webislam

Miercoles 11 Diciembre 2019 | Al-Arbia 13 Rabi al-Zani 1441
1605 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=8422

Ramadán, el mes del Corán

27/09/2007 - Autor: Asociación Islámica BADR
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Un Corán yemení
Un Corán yemení
Ramadán es el mes del Corán, es el mes en que fue revelado el Libro Sagrado, es el momento en que se manifestó el Islam, y por eso durante este mes todo es más intenso, el Islam se hace omnipresente, se materializa... El Corán enseña que lo más importante en las ‘Ibâdas –en las prácticas islámicas– es el Dzikrullâh, el Recuerdo de Allah: wa la-dzikru llâhi ákbar, “el Recuerdo de Allah es lo más grande...”, y el ayuno de Ramadán es una ‘Ibâda que dura sin interrupción un mes, y de ahí su intensidad, su fuerza, y el por qué los musulmanes estiman tanto este mes y son pocos los que no cumplan con sus exigencias mínimas.

A lo largo de este mes nuestra sensibilidad se acrecienta, y es algo fácil de notar: estamos más excitables, para bien y para mal, y eso es bueno. Nos conocemos mejor durante este mes que es Karîm, que es Noble y Generoso, porque es un tiempo de la verdad, de lo auténtico. Debemos prestarnos atención durante este mes en el que todo es revelado y nosotros nos revelamos a nosotros mismos. Por eso decimos que Ramadán es generosidad, porque todo se nos da, todo se nos ofrece, y nuestro carácter más recóndito se nos muestra, se nos entrega, nos presenta la oportunidad para descubrirnos. Ramadán es una ocasión única: al mostrarnos nuestras aristas nos permite limar nuestras asperezas. Realmente, aprovecha su ayuno aquél que sale de Ramadán con una idea más clara de lo que él mismo es y de lo que debe hacer para mejorar como ser humano.

Ramadán es un obsequio. Ciertamente, es duro. Durante él nos privamos de cosas que nos apetecen y nos abstenemos de cosas a las que estamos acostumbrados, y siempre es pesado romper con la rutina. Y, además, Ramadán fatiga al cuerpo: éste se cansa pronto, se vuelve perezoso cuando no se le da lo que quiere. Pero a cambio de esa debilidad momentánea, a pesar de esa fatiga física, el ayuno de Ramadán comunica fuerza. Es como el ejercicio que agota pero fortalece, nos cansa pero a la vez comunica vigor y energía al cuerpo. Ramadán es un obsequio porque nos da mucho más de lo que nos quita. Privando al cuerpo del alimento que lo fortalece, simultáneamente le está comunicando una fuerza más poderosa, porque alimenta la voluntad. Y la eficacia de esto la advertimos cuando recordamos que cientos de millones de personas ayunan con nosotros, sea cual sea su condición, y superan las dificultades porque en ellos hay algo poderoso.

Esto último es algo muy importante que nos enseña Ramadán y que después, lamentablemente, olvidamos pronto. Lo que nos hace superar las dificultades que nos plantea Ramadán, esa voluntad poderosa que nos empuja y nos permite afrontar privaciones con tal de cumplir con algo como Ramadán, esa voluntad es capaz de trastocarlo todo. Tenemos en nosotros el germen de lo que podría trasformar nuestra realidad y conducirnos adonde queramos. Si somos capaces de superar el ayuno, podemos, sin duda, alcanzar las metas que nos propongamos. Y esta es la gran enseñanza que debemos extraer del esfuerzo que estamos haciendo ahora para cumplir con rigor las duras exigencias de este mes que es extraordinariamente generoso porque nos está regalando la posibilidad de algo infinitamente mejor siempre, de crecer hasta donde podamos, sin que nada nos detenga. Los que creen y tranquilizan sus corazones por medio del recuerdo de Allah.¿Pues no es acaso con el recuerdo de Allah con lo que se tranquilizan los corazones? (Sura del Trueno –Al-Ra’d –, aleya 28)
Anuncios
Relacionados

Ramadán mes de Taqwa

Artículos - 28/09/2006

Ramadán, mes del Corán (2)

Artículos - 28/09/2007

El mes de Ramadan y la perfección del Islam

Artículos - 02/10/2007


1 Comentarios

Remedios Sánchez dijo el 01/07/2014 a las 19:56h:

necesito saber, porque voy a convertirme y estoy haciendo Ramadan como hacer para poder alimentarme, porque estoy opositando , tengo mucho que estudiar y me siento muy débil. Afecta a mi rendimiento académico más de lo que creía. Gracias


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/32225-ramadan_el_mes_del_coran.html