webislam

Jueves 13 Diciembre 2018 | Al-Jamis 05 Rabi al-Zani 1440
1020 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=8633

Webislam: una zagala que deja su infancia

28/10/2007 - Autor: Abu Bakr Merino - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Abu Bakr Merino
Abu Bakr Merino

En realidad Webislam es una zagala que cambia su infancia por su adolescencia. Es una niña que nació hace diez años de unos padres que quisieron traerla al mundo cibernético. Fue una niña querida y deseada. Era la niña de sus ojos. La niña que venía al mundo a aglutinar y cementar todo un proyecto familiar y de comunidad islámica apasionante. Y la niña nació sana y robusta, con expresión inocente y ojos como platos.

Vino en el silencio del deseo profundo. Casi no lloró, todo lo contrario, sonrió e hizo algunos guiños a los que asistían a su nacimiento. Fue creciendo entre mimos y cojines de lana blanca, colmando las espectativas de sus progenitores que cada día se sentían mas agradecidos a Allâh. Y los que asistían a su desarrollo, los amigos de la familia, los vecinos y los miembros de la comunidad encantados con la niña.

La niña Webislam pronto empezó a aprender a descubrir a ilusionar a conocer y ser conocida. Y ser conocida, ha sido ser querida, deseada, compartida, a veces atosigada. Pero ella nunca des ocupada, ha seguido creciendo y creciendo y aprendiendo, y aprendiendo enseñando. Bien es cierto que a veces ha sido respondona, rebelde y delatora. Sobre todo en aquellas situaciones en que la injusticia la maldad y la barbarie ha hecho acto de presencia en cualquier lugar del mundo o con cualquier persona desvalida y objeto depredable del poder perverso. Pero siempre ha sido una buena chica. Con un corazón grande, con una actitud siempre hospitalaria y humilde.

Pero Webislam, la niña, no solo ha vivido cosas buenas, bonitas, razonablemente felices, no. También ha tenido sus malos momentos. Sus días bajos e incluso de dolor por las enfermedades infantiles. Pero esas cosas las dejamos para otro momento, ahora lo que nos convoca es su décimo cumpleaños y su puesta de largo.

Su entrada en la adolescencia. Su entrada en sociedad virtual, que no por ello menos real, con la experiencia y los conocimientos propios de su edad. Ya es una jovencita hecha y derecha. Y para tal acontecimiento, su padre, sastre de sastres, convoco a su sastre de taller y a los ayudantes mas aventajados del mismo para pro ponerles lo siguiente: "mi hija Webislam cumple diez años de su nacimiento y para la celebración de su puesta de largo he pensado que podíamos hacerle un traje a su medida actualizado y con la mayor de las incorporaciones posibles de la alta costura conocida. Un traje que realce su belleza interna y externa y sus cualidades innatas". Y el sastre de taller, mesurandose la barba y los cabellos dijo algo así: "pues sí, podemos...".

Se pusieron manos a la obra. Lo primero, la elección de la tela, textura, colores... A continuación un diseño del traje, actual, llamativo, atractivo. En definitiva un traje merecedor y merecido para el aniversario de la niña Webislam. Al fin y al cabo no se cumplen diez años todos los días y la ocasión también lo merece.

Una vez diseñado después de muchos dibujos barajando el arco estético y al gusto de casi todos, el siguiente paso. Construcción de patrones, ajustes y más ajustes y a continuación el corte del tejido. El hilbanado, la primera prueba, los ajustes... Una marca por aquí, un alfiler por allí y la siguiente prueba. Así sucesivamente hasta conseguir algo parecido a lo imaginado. Aunque claro, el presupuesto condiciona. Y el tiempo apremia. Después los complementos, que también cuestan lo suyo. Que si los zapatos, los pendientes, los encajes, los broches, las flores... En fin, que ya todo esta a punto para la última prueba.

El día antes del gozoso acontecimiento se procede a la última prueba. La joven "Webis" acude al taller de sastrería llena de ilusión y alegría. Le esperan su padre, el sastre de sastres, el sastre de taller, los ayudantes y los curiosos. Le ponen el traje, se lo ajustan se lo abrochan y el sastre de taller le da los últimos toques. Le ponen sus zapatos y complementos, y como colofón su ramos de flores blancas como la nieve y hojas verdes, verdes como la albahaca, verdes como el pino verde, al verde, verde limón. Y todos sonrientes a su alrededor saboreando la satisfacción de verla tan guapa y mujer.

Webis, contenta feliz y algo preocupada por su futuro, aunque es muy consciente, que este no nos pertenece sino a Él, y que solo debemos someternos al Todo poderoso y confiar en su Sustento y Auxilio. Por eso no debía sentir inquietud por el futuro sino agradecimiento por el presente.

Pero en esto que Webis se queda quieta, la mirada ausente y la pregunta en la intimidad de su alma. Se dirige a los presentes y dice: "por Allâh que soy una adolescente pero musulmana creyente, que cumple con los cinco pilares de la religión, Islam, y, como signo de identidad religiosa, quiero completar mi vestimenta cubriendo mi cabeza con un hiyab. Un tejido de seda verde esperanza con los mas Bellos Nómbres de Allâh en negro con la grafía en árabe".

Todos los presentes en silencio se miraron y exclamaron al unisono: ¡SubhanaAllâh!.

¡Feliz cumpleaños "Webis", y que cumplas muchos más¡. Inshaallâh.

Anuncios
Relacionados

Islam y ayuda humanitaria

Artículos - 16/09/2006

10 años de Webislam desde tierras indígenas

Artículos - 28/10/2007

Webislam, un modelo de práctica intercultural en Internet

Artículos - 31/10/2007



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/32432-webislam_una_zagala_que_deja_su_infancia.html