webislam

Martes 17 Septiembre 2019 | Az-Zulaza 17 Muharram 1441
828 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7751

Casablanca, donde nunca es tarde

29/06/2007 - Autor: Susana Cachaldora - Fuente: diariometro.es
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El escritor holandés Cees Nooteboom escribió hace casi tres años que “hay que saber pasar desapercibido para, así, integrarse en el todo, y eso es tan indicado al hablar de una isla del Pacífico como al hacerlo de Los Ángeles o de Nueva York”. Y concluye: “Tal vez ése sea, en realidad, el objetivo secreto de todo viaje: desaparecer entre los demás”. En Casablanca, intentar pasar desapercibido es casi misión imposible ante los ojos curiosos de sus habitantes. En la capital económica de Marruecos, las grandes avenidas, apenas salpicadas por muy contadas muestras de arquitectura innovadora, conviven con estrechas calles, auténticas cicatrices de una ciudad construida, destruida y reconstruida a lo largo de su Historia.

El ritmo imparable de la Medina Antigua después de las ocho de la tarde invita a perderte por sus laberínticas calles, entre puestos de frutas, verduras y dulces, sin más pretensión que la de dejarse llevar por el bullicio de una ciudad que parece dinamizarse bajo el influjo de la Luna. La gran explanada sobre la que se levanta la mezquita de Hassan II, construida en un ejercicio de auténtico orgullo arquitectónico para los marroquíes, es punto habitual de reunión durante el atardecer de un sábado. El particular encanto del barrio de Habous o el parque de la Liga Árabe lo son durante el día y, para los noctámbulos, el interminable bulevar de la Corniche...

Sin embargo, ese Magreb del futuro del que Casablanca es imagen quedó eclipsado por el encuentro casual –y por eso mágico– con Jacob, el dueño de una pequeña imprenta del número 160 del bulevar de Bordeaux. Nos abre su puerta y, entre decenas de cajones llenos de cientos de pequeñas letras de plomo que, con la paciencia de un artesano, un empleado se afana en ordenar, Jacob explica resignado que su imprenta ya sólo funciona para encargos muy puntuales: “En este mundo de ordenadores, no hay cabida para este negocio”. Pero, curiosamente, el reloj no da las demasiado tarde, porque ese instante desvela el verdadero secreto de un viaje: que es la diferencia la que alimenta la capacidad de sorprender y de ser sorprendido.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31620-casablanca_donde_nunca_es_tarde.html