webislam

Sabado 30 Mayo 2020 | As-Sabat 07 Shawwal 1441
7377 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7955

Dubai, un oasis en Medio Oriente

26/07/2007 - Autor: eltiempo.com - Fuente: eltiempo.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Proyecto de construcción de las Torres Mahara
Proyecto de construcción de las Torres Mahara

Hace 35 años era un desierto. Hoy se construye un archipiélago de 300 islas artificiales. Dubai es la nueva cara del lujo en el Golfo Pérsico.

"Welcome to the future", dice un cartel rojo gigante. Suena a videojuego, a película de ciencia ficción. Pero esto es en serio. Sin más que ese eslogan de resonancia fantástica, Dubai da la bienvenida en el aeropuerto.

Muy simple, la frase predispone un ánimo con el cual observar la ciudad. La primera señal de que hasta el más sutil detalle para guiar la mirada del turista ha sido pensado.

Dubai está de moda como destino turístico en Europa y en el 2006 recibió más de seis millones de visitantes. La comparan con Disney, Miami o Las Vegas, pero huele a cierto desdén esa mirada occidental. Mejor es la versión de un Medio Oriente light, como comentaba una nota reciente en The New York Times: menos complicado, ocupado y nervioso que otros destinos de la región.

Por un lado, Dubai es brillo y desborde: cientos de hoteles lujosos, más de 40 centros comerciales de primer nivel, cerca de 600 rascacielos y proyectos inmobiliarios de cifras inimaginables.

Acá se organizan espectaculares convenciones y conferencias de multinacionales y está en marcha un centro financiero que pretende ser de clase mundial. Es una ciudad moderna y sofisticada, con buenos servicios, infraestructura tecnológica y una población cosmopolita.

Hace 35 años todo esto era puro desierto. Dubai es hoy pasarela de rusos, alemanes, italianos, ingleses, árabes y australianos, aunque es el dinero, sobre todo, el que no para de circular.

Pero detrás del brillo también se advierte la sombra. Miles de grúas funcionan a toda hora; operarios paquistaníes e indios trabajan de sol a sombra, y el tránsito exaspera.

En la costa sur del Golfo Pérsico, Dubai es una de las siete ciudades-estado que componen los Emiratos Árabes Unidos. Hasta 1971 fueron un protectorado del Reino Unido. Cada uno está gobernado por un emir o sheik, con los poderes de una monarquía absoluta, y tiene sus propias leyes.

Dubai fue un pueblito de pescadores construido alrededor de un puerto por el que pasaban las rutas comerciales y donde se dedicaron a la extracción de perlas del mar. El petróleo permitió gran parte del auge actual, pero no lo explica del todo. Tiene una producción limitada que se prevé que se terminará en la próxima década. Por eso, hace unos años el gobierno decidió diversificar su economía y la orientó hacia los servicios y el turismo. Hoy, solo el 5 por ciento de los ingresos proviene del petróleo.

Un recorrido en carro por las arterias principales deja a cualquiera con la boca abierta. Un rascacielos tras otro, con vidrios espejados, formas insólitas o detalles llamativos compiten por ganar la atención.

Los hoteles son en su mayoría cinco estrellas. Si uno no se puede alojar, al menos vale la pena contemplarlos. Tienen los pisos brillosos, floreros con rosas holandesas, lobbies donde se mezclan los trajes Versace con las túnicas impecables de los musulmanes.

Los baños huelen a durazno o lavanda, y para secarse hay toallas individuales, ¡pero de las de verdad!

La parte moderna incluye cosas alucinantes, como un centro comercial con pista de esquí. Sin embargo, lo más interesante es la mezcla multicultural. Las mujeres árabes se pasean con sus túnicas negras (abayas) y con la shiela que cubre su pelo. Algunas van con la cara tapada y otras, descubierta, pero casi ninguna -al menos en estos malls de alto vuelo- se pierde de lucir su gigante cartera Gucci o Louis Vuitton. También llevan anteojos de marca, a manera de bandana, sobre el velo y se las ve llenas de anillos, pulseras y relojes que se adivinan costosos. Son pequeños espacios para dejar en claro su estatus social.

No es raro ver a un niño de jeans y gorra Nike que extiende la mano a un padre con turbante o a una mujer que cubre su cabeza con velo, pero luce un Levis ajustado. De vuelta al aire libre, los costados de muchas avenidas están adornados por filas larguísimas de flores fucsia. Los mendigos están prohibidos y se multa por tirar basura y hasta por tener el auto sucio. En Dubai hay que brillar...

Por el camino, algún Ferrari distrae la vista y se hacen patentes cientos de mamelucos azules y cascos amarillos que no paran de trabajar, pues en Dubai se construye las 24 horas.

La parte vieja de la ciudad es un respiro después de tanta modernidad. La vista descansa en la belleza de lo sencillo, de las grietas y de los matices que muestran una vida cotidiana en crudo, sin editar.

Se ven los clásicos buses, llenos de turistas mientras se escucha de fondo el rezo en las mezquitas y se huele el incienso, que se cuela por todas partes.

Es bastante raro escuchar quejas en Dubai. Entre la gente reinan un ánimo optimista y un espíritu emprendedor. Es un sitio amigable para el extranjero y las cuestiones religiosas no generan tensión.

Camino al aeropuerto, escenas mil veces repetidas se acercan de a una por el vidrio de la ventanilla. Unas musulmanas risueñas hablan por celular mientras abren la puerta de su 4x4. Más allá, un hombre vestido de Armani estrecha su mano con otro de túnica blanca en un intercambio de gestos de satisfacción.

Otros tantos se ponen en público sus zapatos y de a montones se los ve salir cantando de la mezquita. Un Mercedes pasa al lado y el vidrio de atrás muestra una cabeza blanca que se deja acariciar por otra de rostro muy joven y extremadamente maquillado. A pocas cuadras, un obrero se sienta en la vereda. Parece exhausto y se seca con el brazo el sudor de la frente. Todo eso es Dubai.

Anuncios
Relacionados

Síria, el oasis exhausto

Vídeos - 27/11/2008

El corazón de acero

Artículos - 14/07/2007

Microsoft cree que Egipto puede ser la India de Oriente Medio

Artículos - 03/09/2007



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31808-dubai_un_oasis_en_medio_oriente.html