webislam

Lunes 24 Febrero 2020 | Al-Iznain 29 Jumada al-Zani 1441
1193 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7596

Atención espiritual a los presos musulmanes

31/05/2007 - Autor: Carmen Peres Callejón - Fuente: Webislam
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Celda
Celda

El Diario local, IDEAL de Granada nos trae en grandes titulares esta noticia el 28 de mayo del 2007: “Ninguna mezquita se ha decidido aún a dar atención espiritual a los presos musulmanes”. Van a permitirme tanto Webislam como los lectores de esta página que les manifieste lo que me ha dado por pensar sobre esta noticia tan peculiar, a mi que no soy musulmana.

Parece ser que “a pesar de que el número de musulmanes encerrados en Albolote es relevante, ninguna de las mezquitas establecidas se han decidido aún a formalizar una petición oficial para prestar atención espiritual a estas personas.” ( IDEAL )

Albolote es la localidad granadina donde se encuentra la cárcel.

Y de inmediato pienso: Ni se les ocurra.

Y sigo pensando: Esta aparente dejadez de funciones espirituales por parte de las mezquitas granadinas, ¿ocurre sólo en Granada?

Y sigo pensando: ¿Y por qué le interesa tanto y ahora a este periódico la supuesta carencia espiritual de estos presos?

Y sigo imaginando: Que por la cárcel de Granada se ven transitar, sacerdotes católicos, mormones, evangelistas, del Palmar de Troya, luteranos, etc, pero no aparece ningún imán.

Debo aclarar que la noticia comenta que tampoco ven por ahí a rabinos judíos. Puede haber varias razones, que no hace al caso traer aquí.

Antes de seguir adelante, permítanme que me presente. Está en todo su derecho algún lector, o muchos lectores de plantearse la pregunta de si una persona que no es musulmana debe ponerse a dar opiniones sobre este asunto; poder, sí puedo. 

Perdón por hablar de mi. Soy Profesora de Religión por la Universidad católica de Lovaine (Bruselas). Título obtenido después de tres cursos de participación presencial y haber pasado exámenes públicos sobre las materias siguientes y otras muchas exigencias: Escritura Santa, liturgia, dogma, moral, historia de la Iglesia, historia de la espiritualidad, antropología cristiana, sicología religiosa general, pedagogía general, metodología de la enseñanza religiosa, legislación eclesiástica y civil concerniente a la enseñanza religiosa, y algunas otras materias, que por no aburrirlos no sigo enumerando. 

Estos estudios me permiten o me hubieran permitido ejercer dentro de los sistemas escolares europeos. No he ejercido nunca como profesora de religión. Estos estudios los emprendí solamente para enterarme.

En 2006 acabé un Curso en la UNED de Madrid, que me acredita como “Experta en Religión, Cultura y Civilización Islámica”. Aquí me he quedado corta en conocimientos de tan amplios estudios. Pero, sigo por mi cuenta, supongo que para satisfacción de mis queridos profesores, que han tenido la habilidad de abrirme a un mundo, que es otro mundo, el cual tanta falta me estaba haciendo para completar una visión más completa de la faceta antropológica del ser humano, como lo son las religiones. 

Se imponía este paréntesis para justificar, un tanto, mi intervención en este asunto. 

Partiendo de la formación elemental que me proporcionan los estudios anteriormente expuestos, me permito estimar que una asistencia espiritual a los presos musulmanes de Granada o de cualquier parte del mundo es una redundancia innecesaria. No lo requiere la estructura propia del Islam. 

La religión católica tiene una marcada estructura piramidal, en la que el individuo, el pueblo de Dios queda como plataforma, supeditada o dependiente de intermediarios ante Dios. De ministros, de ritos que él no puede arbitrar sino no está autorizada por la Iglesia para ello. Depende su salvación de sacramentos, que él no puede administrarse. Tiene que venir otro, preparado y legitimada por la Iglesia, después de largos estudios a administrárselos. 

Ni siquiera, hasta hace bien poco el católico podía leer la Biblia. Porque la interpretación, no de unos preceptos o leyes, sino de las simples narraciones bíblicas, pueden los católicos sacar interpretaciones acordes con sus dogmas. 

Hablo de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, porque es de la que tengo una somera formación. No sé que ocurre en el resto de Iglesias y religiones.

El Islam, siendo una religión, o mejor, no es una religión, según mis deducciones, sino una forma de vida acorde con las leyes estrictamente naturales, carece de dogmas. Su base, no es dogmática. Confesar que existe un Único Ser Supremo, no es un dogma. Es lo mínimo, es lo más elemental que puede concebir y expresar la más simple de las criatura, sumergida en un Cosmos infinito, cuyo ordenamiento se nos escapa. Lo demás, son invenciones o elucubraciones de mentes dadas a pensar demasiado, llegando a rebasar los límites de lo razonable, que puedes aceptar o no. Para cuya aceptación forzosa son necesarios los dogmas. Y cuanto más aberrante es la cosa, más dogma se vuelve.

El Islam carece de intermediarios entre el Ser Supremo y su conciencia. No tiene sacramentos de cuya administración depende que estés o no a bien con Dios. Ningún hombre puede perdonar a otro los errores cometidos, “en nombre de Dios”. Ni existe un pecado de origen, desde que naces. Dependiendo tu salvación de que estés bautizado. 

El Islam no tiene ritos. Tiene oraciones, que pueden hacerse en común o en privado. No tienen más que una gran cohesión que les da la lectura del Corán. Y así, podríamos seguir enumerando las esenciales y profundas diferencias entre ambas creencias.

En la cárcel, supongo, que cada musulmán puede orar, incluso dentro de su celda. No necesitan ni siquiera un imán que dirija sus oraciones. A parte de que cualquiera puede ejercer de dirigente de una oración en común. Porque sí tiene impuesta es la oración, como unión cotidiana con el Ser supremo. Tendrán su Corán, cada cual en su celda. Y no necesitan más para estar satisfechos espiritualmente.

Lo que sí, estimo yo, es que en la cárcel se les debería permitir encuentros entre ellos, para que oren juntos, para que hablen sobre las suras de su Corán, para que encuentren alivio y apoyo en sus malos ratos. Pero no necesitan un individuo extra, nombrado “oficialmente” para sus menesteres espirituales, a no ser se permita, de vez en cuando, como simple visita a algún destacado personaje, que venga a impartirles alguna charla, a la cual charla podrán asistir cualquier preso.

La noticia de prensa, que estamos comentando se completa con un suelto encabezado así: “Certificado de penales para oficiar”. 

Por razón de espacio no copio los requisitos legales que tiene arbitrados la Dirección General de Instituciones Penitenciarias , difundido entre las diferentes creencias donde se detallan estos requisitos. Supongo además que las mezquitas han recibido estas disposiciones legales. 

Lo que le extraña a la Dirección de la cárcel de Granada es que las mezquitas sean tan tibias a la hora de cumplir con la obligación de “oficiar”. No ven por allí imanes. 

Las mezquitas saben muy bien que no tiene nada que oficiar en una religión que es totalmente de estructura horizontal , que carece de intermediarios, de ritos y de sacramentos. Que cada musulmán se salva por si solo.

Esto ha sido una simple charla entre amigos. Quizá pueda servirnos para algo. Así lo espero. Para comprender lo poco que se conoce la estructura del Islam, incluso entre los que deberían conocerlo un tanto, como son los Estamentos oficiales. Y que yo no puedo ahora presumir. Que hasta el año pasado, gracias a los Cursos de “Islam como religión, cultura y civilización “ de la UNED-Madrid, tampoco lo tenía muy claro.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31488-atencion_espiritual_a_los_presos_musulmanes.html