webislam

Jueves 21 Noviembre 2019 | Al-Jamis 23 Rabi al-Auwal 1441
918 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=6936

La Asociación de Sabios Musulmanes exige el fin de la ocupación de Iraq

25/02/2007 - Autor: Yusuf Fernández
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Hadith al Dhari
Hadith al Dhari
Un grupo religioso que es mencionado a menudo en los medios internacionales es la influyente Asociación de Sabios Musulmanes (ASM) o Hayat Ulama al-Muslimin. La ASM representa a una mayoría de sabios sunníes y fue formada sólo unos pocos días después de la caída del régimen de Saddam Hussein en 2003. Este grupo desarrolla muchas actividades en los niveles político, social, económico y religioso. Después de la ocupación, la Asociación asumió el trabajo del Ministerio del Auqaf de Iraq y tomó para sí la tarea de cuidar de las mezquitas y atender las necesidades de los imames. La ASM desarrolla otras actividades sociales dirigidas a ayudar tanto como sea posible a aquellos que han perdido sus fuentes de ingresos. Además, cuida de las familias iraquíes de los mártires, los heridos y aquellos que han sido capturados por las fuerzas estadounidenses.

La principal estrategia de la ASM es convertirse en la contraparte sunní a la marya´iyya (la más alta autoridad shií), liderada por el Gran Ayatollah Ali al Sistani. Al igual que hace la marya´iyya con los shiíes, la Asociación aspira a actuar como un poder en la sombra dentro de la comunidad sunní. La ASM tiene una notable presencia internacional. Sus líderes son entrevistados a menudo por las cadenas de televisión árabes Al Yazira y Al Arabiya. Ellos viajan con frecuencia a los países árabes vecinos, donde son recibidos por figuras de la talla de Amro Musa, jefe de la Liga Árabe, y han sido apoyados explícitamente por prominentes líderes e intelectuales islamistas, tales como Fahmi Huwaydi.

El ascenso de la ASM a una posición política relevante tuvo lugar en abril de 2004, durante el asedio y ataque de los norteamericanos contra Faluya. La asociación fue entonces la organización sunní más importante que se opuso al ataque. No sólo defendió a los rebeldes y movilizó a su red de mezquitas con el fin de recoger comida y ayuda para los asediados habitantes de la ciudad, sino que la asociación también proporcionó a la resistencia (muqawama) una plataforma política. A través de sus escritos, la asociación buscó contrarrestar la constante propaganda norteamericana dirigida a denigrar a la insurgencia presentándola como “un grupo de terroristas”. Para la ASM, el actual conflicto en Iraq es entre “los cruzados” del mal que intentan destruir la nación iraquí y la heroica resistencia, que defiende la “tierra”, el “honor” y la “religión” de Iraq.

La ASM se ha negado a participar en el proceso político porque éste está controlado por los ocupantes norteamericanos. Ha pedido reiteradamente la retirada de las tropas estadounidenses a las que acusa de causar la muerte de centenares de miles de iraquíes desde que la guerra comenzó y ha recordado a las tropas iraquíes que, según la ley religiosa, está prohibido participar en acción alguna que favorezca la imposición de un control extranjero sobre el país. Por todo ello, la propia asociación ha sido objeto de múltiples ataques por parte del gobierno, dominado por los shiíes, y el presidente de la misma, Sheij Hariz al Dhari, ha sido recientemente acusado por el ministerio del Interior del cargo de “incitar al terrorismo.”

La ASM ha culpado al gobierno norteamericano de la ejecución de Saddam y ha pedido a todos los iraquíes que luchen para hacer fracasar los planes de los ocupantes. Para la asociación, la ejecución fue “un acto puramente político” y el hecho de que tuviera lugar mientras sunníes celebraban el primer día del Eid el Adha, o fiesta del sacrificio, muestra el “odio que albergan y su deseo de provocar” a los sunníes, señaló Dhari, en declaraciones recogidas por la AFP. Los sabios islámicos han llamado a los iraquíes a “aprender la lección (de la ejecución), mantener la unidad nacional y frustrar los planes de aquellos que quieren empujar el país a una guerra sectaria.”

Dhari ha denunciado la ofensiva de Maliki en una entrevista con el diario saudí Al Watan. “Este gobierno se ha asignado como tarea el matar, arrestar, secuestrar y desplazar a los sunníes. Su plan de seguridad, que ellos quieren poner en práctica con la colaboración del presidente estadounidense George W. Bush, contempla el atacar y sitiar las ciudades y pueblos sunníes, y arrestar y eliminar a los jóvenes sospechosos de estar con la resistencia o que sean potenciales insurgentes. El gobierno no está asumiendo su responsabilidad de garantizar la seguridad o mejorar la economía o suministrar servicios a la población iraquí,” señaló Al Dhari en declaraciones recogidas por el periodista de Associated Press Oman Sinan. “Me parece que Bush quiere vengarse del pueblo iraquí, que rechaza la presencia de las fuerzas estadounidenses en Iraq. Yo digo a las naciones árabes y al mundo que este nuevo plan es un complot para llevar a cabo una nueva matanza, que está siendo preparada, en áreas determinadas de Iraq, por Bush y Maliki.”

Los periodistas Dahr Jamail y Ali al Fadhily señalan que la decisión del gobierno iraquí de emitir una orden de detención contra Dhari “ha irritado a muchos sunníes y shiíes también”. Dhari es una figura muy popular porque ha heredado parte de la reputación de su abuelo, el Sheij Dhari, que lideró la resistencia contra la ocupación británica de Iraq a principios del s. XX. La continua oposición de Dhari a la ocupación le ha convertido en un enemigo de EEUU y sus colaboradores iraquíes, pero le ha hecho ganarse el respeto de la mayoría de los líderes políticos y religiosos iraquíes.

“El movimiento shií Al Jalissiya, liderado por el Sheij Yawad al Jalissi en Bagdad, se ha opuesto a la orden de arresto. El grupo se opone también a la ocupación, al igual que la ASM. “Se trata de una orden estúpida que sólo servirá para incrementar la ira en contra de un gobierno corrupto,” manifestó Jalissi en una entrevista con el canal por satélite Al Sharqiya. Jalissi continuó alabando a Dhari por defender a los iraquíes con independencia del grupo religioso al que pertenezcan.

Otros grupos apoyan también al líder sunní. “Al Dhari es la principal figura religiosa sunní, y su asociación está considerada como el grupo sunní más importante en el país,” señaló Talal Saied, miembro del Partido Comunista, en Bagdad. “Él ha sido invitado oficialmente por la mayoría de los gobiernos de la región a visitar sus países como un líder reconocido, aunque no representa a ningún gobierno. Él nunca ha hablado exclusivamente en nombre de los sunníes y ha prohibido siempre las matanzas sectarias entre iraquíes,” señalan Dahr Jamail y Ali Al-Fadhily.

La AMS forma parte también del Frente de Salvación Nacional. Este bloque incluye a los partidos shiíes y sunníes que están unidos en su llamamiento en favor de un diálogo nacional e internacional para resolver la “catástrofe” de Iraq. Los únicos partidos que no forman parte del bloque son el Partido Dawa de Maliki, los dos principales partidos kurdos y el Consejo Supremo de la Revolución Islámica en Iraq (CSRII), una de las dos principales formaciones shiíes en Iraq. El Frente incluye al Partido Fadhila, liderado por el Ayatollah Samir Yacubi, un poderoso partido shií que rivaliza en poder con el CSRII en el sur de Iraq. “El Frente es como un gobierno en la sombra,” señala el diputado Mustafa al Hiti. “Debe haber un cambio.&rdquo
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30890-la_asociacion_de_sabios_musulmanes_exige_el_fin_de_la_ocupacion_de_iraq.html