacionales como de la comunidad internacional. Se escondían en Serbia pero ni la Otan ni las demás instituciones internacionales presentes en Bosnia-Herzegovina pudieron intervenir. Según las informaciones que he recibido, Mladic sigue en Serbia, pero el gobierno serbio no tiene la intención de entregarlo. Karadzic está seguramente en la región, pero tengo la impresión de que nadie lo busca, aparte del que hoy es mi sucesor. Ese fiscal dispone de recursos limitados para localizar a los fugitivos y, en todo caso, no tiene el poder de arrestarlos.

¿Usted recibió garantías de que le entregarían a Karadzic y Mladic?

Jamás recibí garantías, pero varias veces la comunidad internacional y las autoridades nacionales me prometieron que me los entregarían. Dicen que el anuncio largamente anticipado por Pristina de la independencia de Kosovo pudo influir en que Karadzic y Mladic no fueran detenidos porque la comunidad internacional no quería tener problemas con Serbia. ¿Cree que la declaración compromete definitivamente esos dos arrestos? No creo que la independencia de Kosovo haya verdaderamente jugado un rol sobre el destino de Karadzic y Mladic porque esos dos problemas fueron tratados separadamente. Pero es cierto que la independencia pone a Serbia en una posición crucial, y eso puede impedir la detención, en particular de Mladic. Pienso que las declaraciones políticas de las autoridades y las demostraciones en las calles de Belgrado pueden ciertamente impedir que Mladic sea llevado a La Haya.

¿Le parece que no detenerlos marca un límite para la justicia internacional?

No. La justicia internacional no tiene límites. La ley rige la justicia internacional. Que Karadzic y Mladic no hayan sido arrestados demuestra que la política interfiere, desgraciadamente, en la justicia internacional.

¿Hay alguna fórmula para que su reemplazo en el TPIY pueda ejercer presión sobre Belgrado?

Estimo que la presión sobre Belgrado la está haciendo la Unión Europea (UE) y debe continuar ejerciéndola. Él tiene una tarea importante, en el sentido de informar y persuadir a la UE de que sin la ayuda de los Estados miembros será dificil, por no decir imposible, conseguir la detención de los cuatro fugitivos que quedan: Karadzic, Mladic, Stojan Zupljanin y Goran Hadzic.

Conociendo la hostilidad de la República Srpska (Serbia, una de las tres zonas en las que fue dividida Bosnia después de la guerra de 1995) a mantenerse en una Bosnia-Herzegovina unificada, ¿hay riesgos de una nueva guerra en ese país por la independencia de Kosovo?

La situación en la República Srpska es diferente. Existe gracias a los acuerdos de Dayton (Estados Unidos, que pusieron fin a la guerra), pero es cierto que lo que acontece en Kosovo pudiera dar algunas ideas y eso podría transformarse en un nuevo problema para la comunidad internacional.

Al final del último Consejo de Europa, el presidente francés Nicolas Sarkozy la acusó implícitamente de ser antiserbia. ¿Qué le respondería?

No leo entre líneas y no hago interpretación. Según lo que leí, el presidente Sarkozy no formuló una acusación contra el Procurador ni contra el Tribunal. Sin embargo, me acuerdo que fui invitada en diciembre pasado a encontrarme con el Presidente, pero como yo debía irme ese mes del Tribunal, tuve que declinar. Será mi sucesor quien tendrá el honor y el placer de encontrarlo.

¿Qué balance hace de su trabajo como fiscal jefa del TPIY , al margen de que no pudo detener a Karadzic y a Mladic?

Independientemente del arresto de Karadzic y Mladic, el balance de mi trabajo con mis colegas sobre el tema de la justicia internacional es muy positivo. Pudimos implementar el mandato del Consejo de Seguridad: casi todos los altos responsables políticos y militares de los crímenes cometidos en la ex Yugoslavia durante el conflicto fueron detenidos, juzgados o están en espera de proceso. Durante mi mandato produje 67 actas de acusación y obtuve la detención de 91 inculpados. Agrego la importancia de nuestro trabajo y el realizado por los jueces de la Corte en aplicar la legislación internacional sobre los crímenes de guerra, los crímenes contra la humanidad y el genocidio, lo que ha creado una jurisprudencia de gran importancia para el desarrollo del derecho internacional.

¿Por qué fue nombrada embajadora de Suiza en Argentina?

Acepté una oferta del gobierno suizo, pero como ya dije en La Haya, cuando dejé el Tribunal, me voy a tomar una pausa de tres años, para estar de nuevo lista y volver a la justicia internacional.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33033-carla_del_ponte_no_ha_habido_una_voluntad_politica_de_la_comunidad_internacional.html