webislam

Domingo 15 Diciembre 2019 | Al-Ajad 17 Rabi al-Zani 1441
678 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7544

Sobre la envidia (hasad)

23/05/2007 - Autor: Abu-l-Qasim Abd-al-Karim bin Hawazin al-Qushayri - Fuente: Sufismo.net
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La envidia (Pintura de Gabriela Sánchez Apodaca)
La envidia (Pintura de Gabriela Sánchez Apodaca)

Bismillahir Rahmanir Rahim
En el Nombre de Dios Clementisimo Misericordiosisimo

Dios el Mas Elevado dijo: “Di: Busco refugio con el Señor del Amanecer del mal de lo que Ha creado.” Luego de esto, Dijo: “y del mal del envidioso cuando envidia” (113:5). Así terminó la sura con la mención de la envidia.

Abu-l-Husayn al-Ahwazi nos informó...a través de Ibn Masud, que el Profeta dijo: “Tres cosas son el origen de cada error así que protéjanse y tengan cuidado de ellas. Tengan cuidado del orgullo, pues este hizo que Satán no se prosternara ante Adán. Tengan cuidado con la ambición, pues esta hizo que Adán comiera del árbol. Tengan cuidado de la envidia, pues uno de los hijos de Adán mató a su hermano por envidia.”

Un Sufí dijo: “La persona envidiosa es un infiel pues no está satisfecho con los juicios del Único.” Y se dice: “El envidioso no prevalecerá.”

Se declaró en la Palabra del Mas Elevado: “Di: Mi Señor sólo ha prohibido las indecencias, exteriores e interiores.” (7:33).

La indecencia “interior” se dice que es la envidia.

Según otro libro sagrado, “La persona envidiosa es el enemigo de Mi bendición.”

Se dice que el efecto de la envidia se vuelve visible en ti antes de volverse visible en tu enemigo. Al-Asmai dijo: “Vi a un Beduino que había vivido 120 años. ‘¡Qué larga ha sido tu vida!’ Me maravillé. ‘renuncié a la envidia y resistí,’ respondió.” Ibn Mubarak dijo: “Las alabanzas sean para Dios Que no ha puesto en el corazón del hombre que me gobierna lo Que ha puesto en el corazón del hombre que me envidia.”

Según las antiguas tradiciones, en el quinto cielo hay un cierto ángel. Un acto brillando como el sol pasa delante de él, y el ángel le dice: “¡Detente! Pues soy el ángel que trata con la envidia. ¡Golpearé a aquél cuyo trabajo te produjo, pues era un envidioso!”

Muawiyah dijo: “Es posible complacer a todos salvo al envidioso, pues no está complacido salvo por la desaparición de la buena fortuna.” Y se dice: “El envidioso es un opresor tirano: no te dejará estar o te dejará solo.”

Umar bin Abd al-Aziz dijo: “Nunca vi un tirano que se asemejara mas a una víctima de la tiranía que un envidioso: “el problema constante con cada respiración sucesiva!”

Una de las marcas es que adulará a alguien cuando esté presente, lo calumniará cuando no esté y se regocijará por la desgracia cuando le acontezca.

Muawiyah dijo: “Ninguna característica mala es mas justa que la envidia –destruye al envidioso antes de destruir el objeto de su envidia.”

Se dice que Dios, gloria a Él, le reveló al Profeta Salomón el hijo del Profeta David: “Te aconsejaré en siete cosas. No critiques a alguien de Mis siervos honrados y no envidies a ninguno de Mis siervos.” Salomón dijo: “¡O Señor, eso es suficiente para mi!”

Se dice que el Profeta Moisés vio a un hombre junto al Trono de Dios y deseó su estado. Preguntó qué características del hombre habían sido por las que le habían concedido tal estado y le dijeron que nunca envidió a las personas por las gracias que Dios les había otorgado.

El envidioso, se dice, que cuando ve una bendición critica, y cuando ve un error, se regocija. Se dice: “Si deseas estar a salvo del envidioso, ocúltale tus asuntos”.

El envidioso se enfurece con las personas que no pecan y el avariento por lo que no posee. Cuidado con agotarte buscando el afecto de aquél que te envidia, pues nunca aceptará tu regalo. Cuando Dios el Mas Elevado desea darle poder a un siervo ante un enemigo que no le mostrará misericordia, Le da ese poder al que lo envidia.

Los Sufíes recitaban:

Es suficiente que digas de un hombre

Que ves misericordiosos con él a los que lo envidian.

Y han recitado:

Puedes esperar el final de toda la enemistad

Pero la del que odia desde la envidia.

Ibn Mutazz dijo.

Cuando veas que el envidioso jadea por envidia;

Di: ‘¡O tirano que pareces tiranizado

Que tus pulmones revienten!’

Recitaban:

Cuando Dios quiere ocultar una virtud evidente

Se la asigna a la lengua de un envidioso.

Risalat, Principios de Sufismo
Abû-l-Qâsim ‘Abd-al-Karîm bin Hawâzin al-Qushayrî
Sección III: Estaciones y Estados - Capítulo 14 Pág. 185-187
Traducción al Castellano: Orden Sufi Yerrahi al Halveti
Asoc.Civil Cultural Yerrahi para la Difusion del Islam
(Bs.As.-Argentina)

Anuncios
Relacionados

Las falsas ideas de Dios y el Dios verdadero

Artículos - 15/12/1999

Realidad y Conciencia

Artículos - 15/03/2000

La Visión Coránica: La Visión del Mundo de acuerdo al Islam

Artículos - 14/10/2000



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31437-sobre_la_envidia_hasad.html