webislam

Viernes 6 Diciembre 2019 | Al-Yuma 08 Rabi al-Zani 1441
651 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=8024

El genocidio de los musulmanes en Birmania

04/08/2007 - Autor: Redacción Webislam
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Niños brimanos en una escuela destruída
Niños brimanos en una escuela destruída
La situación de las minorías religiosas en Myanmar (también conocido como Birmania) es especialmente grave, debido a la total implicación del Estado en la discriminación y la violencia anti-cristiana y anti-musulmana.

Desde el golpe de Estado de 1988 la situación de los derechos humanos es crítica. Las organizaciones pro-derechos humanos denuncian la práctica habitual de asesinatos extrajudiciales, la tortura, las relocaciones forzadas de poblaciones enteras, la confiscación de tierras, la destrucción de viviendas, los trabajos forzados, el tráfico de seres humanos y la persecución de toda oposición a la Junta Militar gobernante. Las comunidades musulmanas y cristianas han sufrido todos estos abusos, además de otros específicamente anti-religiosos. El Estado considera la etnia birmana y la religión budista como elementos vertebradores de la identidad nacional. Existe un importante debate internacional sobre la definición o no de la situación de determinados grupos étnicos y minorías religiosas como un genocidio.

i. Las minorías religiosas (principalmente musulmanes y cristianos) se enfrenten a graves dificultades a la hora de practicar su religión. La adscripción religiosa de los ciudadanos figura en la carta oficial de identidad, que éstos están obligados a llevar permanentemente. 

ii. La literatura racista y difamatoria contra el cristianismo y el Islam es distribuida ampliamente desde algunos monasterios budistas. La presencia de musulmanes es presentada reiteradamente como una amenaza para la supremacía del budismo y de la raza birmana. 

iii. En los últimos años han sido documentados casos de asesinatos de líderes religiosos, confiscación de escuelas y destrucción de templos. Estos crímenes son tolerados e incluso realizados por el propio Ejército. 

iv. Existe la censura y restricciones a la edición o entrada en el país de literatura religiosa no budista. Está prohibida la traducción de la Biblia a las lenguas locales. 

v. Resulta muy difícil conseguir permisos para realizar la peregrinación a Meka. 

vi. Existen zonas donde se prohíbe la construcción de mezquitas, e incluso se deniega el permiso de a reparar las mezquitas existentes. En algunas zonas, los musulmanes son forzados a pagar impuestos especiales, que son destinados a la construcción de pagodas budistas. En ocasiones, éstas son levantadas mediante el trabajo forzado de los propios musulmanes, al lado de las mezquitas en estado ruinoso, y eso en poblaciones sin apenas presencia de población budista. 

vii.Desde 1983 algunos pueblos han sido declarados como “zonas libres de musulmanes”, y en otros se ha prohibido la ubicación de nuevos residentes musulmanes. 

viii. Al margen de la política del Estado, se repiten los pogromos anti-musulmanes, en ocasiones liderados por monjes budistas. El 2001 en Taungoo, cerca de 20 musulmanes que rezaban en la mezquita de Ha Tha fueron asesinados. La mezquita fue demolida a petición de monjes budistas locales, en retaliación por la destrucción de los Budas de Bamiyan, en el Afganistán de los talibanes. En casos como éeste, los musulmanes denuncian la pasividad del ejército, que solo irrumpe tras dos o tres días de violencia.

ix. La situación se agrava en los distritos de Shan y de Arakan, donde viven importantes minorías musulmanas. Los musulmanes de etnia Rohingya, en el distrito de Arakan, no comparten los dos elementos principales de la ideología del Estado: la religión budista y la etnia birmana. El Estado les niega la ciudadanía, lo cual implica restricciones a la libertad de movimiento, la prohibición de realizar determinadas actividades económicas, y la denegación del acceso a servicios públicos básicos, incluidos sanitarios y educativos. El ejército ha realizado confiscaciones masivas de tierras, quemas de pueblos, destrucción de mezquitas, relocacioneubicaciones forzadas de poblaciones y violaciones sistemáticas. Existen sectores de la población sometidos a trabajos forzados en granjas del Estado, bajo la custodia del Ejército. Estas prácticas han provocado el éxodo de miles de personas, 250.000 de los cuales malviven en campos de refugiados en las frontera con Bangla Desh, mientras unos 110.000 lo hacen en la frontera con Tailandia.

Cabe añadir que existe una importante oposición al régimen. Aung San Suu Kyu, la líder de la oposición, es confesadamente budista, y permanece después de muchos años en arresto domicialiario, de lo cual podemos inducir discriminaciones intrarreligiosas hacia budistas disidentes.

Para ampliar la información:

Karen Human Rights Group
http://www.khrg.org/index.php   

Myanmar’s Muslims. The Oppressed of the Oppressed
Por Rianne ten Veen
Islamic Human Rights Commission
http://www.ihrc.org.uk/file/05OCTMyanmarPRoof.pdf  
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31870-el_genocidio_de_los_musulmanes_en_birmania.html