webislam

Miercoles 13 Noviembre 2019 | Al-Arbia 15 Rabi al-Auwal 1441
421 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7141

Hipocresía en el Consejo de Seguridad

28/03/2007 - Autor: Yusuf Fernández
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Planta nuclear en Natanz (Irán)
Planta nuclear en Natanz (Irán)
El 24 de marzo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso sanciones más estrictas contra Irán en lo que constituyó el último eslabón de la campaña de la Administración Bush para aislar a Irán y preparar las condiciones para un posible ataque militar contra ese país. La resolución, la segunda en los últimos tres meses, impuso nuevas sanciones destinadas a castigar a Irán por su negativa a suspender su programa de enriquecimiento de uranio. La resolución afecta a quince individuos y trece entidades, incluyendo el Banco Cental de Irán. También afecta a los Guardias de la Revolución, un cuerpo de élite de las fuerzas de seguridad iraníes, que no poseen relación alguna con el programa nuclear del país. La nueva resolución proporciona a EEUU la cobertura de la autoridad de la ONU para sus intensos preparativos bélicos contra Irán. En realidad, la aprobación de tales sanciones parece estar totalmente fuera de lugar, ya que no existe ninguna evidencia concluyente de que Irán tenga un programa para la fabricación de armas nucleares. Según el Tratado de No Proliferación Nuclear, Irán tiene derecho a enriquecer uranio para propósitos pacíficos y es ilegal impedir a este país el llevar a cabo tales actividades.

Desgraciadamente, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU –cuyos enormes arsenales nucleares constituyen su mejor cualificación para ser miembros de este organismo- mantienen una postura hipócrita, a los ojos de muchos países e individuos, cuando niegan a Irán el derecho a tener una capacidad nuclear. EEUU, por ejemplo, no sólo está fortaleciendo su poder militar convencional, sino que está también planeando una modernización de su arsenal nuclear. La Administración Bush ha dado a conocer recientemente el nuevo presupuesto militar estadounidense, que incluye miles de millones de dólares destinados al desarrollo de armas nucleares, incluyendo dos nuevas cabezas nucleares que, según los responsables militares norteamericanos, serán desplegadas en misiles balísticos intercontinentales situados en submarinos. La hipocresía nuclear de la Administración Bush hace aún más difícil la resolución del conflicto con Irán. El Boletín de los Científicos Atómicos norteamericanos ha denunciado “el renovado énfasis de EEUU en la utilidad militar de las armas nucleares.”

La credibilidad de EEUU se redujo aún más cuando suscribió un acuerdo para suministrar combustible y tecnología nuclear a India, un estado que dispone de armas nucleares. Asimismo, EEUU proporciona miles de millones de dólares a su aliado Israel, que es en la actualidad la única potencia nuclear en Oriente Medio. Tanto Israel como la India se han negado a firmar el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP). Israel, sin embargo, no ha sido presionado por EEUU para firmar el TNP o para desmantelar su arsenal de armas nucleares. Cabe señalar además que el TNP, que fue creado en 1968, no sólo buscaba asegurar que las nuevas naciones no construirían armas nucleares, sino que se suponía que las grandes potencias debían destruir también de forma progresiva sus arsenales nucleares.

Pero incluso si Irán tuviera armas nucleares, EEUU y el mundo deberían aceptar esta realidad, como ellos aceptaron a una China nuclear en los años sesenta. La historia demuestra que cuando los países obtienen armas nucleares usualmente moderan su actitud. Así por ejemplo, China, India y Pakistán han adoptado una política más responsable después de haber obtenido armas nucleares. Al igual que los gobiernos de estos países, el primer objetivo del régimen iraní es sobrevivir no iniciar conflictos.

China y Rusia podrían haber vetado la resolución de la ONU. Sin embargo, ellos votaron a favor de las sanciones contra Irán. Pekín y Moscú se oponen a medidas que puedan dañar sus propios vínculos económicos con Irán y a una acción militar. Sin embargo, ninguno de ellos ha rechazado públicamente los pretextos que están siendo usados por la Administración Bush para lanzar una guerra contra Irán. Por su parte, los países árabes han enviado una carta al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), en la que pedían que Israel firmara el TNP y se denunciaba la hipocresía que suponía el castigar a Irán, mientras se permitía a Israel retener su arsenal nuclear. Sin embargo, Qatar, el único estado árabe presente en el Consejo de Seguridad de la ONU, votó a favor de la resolución.

La Administración Bush está ignorando las protestas de la opinión pública internacional, que condena cualquier amenaza de guerra contra Irán. Después de todo, ha conseguido lo que quería: una nueva declaración de que Irán está “desafiando la voluntad” de la “comunidad internacional” al poner fin a su programa de enriquecimiento de uranio. En lo que respecta a Washington, el programa nuclear de Irán es simplemente uno más de los falsos pretextos que están siendo utilizados como justificación para una posible guerra.

El propósito real del gobierno de EEUU al promover una confrontación con Irán no tiene que ver con su programa nuclear. A diferencia de sus rivales europeos y asiáticos, EEUU no tiene relaciones diplomáticas o económicas con Irán desde el derrocamiento de su títere, el Shah Mohammad Reza Pahlavi, en 1979. EEUU está amenazando ahora con una guerra contra la República Islámica de Irán con el fin de restaurar su hegemonía sobre una nación que está estratégicamente situada entre Asia Central y Oriente Medio, desafía el poder de Israel y posee enormes reservas de petróleo y gas. Una vez más, EEUU está tratando de emplear su poder militar para frenar el declive de su influencia económica
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/31078-hipocresia_en_el_consejo_de_seguridad.html