webislam

Viernes 13 Diciembre 2019 | Al-Yuma 15 Rabi al-Zani 1441
646 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=8970

La Fiesta del Cordero, minusvalorada frente a la Hanuká y la Navidad en Melilla

18/12/2007 - Autor: Javier Valenzuela - Fuente: javiervalenzuela.es
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Javier Valenzuela
Javier Valenzuela

Acabo de llegar a Madrid. Estuve el miércoles en Sevilla, participando en una mesa redonda sobre Tánger (una de mis ciudades bienamadas) en la Fundación Tres Culturas, y el jueves en Melilla, disfrutando de la hospitalidad de Yonaida Selam y sus compañeros de la Asociación Intercultura, gente que trabaja con modestos recursos, gran entusiasmo y ejemplar lucidez para que esa ciudad se convierta algún día en un modelo de convivencia, bajo el imperio del Estado democrático de derecho, de individuos y comunidades de lenguas, culturas y creencias diferentes. Durante cuarenta y ocho horas he escapado al pútrido clima político y mediático de la capital de España y he vuelto a vivir la maravillosa pluralidad de nuestro país. 

Anoche, en la cena que la Asociación Intercultura ofreció a los galardonados con sus premios Convivencia, varias melillenses musulmanas (señoras sin velo, simpáticas, bien informadas y que se expresaban en un castellano genuinamente andaluz) me manifestaron su pesar por el hecho de que el gobierno municipal de la ciudad autónoma no haya incorporado al calendario oficial de las celebraciones de la temporada la gran fiesta de los musulmanes, la del Cordero, el Aid el Kebir, que este año cae en el 21 de diciembre. La cosa tiene bemoles porque ese mismo gobierno municipal, el que dirige el populista y derechista Imbroda, sí que incluye la Hanuká judía en su calendario de festividades, amén, por supuesto, de la Navidad cristiana. Y, además, Imbroda y los suyos van por ahí pregonando que defienden la multiculturalidad de Melilla y que amparan a sus cinco comunidades (cristianos, musulmanes, judíos, hindúes y gitanos).

¡Qué oportunidad de oro han perdido este año las autoridades de Melilla para pasar del dicho al hecho y sumar la Fiesta del Cordero a la Hanuká y la Navidad! Espero que sea eso, un despiste y no una muestra de desprecio a los vecinos musulmanes de Melilla, que suponen prácticamente la mitad de sus 70.000 habitantes. Unos musulmanes que recibieron con alegría al rey Juan Carlos y que se sienten tan rifeños comos españoles. Españoles, eso sí, de la España democrática y constitucional, la que dice no tener una religión oficial, la que dice garantizar y proteger las libertades y derechos de todos y cada uno de sus individuos y comunidades. No la España nacionalcatólica.

Desde hace años, el Estados Unidos políticamente correcto ha ido sustituyendo la tradicional fórmula Merry Christmas por la más neutral de Seasons Greetings. O sea, ha pasado de Feliz Navidad a Felices Fiestas. Y ello porque, entre otras cosas, estas celebraciones del comienzo del invierno incluyen también la Hanuká judía y porque mucha gente de raíz cristiana pero no practicante también siente que éste es un período especial.

Cuando llegué al aeropuerto de Melilla me encontré un belén en el vestíbulo. ("podría haber sido peor", me dijo anoche un amigo, "porque si hubieras venido por el puerto te hubieras encontrado una estatua de Franco"). Me hubiera gustado encontrar también referencias a la Hanuká y a la Fiesta del Cordero. Y no porque tenga nada en contra del belén (yo mismo voy a instalar uno en mi pisito madrileño cuando termine de colgar este comentario), sino porque decenas de miles de musulmanes y algunos cientos de judíos son tan ciudadanos de pleno derecho de esa ciudad como los cristianos. ¿O no?

Gestionar la complejidad de las identidades múltiples que existen en cada individuo y en cada comunidad es la gran batalla a favor de la civilización en el siglo XXI. Su resultado no está escrito en ninguna parte, cada cual puede influir en él a través de pequeñas acciones cotidianas. Por ejemplo, para que el 2 de Enero, la conmemoración de la Toma de Granada por los Reyes Católicos, deje de ser, como deseaba Carlos Cano, una casposa ceremonia nacionalcatólica. Por ejemplo, para que los musulmanes de Melilla se sientan allí tan en casa como los demás.


Javier Valenzuela es periodista y escritor. Ha sido corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de ese periódico, así como Director General de Información Internacional de la Presidencia del Gobierno entre 2004 y 2006

Anuncios
Relacionados

¡Nunca más! ¡Con nuestro dinero, no!

Artículos - 10/10/2008

El Cádiz del cordero

Artículos - 11/12/2008

La fiesta grande de los musulmanes, oficial por primera vez en España

Noticias - 16/11/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/32717-la_fiesta_del_cordero_minusvalorada_frente_a_la_hanuka_y_la_navidad_en_melilla.html