webislam

Miercoles 16 Octubre 2019 | Al-Arbia 16 Safar 1441
923 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7373

La amenaza de una guerra contra Irán provoca una rebelión interna en el Pentágono

03/05/2007 - Autor: Yusuf Fernández - Fuente: Revista Amanecer
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El general Peter Pace
El general Peter Pace
EEUU ha insistido que quiere que la diplomacia sea la que ponga fin a su conflicto con Irán, pero no ha excluido una acción militar si aquella fracasa. Irán quiere producir combustible nuclear para generar electricidad y preservar su petróleo y gas para las exportaciones, pero EEUU, el país que posee un mayor número de armas nucleares en el mundo, está acusando a Irán de querer desarrollar armas nucleares. A pesar de las afirmaciones del secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, de que Washington no posee un plan para atacar Irán, el continuo aumento de fuerzas norteamericanas en la región del Golfo –incluyendo dos portaaviones con sus correspondientes grupos de ataque-, las actividades clandestinas de EEUU dentro de Irán –incluyendo el apoyo a grupos terroristas iraníes- y los agresivos secuestros de ciudadanos iraníes en Iraq han generado una preocupación entre los mandos militares estadounidenses, así como entre algunos miembros del Congreso y la opinión pública norteamericana, que consideran que Bush está buscando simplemente un pretexto para atacar.

Seymour Hersh escribió en el New Yorker, citando una información de un antiguo responsable de inteligencia, que “se ha creado un grupo especial en las Oficinas de los Jefes de Estado Mayor, con la misión de diseñar un plan de ataque de contingencia contra Irán que pueda ser llevado a cabo, siguiendo las órdenes del presidente, en el plazo de 24 horas.” Así pues, Bush imposibilitaría el que el liderazgo militar del Pentágono y el Congreso pudieran oponerse a una orden presidencial sobre Irán, incluso aunque estuvieran convencidos de que las acciones de Bush fueran a ser catastróficas.

Del mismo modo, el periodista Craig Unger escribió en la revista Vanity Fair que en las primeras semanas de 2007, Bush pidió al Mando Estratégico de EEUU (StratCom) que trazara planes para una campaña de bombardeos contra Irán. StratCom supervisa las armas nucleares, la defensa antimisil y la protección contra armas de destrucción masiva. “El hecho de que Bush implicara a StratCom indica que ellos están hablando acerca de un ataque aéreo y naval contra Irán realmente fuerte,” le dijo el Coronel Patrick Lang, un antiguo analista de la Agencia de Inteligencia para la Defensa (DIA), a Unger.

Sin embargo, muchos jefes militares norteamericanos, incluyendo al presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, general Peter Pace, comprenden la gravedad de la situación y han llevado a cabo una extraordinaria resistencia detrás del telón en contra de lo que ven como un plan secreto de George W. Bush para lanzar una guerra contra Irán. El 25 de febrero, el Sunday Times de Londres, informó que “algunos de los más altos jefes militares de EEUU están dispuestos a dimitir si la Casa Blanca ordena un ataque militar contra Irán, según fuentes de alto nivel de la defensa y la inteligencia.” El Times citaba una fuente militar británica que estimaba que cuatro o cinco generales y almirantes formarían parte de esta revuelta interna, aunque no mencionó ningún nombre. “Simplemente nadie tiene el estómago necesario en el Pentágono para soportar un ataque militar contra Irán, y mucha gente se pregunta si tal ataque sería efectivo o incluso posible,” indicó la fuente. “Todos los generales tienen perfectamente claro que carecen de la capacidad militar necesaria para enfrentarse a Irán de una forma medianamente eficaz. Nadie quiere hacerlo y se trataría de un tema de conciencia para ellos.”

El periodista norteamericano Robert Parry escribió recientemente un artículo en consortiumnews.com, en el que desveló que una fuente de inteligencia estadounidense le había comunicado que Pace había planteado la posibilidad de dimitir si Bush presionaba en favor del lanzamiento de ataques aéreos contra Irán, “una estrategia de guerra que sería llevada a cabo en coordinación con el primer ministro israelí Ehud Olmert.” Pace afirmó que no había “ninguna posibilidad” de lanzar una guerra contra Irán.

Aunque Pace no ha dado ninguna señal de que esté dispuesto a dimitir, sí ha desmentido algunas de las alegaciones en contra de Irán realizadas por la Administración estadounidense, tales como el supuesto apoyo de Teherán a los ataques contra las tropas norteamericanas en Iraq, y ha manifestado al Congreso que las guerras de Iraq y Afganistán han dañado la capacidad militar norteamericana para afrontar otra crisis. Fuentes familiarizadas con los debates y preocupaciones internas del Pentágono manifestaron a Parry que altos responsables militares estadounidenses, incluyendo Pace, han dado a conocer sus diferencias con la Casa Blanca como parte de una estrategia encubierta dirigida a impedir la puesta en práctica de los planes de guerra de Bush contra Irán. Hillary Mann, principal experta sobre Irán del Consejo de Seguridad Nacional hasta 2004, afirmó que el rechazo de Pace a las alegaciones de la Administración fue una señal del grave descontento que existe en lo alto de la cúpula militar estadounidense. “Él es muy serio y un soldado muy leal,” añadió. “Resulta extraordinario que haya realizado estos comentarios en público. Esto sugiere que existen serios problemas entre la Casa Blanca, el Consejo de Seguridad Nacional y el Pentágono.”

Además, la CIA ha señalado, en un informe clasificado que fue filtrado sin embargo a Seymour Hersh, que no existe “ninguna prueba” de que Irán esté desarrollando un programa dirigido a la adquisición de armas nucleares. Estas alegaciones deben haber sido muy embarazosas para la Administración Bush y demoledoras para sus intentos propagandísticos de convencer al mundo para que apoye un ataque contra Irán.

Las políticas norteamericanas dirigidas a lograr un “cambio de régimen” en Irán han sido también criticadas por algunos renombrados expertos estadounidenses. Flynt Leverett, que trabajó como experto en temas iraníes en la Casa Blanca, ha señalado recientemente que es muy improbable que EEUU pueda reunir los suficientes apoyos regionales e internacionales para su política de favorecer un cambio de régimen en Irán y que cuanto más incida en este punto, más sufrirá su política en Oriente Medio y la “erosión de la posición estratégica de EEUU” en la región será también mayor. Existe, por supuesto, la alternativa de negociar con Irán, pero ésta no ha sido una prioridad para EEUU en las pasadas décadas.

Parry añade que “EEUU parece estar perdiendo también a uno de sus más leales seguidores, el primer ministro británico Tony Blair, que recientemente afirmó que “sería un error emprender una acción militar contra Irán”. El comentario de Blair produjo una rápida reacción del vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, que reafirmó que “todos las opciones, incluyendo un ataque militar, están sobre la mesa.”

La opinión pública de EEUU no quiere tampoco una guerra. El 75% de los norteamericanos desean negociaciones con Irán en lugar de un conflicto contra este país, según diversas encuestas. La mayoría de los norteamericanos comprenden que la Administración Bush mantiene una postura intransigente y que sus actuales políticas resultan catastróficas para EEUU y el mundo. Sólo los medios de comunicación y el Congreso, bajo la presión de la calle, podrán poner de manifiesto el carácter criminal de sus políticas y detener la marcha hacia otra guerra desastrosa
Anuncios
Relacionados

Bush contra los generales

Artículos - 22/08/2005

La nueva cruzada petrolera de Bush

Artículos - 13/02/2007

Noticias censuradas

Artículos - 02/05/2009



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31299-la_amenaza_de_una_guerra_contra_iran_provoca_una_rebelion_interna_en_el_pentagon.html