webislam

Martes 19 Noviembre 2019 | Az-Zulaza 21 Rabi al-Auwal 1441
924 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=6016

La fiesta del Id celebrando el fin del mes de Ramadan: un banquete en ambos mundos

Aquellos que mantienen el ayuno para complacer a Allah ganan el control de su yo inferior

23/10/2006 - Autor: Sheikh Muzaffer Ozak al Yerrahi al Halveti - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El Festival del final del Ramadán debería marcar el final de nuestra ignorancia.
El Festival del final del Ramadán debería marcar el final de nuestra ignorancia.

Habrá triunfado quien se purifique, recuerde el nombre de su Señor y rece. Sin embargo preferís la vida de este mundo, cuando la Ultima es mejor y de mayor permanencia. Realmente esto ya estaba en las primeras escrituras, las páginas de Ibrahim y de Moisés.

Coran, 87:14-19

De la estación anual de Ramadán, que tanto place a Allah, llegamos al festival en donde nuestro tren hace una parada al final del mes bendito. Adelante nuestro yacen otros muchos Ramadán y estaciones de Festivales, que quizás alcancemos o no.

Aquellos que mantienen el ayuno para complacer a Allah ganan el control de su yo inferior. El que sabe cómo practicar ese control llega a la comprensión de su propia impotencia y limitaciones, y para alguien que ha aprendido eso, Allah despliega Su banquete divino, diciendo:

Mi siervo especial, has mantenido el ayuno bajo Mi mando, ahora te invito a Mi banquete divino, come y bebe por medio de Mi gracia y generosidad”. ¡Comed y bebed alegremente por lo que adelantasteis en los días pasados!

69:24

El Glorioso nos dice que disfrutaremos de ese banquete, no sólo durante los Festivales de este mundo, sino cuando lleguemos al Paraíso también, pasando los obstáculos y escapando de las dificultades dolorosas en el Sitio de la Resurrección con nuestra fe intacta:

“Mis siervos especiales, ante Mi orden ayunasteis por Mí en el mundo de abajo, renunciasteis a comer y a beber por Mi bien. Ahora, disfrutad vuestra comida y bebida como una recompensa por esas buenas acciones que realizasteis en esos días pasados. Ahora, disfrutad de felicidad eterna por las adversidades que sufristeis y debido a vuestras buenas acciones. Ahora estáis limpios y puros. Habéis sido victoriosos en la lucha con el yo inferior, que se llama la Gran Lucha al-jihad al-akbar. Para ser verdaderamente humano uno debe conquistar a su yo inferior, subyugarlo y controlar sus deseos. Es mediante eso que la distinción entre hombre y animal se torna aparente. Hoy es vuestro Día de la Victoria”.

Hay una similitud entre nuestros Días de Fiesta comunes y los del Más Allá. Morir, ser puesto en la tumba, aguardar la Resurrección y el momento del juicio, luego esperar hambriento, sediento y desnudo para pasar del Juicio a la Balanza, luego de la Balanza al Puente, luego del Puente al Paraíso o a las Aguas de Kawthar, todo eso corresponde a Ramadán. Beber de la Fuente de Kawthar, ataviarse con las vestiduras del Paraíso y obtener la salvación y el éxito, se puede comparar todo con el festival del final del Ramadán.

El Festival real lo alcanzan aquellos que llegan a la fe, entran al Islam, pasan el día sin pecado, y dedican su vida entera a la causa de Dios. Dan las respuestas correctas a los Angeles Interrogadores, están bajo el Estandarte del Mensajero en el Sitio de la Resurrección, obtienen la intercesión, son más pesados en el platillo de las recompensas de la Balanza, reciben su registro en la mano derecha, cruzan el Puente a salvo, beben las aguas de Kawtar de la mano del Mensajero, se salvan del Fuego, beben de la FUENTE de la Vida, renuncian a su vida en bien de Dios y Su Mensajero, usan las ropas del Paraíso y celebran el festival viendo a Dios cara a cara. ">Según Jarir ibn Abdillah, que Allah esté complacido con él: “Estábamos sentados en presencia del Profeta, Allah lo bendiga y le dé paz, cuando miró la luna — en la noche del plenilunio — y dijo: ‘Todos serán presentados a su Señor’ ”.

Si celebrar el Festival fuera simplemente una cuestión de ponerse ropas nuevas, afeitarse y visitar el baño de vapor, los incrédulos podrían hacer otro tanto. Los que se comportan así, celebran por lo menos el festival de este mundo. Hay algunos desafortunados que ni siquiera han oído de los festivales.

El verdadero Festival se celebra escapando a los obstáculos y obteniendo las dádivas que hemos enumerado. Aquellos que celebran meramente vistiéndose con ropas nuevas, afeitándose y divirtiéndose, consintiendo a su yo inferior sin obediencia o consideración por la aprobación de Allah, se quedarán sin nada más que sus festividades mundanas. En ese Día terrible, cuando los creyentes y los amantes fieles disfruten la Fiesta de la eternidad, esos pobres desgraciados estarán de duelo. Para ellos, ese Día será un día de interminable frustración, agonía y tormento.

El derecho a celebrar el festival les pertenece a aquellos que creen en Allah, Sus Mensajeros, las escrituras y los ángeles, que tanto lo bueno como lo malo proceden de Allah, y en la Resurrección después de la muerte; que obedecen a su Señor y siguen Su orden, aceptándola agradecidamente como una bendición; que mantienen el ayuno de Ramadán con la esperanza de la recompensa de Allah; que realizan las oraciones tarawih, le llevan felicidad al pobre y pagan las limosnas debidas.

Pasan sus noches recitando el Corán y en la compañía de Dios, mientras que en las horas del día cultivan cualidades angélicas, purifican sus corazones de los atributos que desagradan a Dios, se limpian y embellecen a sí mismos con el recuerdo de Allah y el afecto por Su bienamado y noble Profeta la morada de la visión divina que es el corazón humano.

El Mensajero nos dijo que aquellos que ayunan de esta manera se tornan tan inocentes como en el día que abandonaron el vientre de su madre. Ellos celebran el verdadero Festival. . .

Según Ibn Mas’ud, el Mensajero de los Mensajeros (saws) dijo:

“Cuando llega el Día de Fiesta, y los creyentes que ayunaron van a realizar la oración del Festival, Allah, Señor de la Belleza, les dice a Sus ángeles: ‘¡Oh Mis ángeles! Mis siervos que han obedecido mi mandamiento ahora desean que Yo les dé su recompensa por la adoración que llevaron a cabo. Atestiguad que por Mi gracia y generosidad les he concedido recompensas a esos siervos Míos de acuerdo con el grado de sus buenas acciones. A algunos los he recompensado con Mi perdón, a algunos con Mi Paraíso y a otros con Mi belleza’.

Al oír de esta bondad divina hacia la Comunidad de Muhammad, los ángeles nos dieron las buenas nuevas:

‘¡Felicitaciones a vosotros, Oh Comunidad de Muhammad! Id a vuestras casas regocijados. Vuestro pecado ha sido perdonado. Vuestras malas acciones han sido transformadas en buenas’. El Señor de la Belleza y la Generosidad, dice: ‘Mis siervos especiales, habéis ayunado para complacerme. Habéis roto el ayuno por Mi gracia. Regresad a vuestros hogares. Os he perdonado. Os he hecho dignos de Mi Paraíso’ ”.

El Festival del final del Ramadán debería marcar el final de nuestra ignorancia. A partir de ese momento, deberíamos incrementar nuestra obediencia, no nuestra desobediencia a Allah. Nos ponemos las ropas limpias de una devoción fresca. Coronamos nuestra cabeza con la diadema del perdón y la clemencia. Hemos sido salvados del Infierno, salvados del Fuego. No debemos volver a mancharnos con las aguas servidas de este mundo. Esta es la advertencia que recibimos del rey de los Profetas:

 “Cuando llega el día de fiesta, Satán pega un grito y reúne a sus ejércitos a su alrededor. Le preguntan por qué los convocó a todos juntos y él les dice, con ira, amargura y desesperanza: ‘¿No lo ven? Allah ha perdonado a la Comunidad de Muhammad. ¡Vayan y desparrámense por la tierra! Extravíenlos distrayéndolos con lujuria, licor y otras cosas que disgustan a Allah. Impídanles orar, manténgalos alejados del recuerdo de Allah y llévenlos de vuelta a sus costumbres perversas y sucios hábitos, para que puedan incurrir en la ira divina y sean apropiados para el Fuego’ ”.

Nuestro Maestro el Mensajero (saws), dice:

Enriqueced los días del Festival con buenas obras. Embellecedlo con caridad, súplicas, ruegos por perdón, reconciliación y recitación del Corán. Evitad todo lo que es malo. Permaneced en la piedad y la rectitud. Manteneos ocupados con la glorificación de Allah y la afirmación de Su Unicidad. Porque en este día Él os ha limpiado de vuestros pecados. Él acepta vuestra súplica y os mira misericordiosamente”.

Cuando llega el Día de Fiesta, el Creador Generoso les ordena a Sus ángeles que desciendan al globo de la Tierra. Descendiendo en tierras Musulmanas, los ángeles les dan estas buenas nuevas a la Comunidad de Muhammad: “¡Oh Comunidad de Muhammad! ¡Venid a la mezquita que es la casa de Allah, para recibir vuestras recompensas del Todo Generoso!” 

Cuando los creyentes han llegado a las mezquitas, realizado sus oraciones del festival, y luego abierto sus manos en súplica a la Fuente Unica, el Señor Glorioso les dirige estas palabras a Sus ángeles: “Oh Mis ángeles, atestiguad que he aceptado el ayuno de los creyentes que ayunaron para complacerme. Estoy complacido con ellos y he perdonado a los que mantuvieron el ayuno”. Informándonos de esto, nuestro Profeta bienamado nos ha sumido en la alegría. Los que reciben nuevas semejantes pueden celebrar sin duda el Festival.

Irshad, de Sheikh Muzaffer Ozak al Yerrahi al Halveti
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30104-la_fiesta_del_id_celebrando_el_fin_del_mes_de_ramadan_un_banquete_en_ambos_mundo.html