webislam

Viernes 17 Noviembre 2017 | Al-Yuma 27 Safar 1439
1213 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7196

EEUU fomenta el terrorismo en Irán

06/04/2007 - Autor: Yusuf Fernández
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El 14 de febrero, un coche bomba mató a 11 miembros del cuerpo de los Guardias de la Revolución, la institución de elite de las fuerzas de seguridad de Irán, en el ataque terrorista más sangriento llevado a cabo en varios años en la zona fronteriza con Pakistán. Un grupo armado denominado Jundallah, o la Brigada de Dios, que ha sido culpada de algunos anteriores ataques contra las tropas iraníes, asumió la responsabilidad del atentado, según la agencia semioficial Fars. El remoto sureste de Irán es un punto de cruce para el opio procedente de Afganistán y es también el escenario de choques entre la policía y las bandas de narcotraficantes. Más de 3.000 soldados iraníes han muerto en enfrentamientos armados con traficantes de droga desde 1979.

Cinco de los responsables de la explosión fueron detenidos, declaró Soltan Ali Mir, un responsable del Ministerio del Interior, a la agencia oficial IRNA. La agencia Fars citó a varios funcionarios que señalaron que aquellos no eran iraníes. Uno de ellos, Nasrollah Shanbe Zehi, fue ahorcado unas semanas después por su implicación en el atentado, que no fue el primero del grupo terrorista. En diciembre, Jundallah asumió la responsabilidad del secuestro de siete soldados iraníes en la región de Zahedan, y amenazó con matarlos a menos que los miembros del grupo que se hallaban en prisiones iraníes fueran liberados. Los siete fueron puestos en libertad un mes más tarde, aparentemente después de unas negociaciones que fueron encauzadas a través de mediadores tribales.

Poco después del atentado, Irán acusó a EEUU de apoyar a los militantes con el fin de desestabilizar el país. “Este ataque fue llevado a cabo por un grupo que recibe apoyo de EEUU,” señaló la agencia IRNA, citando a responsables oficiales. Teherán cree que Washington podría incitar a los miembros de las minorías étnicas y religiosas a rebelarse contra el gobierno, que está dominado por persas étnicos. La población no persa representa un 40% de los 69 millones de habitantes del país. Unos 16 millones de azeríes viven en el noroeste del país, siete millones de kurdos en el oeste, cinco millones de árabes ahwazis en el suroeste y un millón de baluchis en el sureste.

El 24 de febrero, las fuerzas iraníes mataron a 17 rebeldes, a los que describieron como “elementos mercenarios”, en choques ocurridos cerca de la frontera turca, que es un feudo del Pejak, un grupo kurdo militante vinculado al PKK, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, que lucha por la independencia de las regiones del sureste turco. El mismo grupo voló el gaseoducto Irán-Turquía el pasado mes de septiembre. En noviembre, Irán afirmó que había arrestado a cuatro hombres con vínculos con los terroristas kurdos, que llevaban veinte kilogramos de dinamita destinados a destruir la línea de ferrocarril que une Irán con Europa, en el norte del país.

La provincia de Juzestán, en el suroeste de Irán, es también problemática. En ella residen dos millones de árabes y se encuentra una parte muy significativa de los campos petrolíferos de Irán. La provincia resultó muy dañada durante la guerra entre Irán e Iraq (1980-88) y constituye en la actualidad una de las zonas menos desarrolladas de Irán. Grupos separatistas han llevado a cabo varios atentados con bomba allí en los dos pasados años. Los ataques, que han afectado a oleoductos y áreas urbanas, han generado muerte y la destrucción, particularmente en Ahwaz, la capital provincial. “Los wahabíes extremistas y grupos como Al Qaida están implicados en los disturbios y los ataques terroristas que han tenido lugar en las provincias mayoritariamente pobladas por sunníes,” manifestó un analista político en Teherán a la agencia Inter Press Service. “A pesar de no disponer de pruebas sólidas, es muy posible que países como EEUU estén dispuestos a fomentar el descontento en estas áreas con el fin de debilitar al gobierno central.”

Diversas fuentes en EEUU y Europa han confirmado que las agencias de inteligencia norteamericanas están financiando de forma secreta a los grupos separatistas en Irán en un intento de incrementar la presión sobre el régimen islámico con el fin de que éste abandone su programa nuclear. En una acción que refleja la creciente preocupación de Washington por el fracaso de las iniciativas diplomáticas, se sabe que algunos agentes de la CIA han estado ayudando a grupos armados de la oposición que operan en las regiones fronterizas de Irán. Este hecho refleja la hipocresía de la así llamada “guerra contra el terrorismo” de la Administración Bush.

“Los servicios de inteligencia iraníes han conseguido información que demuestra que EEUU, el Reino Unido e Israel han estado detrás de los incidentes que han tenido lugar en distintas partes de Irán, incluyendo las provincias de Juzestán, Kordestan y Azerbaiyán, en los últimos años,” manifestó el ministro de Inteligencia de Irán, Mostafa Pour Mohammadi. “Las fuerzas armadas de Irán están preparadas para suprimir con la máxima determinación cualquier actividad de los contrarrevolucionarios y de los bandidos apoyados por extranjeros y las bandas de delincuentes.” Mohammadi señaló además que en los últimos años, operativos de inteligencia norteamericanos en Afganistán se habían estado reuniendo y coordinando sus actividades con opositores iraníes, además de alentar el contrabando de drogas procedentes de Afganistán hacia Irán. Él añadió que los agentes estadounidenses estaban trabajando para crear un enfrentamiento entre sunníes y shiíes en Irán. Poco después del ataque en Zahedan, la televisión estatal difundió imágenes de un gran depósito de balas, explosivos y automáticas perteneciente a los rebeldes. Una imagen mostró un paquete de 20 balas que llevaba la inscripción “Made in the USA”. “Los terroristas (detenidos) revelaron la existencia de varios encuentros que se habían celebrado en países vecinos y en los que habían obtenido apoyo financiero. Ellos indicaron además que EEUU y el Reino Unido estaban implicados en los últimos incidentes.”

El analista indio M.K. Bhadrakumar señala que el periodista norteamericano Seymour Hersh ha publicado ya numerosos escritos acerca de las operaciones encubiertas de EEUU en Irán. En relación con los incidentes que tuvieron lugar en Zahedan, Stratfor, un think tank con estrechas conexiones con el establishment militar y de seguridad de EEUU, afirmó que los militantes de Jundallah están recibiendo un “impulso” de las agencias de inteligencia occidentales.” Stratfor señaló a este respecto: “El conflicto entre EEUU e Irán ha alcanzado un alto nivel de intensidad... y una guerra encubierta está teniendo lugar. EEUU incrementará probablemente su apoyo a las minorías “oprimidas” de Irán en un intento de obligar al régimen iraní a aceptar un acuerdo negociado sobre Iraq.”

El pasado año una conferencia en Washington reunió a representantes de organizaciones kurdas, baluchis, ahwazis, turkmenas y azeríes con el fin de formar un frente unido en contra del régimen de Teherán. El principal think tank neocon, el American Enterprise Institute (AEI), fue un paso más allá al preparar un informe, desde la perspectiva neocon, que mostraba como parecería un Irán convertido en una federación al estilo de Yugoslavia. John Bradley, un analista norteamericano, ha escrito en el último número de la revista The Washington Quarterly que la provincia de Balochistan “posee un crucial interés para la seguridad nacional de Irán, ya que comparte una frontera con Pakistán, de mayoría sunní, y con el Afganistán ocupado por EEUU. De hecho, la resistencia sunní de Balochistan podría resultar valiosa para las agencias de inteligencia occidentales en lo que se refiere a desestabilizar al régimen de Teherán.” Él mencionó también un proyecto de investigación secreto, que ha sido patrocinado por el Departamento de Defensa de EEUU y examina la intensidad y la naturaleza de las diferencias étnicas que existen en el seno de la plural sociedad iraní.

En realidad, la financiación de las causas separatistas procede directamente del presupuesto clasificado de la CIA, pero “no es ahora un gran secreto,” según declaró un responsable de alto rango de la CIA en Washington, bajo la cobertura del anonimato, al periódico The Sunday Telegraph. Sus afirmaciones fueron respaldadas por Fred Burton, un antiguo agente contraterrorista del Departamento de Estado, que manifestó: “Los últimos ataques en el interior de Irán tienen relación con los esfuerzos norteamericanos dirigidos a abastecer y entrenar a miembros de las minorías étnicas de Irán para que desestabilicen al régimen iraní.”

El Daily Telegraph añade que ha estallado una disputa en Washington acerca de si apoyar o no a la rama militar de los Muyahidin Jalq (MEK), un grupo de la oposición iraní con una larga y sangrienta historia de oposición armada al gobierno de Teherán. El grupo figura en la actualidad en la lista de organizaciones terroristas del Departamento de Estado, pero John Pike, jefe del influyente think tank Global Security de Washington, cree que una facción dentro del Departamento de Defensa quiere darles carta blanca para actuar. “Ellos nunca podrán derrocar al actual régimen iraní, pero podrían causar mucho daño,” indicó Pike.

Sin embargo, el principal problema para la política norteamericana es que, con la posible excepción de algunos kurdos, que buscan la independencia de Turquía, Iraq e Irán, ninguna de las minorías étnicas de Irán quiere separarse del estado iraní. Tampoco existe una situación en la que minorías étnicas sean objeto de persecución o discriminación en Irán. Además, Teherán ha seguido una política de buena vecindad con respecto a los países vecinos, sin dar importancia al hecho de que los actuales gobiernos de Iraq y Afganistán se encuentran bajo el control de Washington. Cabe señalar, en este sentido, que Turquía ha elogiado los esfuerzos iraníes para luchar contra los rebeldes kurdos, que han estado promoviendo una sangrienta rebelión armada en pro de la independencia del sureste de Turquía desde 1984
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31129-eeuu_fomenta_el_terrorismo_en_iran.html