webislam

Jueves 21 Septiembre 2017 | Al-Jamis 29 Dhul-Hiyyah 1438
3395 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7810

El interés de los bancos

08/07/2007 - Autor: Jorge Planelló - Fuente: Revista Fusión
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Los bancos imponen intereses siempre que hacen de intermediarios
Los bancos imponen intereses siempre que hacen de intermediarios

Es conocida la expresión de que los bancos te dan el paragüas cuando no llueve y cuando llueve te lo quitan. Hasta tal punto llega nuestra dependencia que sin ellos sería impensable realizar actividades tan cotidianas como pagar los recibos de la luz y del agua o cobrar el sueldo.

Esta relación altera la esencia de un servicio, que se basa en un intercambio equitativo, y lo convierte en servidumbre al despertar en la sociedad necesidades superfluas. No contentos con invertir el dinero que sus clientes les han confiado, los bancos imponen intereses siempre que hacen de intermediarios, como al sacar dinero de un cajero o al recibir la correspondencia.

La realidad demuestra que es posible tener una motivación que no se rija sólo por la ley del máximo beneficio. Por esta razón se le concedió el Premio Nobel a Yunus, el fundador del banco de los pobres, que presta dinero sin interés con el fin de ayudar a sus clientes a emprender pequeñas iniciativas para escapar de la pobreza.

En un intento por recuperar el prestigio perdido, los bancos han creado fundaciones para promover el desarrollo social, sin comprender que la solidaridad no es cuestión de imagen, sino un compromiso que comienza a la vuelta de la esquina con mejores condiciones laborales para los empleados. Por eso, a menudo sus acciones contradicen las buenas palabras, como en el caso de la oferta pública de adquisición de acciones sobre una entidad holandesa, formulada por el Banco de Santander, el Royal Bank of Scotland y Fortis. De hacerse efectiva, diez mil personas se quedarían sin puesto de trabajo, a pesar de los millonarios beneficios de los bancos y de que tengan más poder que nunca para absorber a otros grupos.

Los bancos han creado fundaciones para promover el desarrollo social, sin comprender que la solidaridad no es sólo cuestión de imagen

Esta falta de coherencia también se da en otros sectores. Fue noticia el caso de las petroleras que contabilizaban reservas ajenas o que presionaron contra las medidas del gobierno boliviano para aliviar la pobreza del país, a la vez que promovían programas de desarrollo en América Latina.

La influencia tanto de las entidades financieras como de las multinacionales energéticas es significativa. Una veintena de las cien mayores corporaciones del mundo se dedican a estos sectores. No es de extrañar que vayan a la caza de consejeros que les permitan ampliar sus negocios y beneficios. Es el caso del ex presidente del gobierno español, José María Aznar, quien ha fichado por una compañía de inversiones que opera desde paraísos fiscales y que niega buscar el tráfico de influencias. O también del ex canciller alemán Schröeder, quien poco después de dejar su puesto se incorporó como Presidente del Consejo de Vigilancia del consorcio Gazprom. Por la regla del cuanto más mejor, han preferido ser consejeros de multinacionales antes que utilizar su experiencia acumulada para mejorar la situación de sus países. Lo irónico es que Aznar, por ejemplo, disfruta como ex presidente de un gran sueldo y de otros beneficios con cargo a los presupuestos del Estado. Otra actitud ha tenido Ricardo Lagos, ex Presidente de Chile, que ahora es el representante del secretario general de la ONU para políticas de cambio climático.

El riesgo para el desarrollo es patente si los bancos siguen guiados por el objetivo del máximo beneficio. En actividades tan importantes como el envío de remesas la presencia bancaria es mínima, de ahí que de momento se pueda hacer con agilidad y tarifas más baratas a través de empresas especializadas. Diversos informes revelan la importancia de las remesas, que en el mundo superan los 170.000 millones anuales, así como su mayor eficacia de cara al desarrollo respecto a las ayudas a países empobrecidos. Pero, como pronostica el periodista español Joaquín Estefanía, la batalla por el control de este mercado no ha hecho más que empezar.

Karl Marx analizó el interés desde una perspectiva económica, pero ignoró que hay personas que emprenden iniciativas con diversas motivaciones. Hay otros modelos más allá del banco de los pobres. También las organizaciones de la sociedad civil se mueven por un interés, aunque alejado del ánimo de lucro, sin renunciar al éxito y a su estabilidad.

Jorge Planelló es priodista del Centro de Colaboraciones Solidarias.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31677-el_interes_de_los_bancos.html