webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
639 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=6825

Musulmanas predicadoras

06/02/2007 - Autor: Kim Amor - Fuente: informarn.nl
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Mujeres musulmanas
Mujeres musulmanas

El movimiento que reclama el acceso de las mujeres a las mezquitas está en auge. Cada vez más predicadoras enseñan el Corán y lideran la oración ante congregaciones femeninas en los países islámicos. Si en China hay mezquitas vetadas a los hombres, en Indonesia, las muballighats (predicadoras) promueven desde hace décadas la igualdad de sexos y últimamente la lucha contra el SIDA. Desde el año pasado, las murchidates en Marruecos y las vaize en Turquía difunden con el visto bueno oficial una visión más femenina del Islam.

En Egipto las mujeres llevan bastante más de una década predicando el Corán en las mezquitas o interpretándolo de forma informal en los llamados salones islámicos, que se celebran en domicilios privados de la burguesía. Ante la demanda, y quizá para recuperar el control institucional de la religión sumergida, la Universidad de Al Azhar, la más influyente del Islam sunita, abrió en 1999 una sección especial para formar a las mujeres. El año pasado, el ministerio de asuntos religiosos seleccionó a medio centenar de mujeres imanas, para que dirijan el salah, la oración, pero sólo ante las de su sexo.

Magda Amer es una de las predicadoras predilectas de la burguesía cairota. Una vez por semana enseña "charia y fiqh", ley islámica y jurisprudencia, en una mezquita del próspero barrio de Heliópolis y lidera a sus alumnas en la oración. Licenciada en estudios islámicos, Amer es también bioquímica, profesora de inmunología y homeópata. Lo que la distingue de otras predicadoras, es su pasión por el taichi, los chackras y el yoga, disciplinas orientales que aprendió en Europa y que utiliza también en sus sermones, en los que discute abiertamente de todo: problemas conyugales, inquietudes sexuales, trastornos cotidianos…

"Hablo un poco de todo. El Islam es una forma de vivir, cubre y da respuesta a todas las cuestiones, desde la A a la Z, porque el Profeta fue padre, fue marido, fue político, fue economista…", explica. "El Islam nos da pautas para todo, cómo dormir, cómo comer, cómo beber, cómo hacer el acto sexual, cómo caminar, cómo lavarse…"

Las mujeres se preparan para conquistar las mezquitas, un espacio del que han estado marginadas durante siglos. Pero ¿para cuando una mujer imana, que lidere la "jutba", el sermón del viernes, y la oración colectiva? La cuestión ha tomado fuerza desde que la profesora de estudios islámicos afro-americana Amina Wadud, que encabeza el movimiento de reivindicación del imanato femenino, encabezó hace dos años en Nueva York una plegaria mixta. La rebeldía le valió insultos y alguna amenaza de muerte.

El debate, uno de los más controvertidos del Islam contemporáneo, eriza los cabellos de los más conservadores. En Marruecos, el Consejo de Ulemas emitió una fatua prohibiendo expresamente a las mujeres usurpar un papel que los hombres se han reservado durante siglos. Ni en Turquía, el más laico de los países musulmanes, a la locomotora de la igualdad de sexos, las "vaizes" están autorizadas a dirigir los hombres en la oración.

En Egipto, el debate todavía está más verde. Magda Amer, sin ir más lejos, considera que para todo hay límites y descarta que pueda haber imanes en femenino. Aunque promueve una lectura flexible y moderna del Corán, útil para las mujeres que no comulgan ni con el extremismo religioso ni con el laicismo occidental, no es necesariamente progresista. En sus sermones, habla de los derechos de la mujer, pero no se reclama feminista.

"No estoy de acuerdo con el feminismo", explica la predicadora egipcia, "porque feminismo significa reclamar derechos y yo no los necesito, ya que Alá me los ha dado todos. Tengo mis derechos a través de la ley divina, a pedir el divorcio, trabajar, a participar en política, a firmar un contrato… No quiero ser igual a los hombres. En el Islam el hombre es superior, pero nos complementamos. Cada uno conoce sus derechos y sus obligaciones, y los respetamos. Él no puede tener hijos, ni quedar embarazado, ése es nuestro rol y el suyo es trabajar".

El número de predicadoras musulmanas está creciendo, ya sea por una voluntad oficial de poner coto al fundamentalismo o como fruto de las reivindicaciones femeninas. Pero en Egipto, este fenómeno parece también vinculado al crecimiento de un nuevo fervor religioso, especialmente fértil en la época de Internet y la televisión por satélite. Aunque se lleve a cabo bajo una ilusión de modernidad, para los críticos supone simplemente un retorno al conservadurismo.

Anuncios
Relacionados

Feminismo en el Islam

Artículos - 30/08/2006

1ª Conferencia de Mujeres Musulmanas

Artículos - 15/12/1999

Contra la utilización política del velo

Artículos - 12/11/2001



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30783-musulmanas_predicadoras.html