webislam

Lunes 18 Noviembre 2019 | Al-Iznain 20 Rabi al-Auwal 1441
745 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7722

Ramin Jahanbegloo: la tinta de los sabios

26/06/2007 - Autor: Javier Valenzuela - Fuente: www.javiervalenzuela.es/blog
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La tinta de los sabios es más poderosa que la sangre de los mártires
La tinta de los sabios es más poderosa que la sangre de los mártires

Un dicho musulmán, que algunos atribuyen al mismísimo Mahoma, afirma que "la tinta de los sabios es más poderosa que la sangre de los mártires". Pues bien, el filósofo iraní Ramin Jahanbegloo, que, invitado por la Fundación Ortega y Gasset, presenta estos días en España su libro Elogio de la diversidad, es un sabio surgido del mundo islámico contemporáneo, por lo que El País y ABC han hecho muy bien al encontrarle un hueco en sus ediciones de hoy.

Tienen los medios de comunicación occidentales cierta tendencia a menospreciar con el silencio a los pensadores reformistas surgidos de Dar el Islam y a conceder, en cambio, un tratamiento de lujo a mediocridades intelectuales como la holandesa de origen somalí Ayaan Irsi Alí. La causa es obvia: a los medios les fastidia navegar contracorriente. Lo fácil (y lo comercial) es presentar como una heroína a una mujer como Ayaan Irsi Alí que confirma todos y cada uno de los estereotipos occidentales sobre el mundo islámico, incluidos disparates como que la ablación del clítoris forma parte del legado musulmán (no es así, esta aberración es propia de determinadas culturas africanas preislámicas). Por el contrario, darle voz a personajes del calado de Ramin no se traduce en un inmediato aumento del número de lectores, oyentes o espectadores.

Los reformistas, sin embargo, existen en el vasto y diverso universo musulmán. Su situación es difícil: sufren la persecución de sus regímenes y reciben poca o nula solidaridad de las democracias occidentales. Por citar un ejemplo relativamente conocido en España, ahí está la socióloga marroquí Fatima Mernissi, que efectúa una lectura progresista del Corán y de la vida de Mahoma, basada mucho más en su espíritu que en su literalidad. En el otro extremo de Dar el Islam, Ramin ha emergido en los últimos años como una interesante referencia intelectual. Buen conocedor tanto del pensamiento occidental (estudió en La Sorbona y en Harvard) como del pensamiento musulmán tradicional y contemporáneo de Irán y el subcontinente indio, Ramin afirma con rotundidad que entre uno y otro hay vínculos, lazos, nexos que deberíamos subrayar y potenciar (esto es lo que hace esa admirable excepción llamada Juan Goytisolo).

"Hay valores comunes entre los seres humanos que pertenecen a diferentes culturas", ha declarado el filósofo iraní a Cristina Galindo, de El País, En efecto, si se lee bien, no hay ninguna religión, cultura o civilización que merezca este nombre que no pretenda defender la vida, la dignidad y la igualdad de los seres humanos. Si se lee bien, he dicho; porque está claro que una lectura integrista, una lectura ceñida a textos y hechos que corresponden a un determinado lugar y momento histórico, puede alumbrar cualquier barrabasada, y ello tanto en el cristianismo como en el el judaísmo, el islam o el hinduismo.

Opuesto a la apocalíptica teoría de Samuel Huntington, simpatizante de la propuesta del presidente Zapatero sobre la Alianza de las Civilizaciones, admirador proclamado de personajes como Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela, Ramin señala que "la verdadera guerra de nuestro tiempo es la que se libra entre absolutistas y pluralistas". Y de unos y otros, cabe añadir, hay en todas partes.

Los absolutistas –de la nación española o de la nación vasca, del Vaticano o de la Sharía, de la política neocon o de la islamista... - son esos iluminados siempre dispuestos a librar una guerra de exterminio del contrario. Su verdad es única, eterna, universal, absoluta, incompatible con cualquier otra, totalitaria, dogmática.

En cuanto a los pluralistas, tienen algunas certezas sólidas y no pocas dudas; no le hacen ascos al diálogo y el pacto; prefieren la templanza al frío o el calor extremos; son pragmáticos; viven y dejan vivir; creen que la diversidad es justa y necesaria, pero que sólo es verdaderamente posible en democracia. A menudo tildados de cobardicas por los fanáticos de lo absoluto, los pluralistas están dispuestos a morir, si es menester, en defensa de su libertad y la de todos. O a vivir entre rejas, como Ramin Jahabengloo, al que los cerriles ayatolás de Teherán encarcelaron durante cuatro meses.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31599-ramin_jahanbegloo_la_tinta_de_los_sabios.html