webislam

Martes 21 Enero 2020 | Az-Zulaza 25 Jumada Al-Auwal 1441
596 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=7017

La Mezquita-Catedral de Córdoba: Espacio de oración compartido

10/03/2007 - Autor: Sheij Mansur Abdussalam Escudero - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Mansur Escudero
Mansur Escudero

Alocución de Mansur Escudero en el I Seminario Universitario de Junta Islámica sobre Libertad religiosa y espacios compartidos: la Mezquita-Catedral de Córdoba

El video que acaban ustedes de ver presenta una panorámica de cómo han dado a conocer las cadenas de TV nacionales la noticia de la petición de Junta Islámica, realizada el pasado diciembre, de poder realizar el rezo musulmán en la Mezquita-Catedral de Córdoba.

Aunque de forma muy sumaria, habrán podido darse cuenta de las diferentes reacciones que esta petición ha producido en diferentes personas y sectores sociales. Las opiniones que hemos escuchado, junto a las intervenciones de los miembros de esta mesa, pueden ser un buen punto de partida para la reflexión y el debate que tengamos a continuación.
Sin embargo, lo que aparece en este video no es sino una pequeña muestra de las reacciones que la noticia ha provocado, tanto a nivel nacional como internacional, lo que cualquiera interesado puede comprobar mediante una consulta en Internet.

Un dossier elaborado en Webislam sobre este tema (http://www.webislam.com/?idd=29) recoge cientos de noticias, comentarios, videos y artículos de opinión de prácticamente todas las partes del mundo. Diarios y cadenas de TV de referencia como El País, El Mundo, ABC, Le Monde, Diario de la Siera, El Times, BBC, Washington Post, The Christian Science Monitor, The Guardian, Finantial Times, Los Angeles Times y un largo etc. Le han dedicado portadas, editoriales y artículos de opinión. Todo ello expresa el interés, no exento sin duda de polémica, que esta petición ha suscitado en la opinión pública.

En términos generales puede decirse que mientras que en España se han dado opiniones bastante enfrentadas entre los partidarios y detractores de la propuesta, a nivel internacional, ha sido casi unánime el apoyo a una idea que en algunos casos ha llegado a calificarse como una de las propuestas más positivas que se ha hecho en el ámbito del diálogo inter-religioso.

Pese ha que ha sido ahora cuando la propuesta de permitir el rezo islámico en la Mezquita-Catedral ha tenido una repercusión mediática mas intensa, la petición se remonta a casi 30 años.

Ya en 1979 el personal diplomático de las embajadas de los países islámicos en Madrid, viajaron a Córdoba un día de noviembre, con motivo de la Fiesta del Cordero.

El rezo islámico comunitario autorizado por el cabildo catedralicio, se repitió en tres ocasiones más: 1982, 1985 y 1991 y, puntualmente, también se permitió rezar a varios dignatarios musulmanes, como el caso de Sadam Husein, en 1974. o diferentes reyes y príncipes saudíes.

Es en 1991 cuando, el entonces obispo de Córdoba, Infantes Florido, declaró, en una carta enviada a Junta Islámica, que en el futuro no se volvería a permitir el rezo musulmán, ni a título colectivo ni individual. Alegó como principal razón que la autorización estaba en manos del Vaticano y que, en cualquier caso, para ser considerada debería estar sujeta a una reciprocidad por parte del mundo islámico, concretando la misma en que se permitiera el culto católico en la basílica de santa Sofía en Estambul, que fue convertido en museo en tiempos de Ataturk.

La petición de Junta Islámica para que se permitiera rezar de forma individualizada a los musulmanes en la Mezquita de Córdoba, se actualizó a raiz de las declaraciones del presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, quien en una rueda de prensa celebrada en Madrid, el 13 de Diciembre del pasado año, respondiendo a una pregunta formulada por mi, tras elogiar la actitud del Papa de orar en la Mezquita Azul de Estambul junto con los musulmanes, respondió literalmente que “aunque es posible que no estén permitidas las oraciones públicas, si los musulmanes entran a ver el mihrab y se ponen a rezar no habría problemas”.

Blázquez añadió que "estamos en la apertura de grandes novedades", en referencia a que Juan Pablo II y Benedicto XVI habían rezado en templos islámicos, y sobre el rezo en la Mezquita de Córdoba comentó que "también lo haremos".

En su intervención, Blázquez llamó a defender la libertad religiosa, que ha de ser "garantizada y respetada institucionalmente", e instó a "deponer las beligerancias" del pasado con los musulmanes, animando a un diálogo en el que "cada religión ofrezca lo que pueda ofrecer".

Sin embargo, sólo al día siguiente la propia Conferencia Episcopal Española, de la que, como ustedes saben, Monseñor Blázquez es presidente, a través de un comunicado negó las afirmaciones de este y precisó que de las declaraciones del prelado, no podía derivarse, “en ningún caso, que deba realizarse negociación alguna para el uso compartido” de dicha catedral, bajo pretexto de un falso diálogo interreligioso”.

Por último, recordó que «al referirse al obispo de Córdoba, Juan José Asenjo», el presidente de la CEE «era consciente de que la única autoridad en la materia es el ordinario del lugar, es decir, el mismo obispo de Córdoba, en comunión y bajo la autoridad directa de la Santa Sede».

Igualmente el obispo de Córdoba emitió un comunicado en el que rechazó categoricamente el rezo compartido de católicos y musulmanes en la Mezquita-Catedral de Córdoba y su conversión en un "templo ecuménico" porque "no contribuiría a la convivencia pacífica de los diferentes credos".

Afirmaba que "no ayudaría a dicho diálogo el uso compartido de templos y lugares de culto, que sólo generaría confusión en los fieles dando pie al indiferentismo religioso".

Añade que "tal uso compartido puede tener sentido circunstancialmente en un aeropuerto o en una villa olímpica, puesto que no se trata propiamente de templos sino de lugares de oración, pero no en el caso de una catedral".

El obispo indicaba como argumento canonico el que “el Señor está en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía, lo que hace inviable celebrar la oración de otra tradición religiosa en su recinto".

Así mismo reuerda que tiene "títulos jurídicos fehacientes para mantener el uso exclusivo de la Catedral por la Iglesia Católica" e interpreta la petición como una presión que “no contribuye a la concordia”.

El Obispado afirma que "no se opone a que los musulmanes que viven en nuestra Diócesis tengan lugares de culto dignos, como lo desea también para los cristianos que viven en países de mayoría musulmana".

Considera, sin embargo, que estos lugares deben ser proporcionados al número de fieles que practican el Islam, "relativamente pequeño en Córdoba, habida cuenta del corto número de inmigrantes que existe en nuestra provincia, tanto en términos absolutos como relativos, como nos dicen estadísticas fiables".

Fueron estas palabras las que nos motivaron a dirigirnos al Papa Benedicto XVI, mediante una carta dirigida, el 22 de Diciembre de 2006, a través del nuncio en España Monseñor Manuel Monteiro de Castro y en la que, en síntesis, le invitábamos a “compartir una oración que, al igual que la realizada en la mezquita Azul de Estambul, sirviera para despertar las conciencias de cristianos y musulmanes y demostrara que es posible enterrar enfrentamientos pasados y construir de cara al futuro un verdadero encuentro ecuménico.”
En la misma carta también señalábamos:

“Juntos podemos enseñar a los violentos, a los cerriles, a los intolerantes, a los que temen al otro, en una u otra creencia, en una u otra cultura, a los antisemitas, a los islamófobos, también a los que creen que sólo el Islam tiene derecho a permanecer en el mundo, que la oración es el arma más fuerte que el ser humano pueda haber imaginado.

Por otra parte Junta Islámica entregó el 15 de febrero de 2006 una carta al presidente Zapatero y, el 30-jun-06, otra al presidente turco Racip Erdogan en el que les invitábamos, como líderes de las dos naciones que patrocinan la Alianza de Civilizaciones, a promover la apertura de Santa Sofía en Estambul y de la Mezquita-Catedral de Córdoba como templos ecuménicos en los que cristianos, musulmanes y creyentes de otras religiones podamos orar juntos al mismo Dios y estrechar los lazos espirituales y afectivos”.

Pero donde se refleja mejor la postura e intenciones que Junta Islámica ha mantenido sobre este tema es en la ponencia que presenté en el Foro de Diálogo Interconfesional Islamo-Cristiano, que se celebró en Ciudad del Vaticano el 8 de Marzo de 2004.

En dicho foro, presidido por monseñor Michel Fitcheral, y en el que participaban 12 obispos católicos y otros tantos líderes musulmanes se buscaban fórmulas concretas y fácilmente visualizables desde la sociedad que sirvieran para impulsar el diálogo y entendimiento entre el Islam y la religión Católica.

“Los musulmanes españoles hemos venido buscando durante los últimos años diferentes vías de acercamiento y diálogo con la iglesia Católica. Ahora creemos que es el momento de ir más allá de las palabras y plantear acciones que reflejen, de forma inequívoca, la decidida voluntad por ambas partes por llegar al entendimiento, la aceptación mutua y la cooperación.

En este sentido, considero que este es el foro más apropiado para plantear una propuesta que, por su elevado valor simbólico, serviría de referencia, ejemplo y estímulo para todos los hombres y mujeres comprometidos con el diálogo interconfesional.

Esta propuesta, resumiéndola en pocas palabras, es la de hacer de la Mezquita-Catedral de Córdoba, ciudad de la que procedo, un Templo Ecuménico, un espacio abierto a la oración de cristianos y musulmanes, que testimonie el espíritu de encuentro y de adoración del Dios Único expresado en sus diferentes formas. Con esta iniciativa lograríamos enviar al mundo un mensaje de concordia entre dos religiones que, desgraciadamente, han protagonizado enfrentamientos a lo largo de la historia.

En nuestros días, la ciudad de Córdoba, a través de su ciudadanía y sus dirigentes políticos de diferentes ideologías, conscientes del valor cultural y patrimonial de la Mezquita-Catedral, están manifestando su deseo de ofrecer al mundo este espacio arquitectónico como un símbolo de universalidad y de libertad de conciencia, seña positiva de identidad, espacio abierto a la adoración, lugar para el encuentro y la concordia.

Existen muchos documentos que prueban el carácter multiconfesional y universal de este singular espacio donde convergieron las tradiciones de una amplia área cultural y espiritual. De hecho, su consideración por la UNESCO como monumento patrimonio de la humanidad así lo confirma. Y dado su inmenso y destacado valor, la apuesta ciudadana por convertirse en capital cultural del mundo en el año 2016, la incluye necesariamente como punto básico de referencia.

El restablecimiento del carácter universal de la Mezquita-Catedral de Córdoba, implicaría necesariamente un fuerte impulso internacional del diálogo interreligioso.

En épocas recientes, la Iglesia Católica ha mostrado en diferentes textos conciliares su voluntad de acercamiento y reconocimiento del Islam como una vía de adoración del Dios Único. En concreto, en el punto 16 de la Constitución Lumen Gentium, aprobada durante el Concilio Vaticano II, se expone lo siguiente:

“El designio de la salvación abraza también a quienes reconocen al Creador, y en primer lugar a los musulmanes que, profesando tener la fe de Abraham, adoran con nosotros al Dios único, misericordioso, que juzgará a los hombres el último día”.

En la “Declaración sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas”, (documento anexo a la constitución Gaudium et Spes) establece la posición de la Iglesia sobre “la religión del Islam”:

“La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, Viviente y Subsistente, Misericordioso y Todo Poderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres, a cuyos ocultos designios procuran someterse con toda el alma como se sometió a Dios Abraham, a quien la fe islámica mira con complacencia. Veneran a Jesús como profeta, aunque no lo reconocen como Dios; honran a María, su Madre virginal, y a todos los hombres resucitados.”

“Si en el transcurso de los siglos surgieron no pocas desavenencias y enemistades entre cristianos y musulmanes, el Sagrado Concilio exhorta a todos a que, olvidando lo pasado, procuren y promuevan unidos la justicia social, los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres.”

Así pues, no debe caber duda de que nuestra propuesta se sitúa en el marco del espíritu ecuménico preconizado por la Iglesia, un espíritu que no puede quedarse en simples declaraciones sino hacerse efectivo.

En las circunstancias actuales por las que atraviesa la humanidad, desgarrada en tantos lugares por conflictos étnicos y religiosos, el hecho de que musulmanes y cristianos compartiésemos la Mezquita-Catedral de Córdoba como un Templo Ecuménico, sería considerado como un signo claro de que las dos religiones mayoritarias tienen la voluntad decidida de promover la libertad de conciencia. Y que la colaboración, el entendimiento y el respeto son las mejores vías para conseguir la paz.

No existe en nosotros, musulmanes españoles de hoy, ningún deseo de reivindicar tiempos pasados, ni nos mueve la visión romántica de una nueva época omeya en nuestra ciudad. No: más bien nos mueve la convicción de que abrir un espacio de encuentro interconfesional, en este lugar y en este momento, sería como abrir una puerta a la esperanza de toda la humanidad. Con ello dejaríamos de ser prisioneros de nuestras diferencias e iniciaríamos un camino de mutuo reconocimiento.

Somos conscientes de que los grandes pasos se obtienen a partir de pequeñas medidas, y por ello, proponemos, en el marco de este foro, la creación de una comisión que se encargue de implementar y hacer el seguimiento de la propuesta que aquí hemos formulado”.

Muchas gracias por su atención y espero que la información proporcionada sirva como base para el debate que tengamos posteriormente.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30964-la_mezquitacatedral_de_cordoba_espacio_de_oracion_compartido.html