webislam

Viernes 22 Noviembre 2019 | Al-Yuma 24 Rabi al-Auwal 1441
853 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=6823

Driss Deibak cuenta la tragedia de los marroquíes obligados a luchar en la guerra civil española en su documental Los Perdedores

06/02/2007 - Autor: Revista Amanecer - Fuente: www.revistaamanecer.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Póster del documental Los Perdedores
Póster del documental Los Perdedores

Driss Deibak nació en la ciudad española de Melilla, situada en la costa norteafricana. Él estudió dirección cinematográfica en Francia y Sociología en la Universidad de la Sorbona. Más tarde, trabajó como ayudante de dirección en Francia. Luego, se trasladó a Los Angeles donde vivió siete años. En 1997 dirigió una película de ficción, “El Refugiado”. En 2001, realizó el documental “Ciudadano de Melilla,” en el que un conjunto de personas de Melilla de diferentes ideologías y creencias eran entrevistadas. Otro de sus recientes trabajos es “La última frontera,” que trata el tema de los inmigrantes africanos que tratan de llegar a España y fue parcialmente producido por la televisión pública alemana. Ahora, él acaba de dirigir otro documental: “Los Perdedores.”

¿Puedes decirnos algo acerca de tu último documental “Los Perdedores”?

Trabajamos en este documental durante tres años. Él fue seleccionado por la Sección Internacional del Festival de Cine de Valladolid y será también presentado en Berlín. La primera cadena de la televisión pública española (TVE) y la televisión pública de Cataluña (TV3) lo han adquirido ya.

El documental cuenta la historia de los soldados marroquíes que combatieron en el ejército de Franco durante la Guerra Civil española (1936-39). Alrededor de 100.000 marroquíes fueron llevados a la Península Ibérica desde el norte de Marruecos, que era en aquel entonces una colonia española.

Hubo alrededor de 8.000 árabes en el ejército republicano, que vinieron de Palestina, Argelia y otras partes. Existe una importante diferencia entre éstos y los marroquíes que lucharon al lado de Franco. Ellos eran voluntarios que llegaron a España para luchar contra el fascismo, mientras que los marroquíes traídos por Franco fueron obligados o bien engañados para que empuñaran las armas.

¿Comprendieron que habían sido engañados?

La mayoría de ellos sí. Así por ejemplo, alrededor de 3.000 marroquíes fueron llevados a Sevilla con la promesa de que se les darían tierras allí. Cuando llegaron, se les dijo que “los rojos” habían robado sus tierras y que tendrían que luchar contra ellos con el fin de recuperarlas. En realidad, se convirtieron en carne de cañón. Estuvieron todo el tiempo en el frente y fueron situadas otras tropas franquistas detrás de ellos con orden de dispararles si intentaban marcharse.

Después de la guerra, fueron maltratados y discriminados. Ellos ganaron la mayoría de las medallas al valor en el ejército de Franco, incluyendo la Laureada de San Fernando, y se les concedieron pensiones mensuales de unas cuatrocientas pesetas (unos dos o tres euros de hoy en día) al mes, pero éstas fueron congeladas en los años cuarenta, a diferencia de lo que sucedió con las pensiones de los militares cristianos españoles, que eran actualizadas cada año. Sus viudas, a diferencia de las de los militares cristianos, no recibieron ninguna pensión.

Todo esto tuvo dramáticas consecuencias para el norte de Marruecos (la región del Rif). En primer lugar, la región perdió unos 100.000 de sus mejores trabajadores. La mitad de ellos nunca retornaron. Otros hombres regresaron paralíticos o mutilados, pero no recibieron ningún salario o pensión. Este hecho significó un desastre para la economía de esta región, que fue empeorado por la actitud del rey Hassan II, que nunca estuvo interesado en desarrollar esta zona de Marruecos.

En 1971, un informe del consulado español en Tetúan afirmó que el 90% de las personas que estaban mendigando en busca de comida en la región del Rif eran hijos de antiguos soldados marroquíes que habían luchado en España.

En 1989, el gobierno de Felipe González concedió pensiones y la nacionalidad española a los antiguos miembros de las Brigadas Internacionales, lo cual fue un hecho muy positivo, pero no hizo lo mismo con los antiguos soldados marroquíes del ejército de Franco y esta discriminación ha continuado hasta hoy.

Me parece que el gobierno español está esperando a que ellos se mueran para solucionar el problema por medios naturales. He hablado con algunos oficiales del Ejército español y todos creen que el tratamiento que los soldados marroquíes recibieron fue vergonzoso, pero insisten en que el asunto corresponde enteramente a los políticos.

El régimen de Franco estuvo basado en la doctrina del nacional-catolicismo. ¿Jugó la Iglesia Católica algún papel en la discriminación contra los soldados marroquíes?

Sí, absolutamente. Durante cinco siglos, la Iglesia insistió en que España era únicamente un país católico y suprimió cualquier tipo de libertad religiosa para las demás confesiones. Sin embargo, cuando la Guerra Civil estalló, la Iglesia bendijo la llegada de soldados musulmanes con el fin de luchar contra el “comunismo.”

Durante la guerra, la Iglesia no permitió que mujeres españolas se casaran con los soldados marroquíes y cuando el conflicto finalizó, presionó a Franco para que retirase inmediatamente a estas tropas de España. Sin embargo, este hecho fue positivo porque impidió que estos soldados participaron en la dura represión de la postguerra.

¿Cómo ha sido recibido el documental?

El documentan fue muy bien recibido por el público y consiguió críticas muy favorables en el Festival de Valladolid. EL PAIS, el principal periódico de España, le dedicó una crítica elogiosa. Algunos jóvenes estudiantes vinieron a verme durante el Festival y me dijeron que no sabían nada acerca de la Guerra Civil o el período islámico en España. Creo que la historia real de nuestro país nos ha sido robada. En realidad, el documental no cuenta la historia de la Guerra Civil sino que es una reflexión acerca de qué es España y sobre el odio hacia “el otro”.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30781-driss_deibak_cuenta_la_tragedia_de_los_marroquies_obligados_a_luchar_en_la_guerr.html