webislam

Sabado 16 Noviembre 2019 | As-Sabat 18 Rabi al-Auwal 1441
1607 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=8322

¿Por que Yasin?

13/09/2007 - Autor: Yasin Rovira - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Yasin Rovira (Foto de Bruno Rascao)
Yasin Rovira (Foto de Bruno Rascao)

Muchos amigos me preguntan, el motivo de un cambio de nombre, pero en realidad no es un cambio de nombre, sino algo más profundo, le llamaría un cambio de sentir.

Mi verdadero nombre siempre será el mismo, y nunca dejara de serlo, ya que fueron mis padres con todo su cariño y dedicación que decidieron ponérmelo ya hace 25 años, y es ése mi nombre.

Los primeros meses de musulmán decía que no necesitaba tener otro nombre, ya que ya tenía uno, cosa elemental donde las haya. Pero conforme mi conocimiento, y mi alma crecían alrededor de la voluntad de Allah, mis experiencias y mi amor hacia el Misericordioso, me guiaban hacia un nuevo camino en el que el Islam formaría parte de todos los aspectos de mi vida, y el hecho de utilizar un nombre musulmán implica volver a la esencia misma de la vida, volverse hacia el Creador, mostrando mi sumisión a Su voluntad, ya que de Él depende mi vida.

Una curiosidad en todos los musulmanes conversos o que han vuelto al Islam, después de ser bautizados como en mi caso, es que todos hemos tenido ciertas ‘señales’ por decirlo de alguna manera, que han ido forjando nuestra vida y nuestro cada vez mayor amor hacia Allah. Hablo de aspectos como el perder un tren, el hablar con una persona que ni nos hubiéramos imaginado hablar, hablo de escoger una dirección adecuada, hablo de un sueño, de un gesto, de una persona, de un pensamiento, de la contestación a una súplica, y de cientos de aspectos que de bien seguro que no han pasado desapercibidos por muchos de nosotros, pero que en realidad si que pasan desapercibidos a diario por aquellos que no confían en Dios.

El ejemplo está en la misma Sura Ya Sin: “Se ha cumplido la sentencia contra la mayoría: no creen. Les hemos puesto al cuello argollas, hasta la barbilla, de tal modo que no pueden mover la cabeza. Les hemos puesto una barrera por delante y otra por detrás, cubriéndoles de tal modo que no pueden ver. Les da lo mismo que les adviertas o no: no creerán.” Ya Sin, 7.

Los que no creen, son como si fueran amarrados con cadenas alrededor del cuello. No pueden ver ni al lado derecho ni al izquierdo. Sólo pueden ver hacia la dirección de los deseos, que los controlan dejando sus mentes vacías de Vida. Este es el significado de las argollas de la esclavitud, pues los esclavos sólo ven lo que se les enseña, no tienen libertad para observar a su alrededor y decidir.

Los esclavos de los deseos, son controlados hacia la incredulidad, por eso no ven nada y no se dan cuenta que estos aspectos que adoran no les dejan ver la felicidad que está en el seguimiento de la Verdad y en alejarse de la mentira, la soberbia y el egoísmo.

En mi caso, igual que al de muchos conversos, llega un momento en que sólo la palabra ‘Al hamdu lilah’ y ‘Shukru lilah’ están en nuestros corazones, y es en ese momento en que uno tiene la necesidad de darlo todo, y en este acto de ofrenda, que mejor que dar las gracias a Dios por la vida entregada que ofrecerle un nombre.

Ante esta situación pensé ¿Y que nombre? ¡Hay muchísimos!

Sólo hacerme esta pregunta, Al hamdu lilah, todo giró hacia un mismo sentido. Al día siguiente al coger el Corán y abrirlo de forma aleatoria me encontraba con lo siguiente: Ya Sin Por el sabio Corán, que tú eres (Muhammad), ciertamente, uno de los enviados, y estás en una vía recta, como Revelación del Poderoso, del Misericordioso”.

Esta Sura es especial, de una belleza increíble, y entonces recordé que Muhammad (sas) dijo: “Toda cosa tiene corazón, y el corazón del Corán es Ya Sín”.

No le di la mayor importancia y seguí leyendo por un rato, hasta que decidí ir a preparar la cena. Después de cenar tranquilamente me senté en el sofá encendí el televisor y quedó sintonizado el ultimo canal que había visto el día anterior, apareciendo en la pantalla la iniciación a la recitación de la Surat ‘Ya Sin’ recitada en árabe y traducida simultáneamente por varios idiomas.

Fue en ese momento, cuando me di cuenta que cuándo uno busca una respuesta por parte de Allah, sólo tiene que esperar a que sea dada. Comprendí que Yasin, era mi nombre, y que el Islam era así de sencillo.

Al igual que en mi comentario anterior, lo que para muchos es casualidad, para los musulmanes son signos, señales, o como se les quiera decir, ya que la casualidad de una forma continuada en varios aspectos de la vida cotidiana sólo se entiende si tu vida está guiada por el más Misericordioso y tienes la libertad de girar la cabeza a derecha, izquierda, arriba y abajo.

As Salamu alaikum wa rahmatullah

yasin.rovira@gmail.com

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/32135-por_que_yasin.html