webislam

Viernes 20 Septiembre 2019 | Al-Yuma 20 Muharram 1441
973 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=8257

Otra provocación estadounidense contra Irán: Washington designa a los Guardias de la Revolución como grupo terrorista

06/09/2007 - Autor: Yusuf Fernández - Fuente: www.revistaamanecer.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Miembros de los Guardias de la Revolución
Miembros de los Guardias de la Revolución
En la primera semana de agosto, altos representantes de la Administración de George W. Bush manifestaron a los medios de comunicación estadounidenses que estaban a punto de declarar a los Guardias de la Revolución, el cuerpo de élite más especializado y más numeroso de las fuerzas armadas iraníes, como “un grupo terrorista”, en base a la Orden Ejecutiva 13224. Ésta sería la primera vez que el ejército de un país soberano es puesto en la “lista de terroristas” de una administración norteamericana.

Esta decisión enormemente provocativa de la Administración Bush no sólo prepara el terreno para una creciente presión económica sobre Teherán, sino que también tiene el potencial de convertirse en un “casus belli” que sirva para desencadenar una acción militar estadounidense contra Irán. También forma parte de una serie de intentos de Washington de incrementar la tensión con Irán en los últimos años. Recientemente, ABC News informó de que Bush había autorizado a la CIA para que llevara a cabo acciones encubiertas dirigidas a desestabilizar a Irán. Éstas incluyen el apoyo a grupos terroristas kurdos, baluchis y árabes que luchan contra el gobierno iraní.

En los últimos meses, la Administración Bush ha estado buscando de manera creciente una excusa para sus fracasos militares en Iraq y Afganistán. El pretexto para la última acción contra Irán es la afirmación estadounidense no probada de que los iraníes están ayudando a la resistencia en Iraq y Afganistán. Sin embargo, incluso dos títeres de EEUU, el primer ministro iraquí Nuri al Maliki y el presidente afgano Hamid Karzai, han declarado que Irán está jugando un papel positivo en la región. De este modo, puede afirmarse que la propaganda norteamericana contra Irán guarda una clara semejanza con las mentiras utilizadas por la Administración Bush para justificar la ilegal invasión de Iraq en 2003.

En realidad, EEUU considera a Irán, y en un menor extremo a Siria, obstáculos para sus grandes designios en la región. No deja de ser una gran hipocresía que los belicistas de la Administración Bush califiquen de “terrorista” a una gran sección del ejército iraní y la acusen de “inmiscuirse” en Iraq y Afganistán, dos naciones ocupadas ilegalmente por fuerzas norteamericanas, que han matado a centenares de miles de iraquíes y afganos, obligado a millones a huir de sus hogares y destruido su infraestructura física, social y cultural. Decenas de miles de iraquíes han sido detenidos indefinidamente sin cargos y torturados.

Establecido en 1979, el cuerpo de los Guardias de la Revolución, que cuenta con unos 125.000 efectivos, constituye la élite militar que defiende los valores de la Revolución Islámica. Los Guardias de la Revolución constituyen la principal sección del ejército iraní. El cuerpo posee su propia fuerza aérea, su marina, sus fuerzas terrestres y sus unidades especiales. Todos ellos jugaron un papel heroico durante la guerra de ocho años con Iraq, que se produjo casi inmediatamente después de la Revolución de 1979. El presidente Mahmud Ahmadineyad, un antiguo oficial de los Guardias, ha promovido a varios antiguos miembros del cuerpo a puestos de relevancia desde que tomó posesión de su cargo en 2005.

Esta última acción norteamericana está también dirigida a reforzar las sanciones financieras contra Irán. El Ejército iraní, al igual que sus homólogos chino o cubano, está facultado para poseer sus propias empresas y negocios. El Cuerpo de los Guardias de la Revolución posee una enorme participación financiera en el metro de Teherán. El Aeropuerto Internacional Jomeini de la capital iraní fue también construido por miembros del mismo. Sin embargo, es poco probable que la decisión estadounidense tenga un fuerte impacto en las transacciones económicas de los Guardias.

Diversos medios y políticos estadounidenses han ridiculizado los planes del gobierno de Bush para poner a los Guardias de la Revolución en la lista negra de los grupos terroristas. El New York Times calificó de torpe esta decisión. “Se trata de otra distracción en un momento en el que lo que la Administración Bush debe hacer es abrir un proceso de negociaciones amplias con Teherán, respaldado por una creciente presión económica internacional.” El influyente diario señaló que esta acción sólo buscaba apaciguar a los halcones de la administración, liderados por el vicepresidente Dick Cheney, que ha estado buscando una guerra con Irán. El Times añadió que las sanciones económicas estadounidenses que la designación como “terrorista” del cuerpo llevaría aparejadas causarán un escaso daño a un país que mantiene pocos tratos comerciales directos con EEUU. “Esto sugiere que el destinatario real de la medida del Departamento de Estado no es Teherán, sino los halcones de la administración, que están obsesionados con Irán y están presionando en favor de ataques militares, y los aliados europeos, que se muestran en contra de un conflicto y que han resistido los llamamientos en favor de la aprobación de sanciones económicas multilaterales.” EEUU espera evidentemente que su postura de extrema dureza sirva para convencer al Consejo de Seguridad de la ONU para que apruebe sanciones draconianas en contra de Irán. Sin embargo, Rusia y China han rechazado la imposición de medidas más duras hasta ahora.

Los aliados más cercanos a EEUU han mostrado, por su parte, su inquietud por las últimas medidas. Varios líderes de estados europeos y de Oriente Medio han señalado que los nuevos pasos adoptados por la Administración Bush incrementarán las tensiones en la región aún más y destruirán los esfuerzos diplomáticos que se hallan en curso. Ellos creen que la designación de uno de los pilares de la Revolución Islámica de Irán como “organización terrorista” sólo servirá para aumentar las posibilidades de que se produzca un estallido bélico.

El candidato presidencial demócrata Dennos Kucini fue igualmente crítico con la decisión. “Esto no es nada más que un intento de engañar a los norteamericanos para meterlos en otra guerra, esta vez con Irán,” señaló. “Esta designación sentará las bases para que se produzca un mayor caos en la región y dañará nuestros esfuerzos diplomáticos.” Kucinich considera que la calificación de los Guardias de la Revolución como una “organización terrorista” servirá tan sólo para convencer a los líderes iraníes de que “no tiene sentido enfrascarse en negociaciones diplomáticas con EEUU si nuestras acciones apuntan directamente a un cambio de régimen.”

Los demócratas señalaron que las políticas de Bush son las responsables del incremento del extremismo en la región, señaló la Agencia France Presse (AFP). “Ha sido su errónea política y su guerra mal dirigida los que han alimentado en realidad a los extremistas en Iraq, Afganistán y otros países,” señaló el senador Joseph Biden, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado. El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, acusó a Bush de promover una estrategia condenada al fracaso. “La mayoría de los norteamericanos y una mayoría de legisladores de los dos partidos en el Congreso creen que esta estrategia no responde a nuestros intereses nacionales y que el tiempo para un gran cambio ha llegado.”

Los informes de que la Administración Bush podría designar a los Guardias de la Revolución como una organización terrorista han generado una enorme condena en Irán. Los propios Guardianes rechazaron con desdén estas “amenazas superficiales”. “Aquellos que están sumergidos en el materialismo no pueden comprender la profundidad del poder espiritual y la voluntad de hierro de los Guardianes de la Revolución,” señaló una fuente de los mismos citada por la agencia oficial de noticias IRNA. La declaración añadió que los Guardias “incrementarán su fuerza a pesar de los esfuerzos norteamericanos para aislarlos.”

Un importante clérigo iraní, Ahmad Jatami, señaló que los planes estadounidenses significaban “una invitación a la guerra.” Jatami, que pertenece a la influyente Asamblea de Expertos, advirtió a la administración estadounidense que, si persiste en su política antiiraní, “se meterá en una ciénaga de la que no podrá salir.” “Los norteamericanos deben saber que en este campo, como ocurre con el tema de la energía nuclear, tendrán que hacer frente a toda la nación iraní,” manifestó Jatami a los fieles en las Oraciones del viernes en Teherán.

“Los norteamericanos quieren ocultar su propio fracaso en Iraq con este tipo de acusaciones,” señaló Akbar Alami, un miembro reformista del Parlamento. Un antiguo viceministro de Defensa, Alireza Akbari, advirtió, por su parte, que esta medida podría causar una inestabilidad en la región. “Si ellos presionan al aparato de seguridad de un país, deben esperar reacciones similares,” indicó. Muchos analistas han señalado que la idea de designar a una parte del ejército nacional iraní como “grupo terrorista” destruirá además cualquier esperanza de cooperación entre EEUU e Irán en lo que se refiere al tema de la seguridad en Iraq
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/32081-otra_provocacion_estadounidense_contra_iran_washington_designa_a_los_guardias_de.html