webislam

Miercoles 13 Noviembre 2019 | Al-Arbia 15 Rabi al-Auwal 1441
954 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=9203

El Viaje del grano áureo de arena

01/02/2008 - Autor: José Luis Molina Lledó
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Lo que embellece el desierto, dice el principito, es que oculta un manatial en cualquier parte.
Lo que embellece el desierto, dice el principito, es que oculta un manatial en cualquier parte.

“Lo que embellece el desierto, dice el principito, es que oculta un manantial en cualquier parte.(Antoine Saint Exupery).

Era un desierto dorado, lleno de pliegues dibujados por el pincel del viento suave deslizándose sobre los granos áureos de arena. Una noche de fuerte viento e intenso frío, uno de los granos áureos, perteneciente a la comunidad más avanzada de dichos granos, se refugió en la base de una duna, ya que no le apetecía viajar impulsado por la energía eólica. En mitad de la noche, soñó con colores que nunca había visto en la vida real de su entorno, y entre todos los colores hubo uno que le llamó la atención vivamente, fue el color verde oliva. Llegó la mañana, despertó, y tímidamente se dirigió a la cima de la duna, se dio cuenta que el Sol despuntaba por detrás de una duna lejana y le enviaba sus rayos de tonalidades amarillentas, de repente, se acordó del verde… ¿Es posible que haya otros colores? ¿Será verdad mi sueño...?

Quiso olvidarse, pero no pudo, la sola posibilidad de que hubiera más colores inflamaba su pequeño cuerpo, y sin pensarlo dos veces, abandonó la comunidad de granos áureos y se dejó llevar por su impulso interior. Bien, ahora tengo que buscarme un aliado para poder viajar, esta vez le apetecía pactar con el viento, el podía ayudarle a viajar más rápido, además, el viento conocía otros mundos y le podría ayudar a hacer realidad su sueño. Dicho y hecho, habló con el viento y el viento aceptó, y le dijo: ponte en un lugar alto, hoy soplaré con fuerza moderada, te recogeré y te llevaré al lugar soñado, así lo hizo el grano, de repente se vio volando sobre sus amigos los áureos, se notaba ligero como una pluma, pero entró en una zona y empezó a notarse pesado, cada vez más pesado, ¿Qué ocurre? Le pregunto al viento, has llegado a una zona húmeda, es en esta zona donde encontrarás el color que soñaste, poco a poco por el efecto del vapor de agua y por la disminución del viento, el grano hizo el humenizaje.

Una vez allí se quedó parado observando el nuevo paisaje, de repente, sobre su cabeza pasaron unas gotas diminutas y que atravesadas por el Sol se desplegaban multitud de colores, ¡Es verdad! ¡Los sueños son verdad! Avanzó un poco y vio una sombra y unos pasos más adelante un gran árbol de color verde oliva, y en su copa varios pajaritos revoloteando… ¿Es verdad? Los colores también existen plasmados en los árboles, y si la copa del árbol es tan grande seguro que tendrá unas raíces muy profundas y estará asentado sobre suelo nutricio y regado por alguna fuente, siguió avanzando y encontró unos aspersores que lanzaban el agua de una manera muy peculiar muy cerca  del árbol, ¡vale! Aquí esta secreto del verdor. Fueron muchas emociones para un solo día y quedó dormido a la sombra del árbol, al poco tiempo despertó y dijo ¡OH, estoy perdiendo el color dorado! Será por estar a la sombra.

Una vez terminada la emotiva jornada, se acordó de sus hermanos los áureos, y de nuevo le pidió al viento que le llevase de vuelta, tenía muchas ganas de contar los nuevos descubrimientos, a los pocos minutos como el tiempo era bueno puedo hacer el arenizaje áureo sin complicaciones, sin pensárselo dos veces, reunió a sus hermanos y empezó a relatarle su aventura, nadie le creía, todos y todas le decían que estaba chiflado o que sufría los efectos del sol por estar mucho tiempo en la cima de la duna. Toda su alegría quedó desvanecida, entró en un fuerte coma anímico, el viento que es muy sensible y todo lo sabe, se acerco suave y tibiamente a él y le dijo: viajo por todo el mundo y tengo un archivo eólico donde tengo grabadas todas las imágenes de los viajeros que han utilizado mi energía para desplazarse, le dio un manual de instrucciones para captar las imágenes que le interesaban y de nuevo convocó a sus hermanos los áureos y les proyectó todas la imágenes de su aventura, quedaron boquiabiertos, terminada la proyección todos aplaudieron a rabiar y lo abrazaron y decidieron crear una agencia de viajes cuyo nombre sería”El arco iris y sus siete colores” esto permitiría a los granos de arena del desierto abrirse a la escala de colores del Universo.

Arenizaje: Aterrizar en la arena.
Humenizaje: Aterrizar en un húmedal.

Anuncios
Relacionados

El Louvre del desierto

Artículos - 14/05/2007

El viajero nómada

Artículos - 28/06/2008

El cuento de las arenas

Artículos - 12/11/2009



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/32913-el_viaje_del_grano_aureo_de_arena.html