webislam

Lunes 20 Noviembre 2017 | Al-Iznain 01 Rabi al-Auwal 1439
812 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7354

Sarkozy hace que el racismo cale en Francia

Entrevista Thuram, futbolista del FC Barcelona. Miembro del Alto Comisionado para la Integración

01/04/2007 - Autor: Xabier Barrena - Fuente: El Periódico
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Thuram, futbolista del FC Barcelona
Thuram, futbolista del FC Barcelona

Thuram es de esos futbolistas, como Jorge Valdano y Josep Guardiola, que rompen con el estereotipo de hombre de fútbol que simboliza el entrenador serbio Vujadin Boskov, autor de haikus como ‘Fútbol es fútbol y gol es gol’. Fustigador del racismo, su enconada polémica con el candidato de la derecha Nicolas Sarkozy ha provocado que en el Camp Nou haya cola de medios franceses deseosos de conocer la opinión de Thuram ante las elecciones presidenciales del 22 de abril. 

– Me parece que, si bien no me dirá con quién simpatiza, si me indicará a quién no desea ver en el Elíseo.

– Hay gente que trata de que los franceses piensen que el problema de Francia es la inmigración, y eso no es bueno. Hace que muchos duden de que esos inmigrantes que llevan décadas en Francia, y sus hijos, sean franceses. Yo mismo crecí en un suburbio de París tras llegar, a los 9 años, de Guadalupe. 

– Usted ha comparado a Sarkozy con Le Pen.

– Sarkozy, como Le Pen, divide entre franceses – franceses y el resto. Ambos manejan las cuestiones delicadas, como la inseguridad, de manera parecida. La diferencia es que Le Pen hace años que lo hace, y Sarkozy lo hace ahora y de un modo más sutil. 

– Sarkozy se ha reafirmado en el uso del término escoria para definir a los jóvenes de los suburbios. 

 – Sarkozy funciona a golpe de sondeo. Y trata de ser cercano al francés medio. Es populista y demagogo y le gusta decir lo que cree que quiere oír el francés de a pie. 

– Usted, curiosamente, es anti – Sarkozy pero no anti – UMP, su partido. Así, apoya a Jeannette Bougrab, candidata de la UMP para las legislativas de junio.

– No, yo no soy anti – Sarkozy. Solo digo que con su modo de hacer ha banalizado el discurso racista en Francia. Y afirmo que dice cosas racistas. Solo quiero que los que le voten no hagan ver que no lo saben. Luego, que cada uno haga su elección. Pero que no digan ‘¡ah!, yo no lo sabía’. 

– Esta banalización, ¿adónde lleva?

– A dividir a la gente, a ver al otro, al francés de origen inmigrante, como un peligro. Cuando un político busca un chivo expiatorio para echarle las culpas de lo que va mal, se convierte en un peligro. Si lo dice Le Pen, la gente lo identifica como un extremismo. Pero cuando lo dice un político de un partido mayoritario, como es Sarkozy, acaba por calar. Y muchos creen que es cierto. En Francia, la gente ya no tiene complejos por definirse como racista. Antes, Le Pen era un diablo, ahora afirma con orgullo que hace 30 años que defiende lo que Sarkozy sostiene ahora. 

– Sarkozy dice que usted frecuenta poco los suburbios y, además, solo se acerca a bordo de su Ferrari.

– Ante todo, no tengo un Ferrari. No es la primera vez que miente. La gente ya no se acuerda, porque no quiere acordarse, pero cuando hubo los alborotos de la banlieue, en el 2005, con los coches quemados, Sarkozy, entonces ministro del Interior, contó muchas mentiras. Dijo que los dos chicos que murieron en la estación transformadora acosados por la policía eran ladrones. Y que los jóvenes de la revuelta eran extranjeros habituados al delito. Y todo es falso. 

– ¿Qué opina de Ségolène Royal?

– La he visto una vez y me pareció una mujer que escuchaba. Quiso saber mi opinión sobre la banlieue. Creo que se preocupa de la ciudadanía. Porque el problema francés no es de integración, como insiste Sarkozy, sino de ciudadanía, porque estamos hablando de jóvenes franceses que no son vistos como ciudadanos franceses por muchos. 

– Sus compañeros de la selección que ganó el Mundial del 98, ¿cree que piensan como usted?

– Seguramente. Porque no hemos nacido futbolistas de élite y sabemos qué dificultades tiene la vida. Sabemos que si no fuéramos futbolistas famosos tendríamos problemas para ser reconocidos como ciudadanos franceses, y seríamos discriminados. 

– En el tiempo que lleva en Barcelona, ¿ha oído o visto algo similar a lo que defiende Sarkozy en Francia? 

– En un programa de televisión donde participé, una diputada del PP catalán Montserrat Nebrera dijo algo que me dejó estupefacto. En el programa había varios contertulios que defendían lo positiva que ha sido para España la inmigración y que, bueno, había algunos inmigrantes que trabajaban en la economía sumergida. Y ella se quedó solo con eso, e insistió en tratar de unir inmigración con economía sumergida. 

– ¿Algún deseo cara a la primera vuelta del domingo?

– Lo que votemos los franceses, ya se verá. Solo espero que se tenga todo en cuenta, porque a veces, cuando algo no te afecta en primer grado, te desentiendes. Cuando jugaba en el Parma, en un partido contra el Milan, nuestros tifosi entonaron cánticos racistas contra George Weah e Ibrahim Ba jugadores negros del Milan. Yo me enfadé mucho. En los vestuarios, mis compañeros no entendían el motivo de mi enfado. Porque no iba con ellos. Y puede haber franceses que crean que el racismo de Sarkozy no va con ellos.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31100-sarkozy_hace_que_el_racismo_cale_en_francia.html