webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
2313 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=6259

El nombre y la experiencia de Dios es Paz: conclusiones de los maestros de las Tradiciones Espirituales del Mundo

Representantes de las distintas Tradiciones Espirituales se reunieron durante tres días en Sevilla

27/11/2006 - Autor: Redacción Webislam - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Mesa de representantes de las tradiciones espirituales en el Palacio de las Tres Culturas.
Mesa de representantes de las tradiciones espirituales en el Palacio de las Tres Culturas.

Los representantes de las distintas Tradiciones Espirituales presentes en las 1as Jornadas de Tradiciones Espirituales del Mundo en Andalucía, representantes del budismo tibetano, budismo zen, cristianismo, hinduísmo, islam, judaísmo y tadición indígena americana de la nación mapuche, reunidos para analizar y dialogar sobre algunos de los problemas que acucian a una emergente sociedad global (pobreza, deterioro del medio ambiente, discriminación de la mujer, inmigración, y violencia y conflictos bélicos), resumen sus conclusiones en los siguientes puntos:

1. Afirmamos que el nombre y la experiencia de Dios es PAZ. Nadie debería justificar la violencia y la guerra si se atiene a las fuentes originales de las enseñanzas de los fundadores de sus distintas Tradiciones y a las palabras de aquellas personas que, a lo largo de los siglos, han representado el espíritu más puro de sus religiones.

2. Que tampoco debería encontrarse justificación en estas fuentes para la discriminación y los abusos que han sufrido y sufren las mujeres en las distintas sociedades donde estas religiones son mayoritarias. Que tales injusticias deben achacarse, más bien, a usos y costumbres culturales de unas sociedades ancladas en el patriarcado, y a los intereses y las conveniencias de los grupos de poder imperantes en esas sociedades, si bien reconocen que los estamentos religiosos han sido cómplices, durante siglos, de tal estado de cosas.

3. Sugieren que el problema de la desigual distribución de la riqueza y de la pobreza en el mundo es el resultado natural de una economía de mercado carente de valores éticos, que da prioridad a los fríos beneficios económicos por encima del bienestar de los seres humanos. Esta filosofía del dinero está dando lugar a una sociedad deshumanizada, donde se premia el individualismo, el egoísmo y el egocentrismo, y donde los valores y los principios éticos se ven oscurecidos o ignorados de forma creciente, dando lugar a otro tipo de pobreza, la pobreza interna, que aqueja gravemente a las sociedades occidentales en forma de crecientes conflictos interpersonales, desesperanza, vacío existencial y depresiones.

4. Apuntan que, desde la experiencia espiritual más profunda, el ser humano comparte una misma esencia vital (y, por tanto, un mismo destino) con el resto de seres vivos, con nuestro planeta y, en última instancia, con el universo. De ahí que sugieran la necesidad de abandonar las visiones antropocéntricas del universo en beneficio de una visión del ser humano como parte del entramado de la vida, sin el cual no podría subsistir.

5. Proponen que se aborde el problema de la inmigración desde la perspectiva del amor y la compasión que comparten en su mismo núcleo todas las Tradiciones Espirituales, apuntando a un esfuerzo de integración de los inmigrantes que tenga en cuenta sus peculiaridades culturales, como una forma de enriquecimiento cultural de nuestra sociedad, e invitando a un conocimiento mutuo, a un encuentro intercultural e interreligioso que disipe el miedo a lo extraño y disuelva estereotipos e ideas preconcebidas acerca de otras culturas.

6. Insisten en la necesidad de abordar todos estos problemas no sólo en sus síntomas periféricos externos, sino en su verdadera raíz interna, es decir, en la mente de los hombres, en la conciencia, a través de la educación, la formación y la información social, a través de una profunda toma de conciencia. E inciden especialmente en la enorme importancia del compromiso personal de cada ser humano, en que todos y cada uno de nosotros asumamos la responsabilidad en la creación de un mundo más justo y pacífico, donde se protejan y preserven las tradiciones antiguas y las culturas indígenas, así como las minorías sociales, la vida toda y los ecosistemas.

7. Indican que todos estos problemas, que se han generado con determinada manera de pensar y de ver la realidad, no se pueden solucionar desde esa misma manera de pensar y ver la realidad. Para ello, proponen un cambio de paradigma (es decir, un cambio de visión e interpretación de la realidad que vivimos); un cambio de paradigma que invierta la orientación y las prioridades de lo externo a lo interno, de la materia a la consciencia, del individualismo al bien común, de la sospecha a la confianza.

Maestros participantes

- Prof. K.M. Tripathi (India). Intelectual y maestro tradicional hindú. Profesor emérito de la Universidad Hindú de Varanasi.

- Dr. Mansur Escudero (España) Presidente de la Junta Islámica de España y miembro fundador de la Comisión Islámica de España.

- Venerable Thubten Wangchen (Tibet). Lama tibetano y representante del Dalai Lama en España.

- Berta Meneses. (España) Maestra Zen en Kamakura (Japón).

- Rubén Sternschein. (Israel). Rabino y profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

- Daniel Maribur. (Chile) Werken (Mensajero de la Nación mapuche).

- José Miguel de Haro. (España). Misionero Redentorista. Miembro de la Comunidad Ecuménica de Taizé.

Anuncios
Relacionados

Apuesta por la espiritualidad y la paz

Artículos - 31/12/2008

El Amor humano por Dios desde el Cristianismo y el Islam

Artículos - 17/09/2007

Paz, salam, shalom

Artículos - 05/04/2008



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30313-el_nombre_y_la_experiencia_de_dios_es_paz_conclusiones_de_los_maestros_de_las_tr.html