webislam

Sabado 25 Enero 2020 | As-Sabat 29 Jumada Al-Auwal 1441
836 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=6006

El atolladero norteamericano

La dificultad que se encuentran la fuerzas estadounidenses en Irak ha llevado a Bush a sacarse de una vez la máscara de demócrata y de defensor de los derechos humanos

21/10/2006 - Autor: Abel Samir - Fuente: Propia
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Bush preocupado
Bush preocupado

El presidente Bush y su cuartel general parece ser que sólo habían elaborado una estrategia para dominar la situación en Irak después de la “derrota” de las fuerzas militares que obedecían a Sadam. Esa estrategia pasaba por el dominio de un gobierno pro-norteamericano de elementos que vivían exiliados por ser oponentes a la dictadura iraquí. Ese gobierno iba a establecer una “democracia” al gusto de los norteamericanos: los capitalistas como clase dirigente, los inversionistas norteamericanos metidos en todos los negocios limpios y sucios, y bases militares del imperio en territorio de Irak para controlar esa zona tan importante en energéticos. Y ese gobierno “democrático” iba a ser más neutral en el problema palestino, aislando a este pueblo de la ayuda prometida por los iraquíes en caso de una conflagración más extensa entre los países árabes y el estado israelita.

Esa estrategia se ve hoy que camina hacia el barranco y Bush ya no sabe que hacer. La resistencia de la parte suni ―que constituían la fuerza principal de Sadam― no ha disminuido en absoluto. Al contrario, su actividad es cada vez más manifiesta. Y al parecer, no existe una tendencia hacia una disminución ni por cansancio ni por falta de combatientes ni tampoco por falta de material de guerra. Este último factor se explica por la gran cantidad de armas y material de toda clase que tenían las fuerzas militares iraquíes antes de la invasión norteamericana y que deben existir ocultas en cientos o miles de lugares. A la resistencia suni se le agrega la acción cada vez más militante de las fuerzas de Al-Qaeda que cuenta con miles de combatientes iraquíes y de otros países árabes.

Al-Qaeda que era una organización relativamente pequeña de grupos selectos, se ha transformado en Irak en una organización más masiva y más internacional. Y no es sólo ellos los que se oponen a las fuerzas de USA. También muchas organizaciones chiítas que tienen sus propias milicias armadas y que desean la retirada de los norteamericanos y de sus aliados. Algunas de estas fuerzas han chocado militarmente con los yanquis y las fuerzas iraquíes que controlan y que obedecen al gobierno títere de Irak.

Y el estado de Israel no ha conseguido un Irak neutral en el problema palestino. El sentimiento anti-judío de los iraquíes ha crecido porque ellos se dan cuenta que en esta guerra de Bush el problema de Israel estaba presente y era uno de los motivos de la aventura del pentágono. Los 600.000 muertos de la población de Irak se deben al señor Bush, a Tony Blair y a los israelitas. Eso lo comprende cualquiera en Irak. De manera que el sentimiento del pueblo iraquí, tanto de sunis como de chiítas sigue siendo anti-judío, y es mayor que en el pasado. En ese sentido también la estrategia de Bush ha permitido sólo un tiempo de respiro a Israel, nada más. Además, el problema palestino es más conocido de las masas árabes y cuenta con más apoyo popular aunque en algunos gobiernos árabes ―como el de Egipto― no aparezca esto como muy manifiesto. La actitud de Mubarak ―uno de los principales aliados de USA― de intentar la retirada de Hamás del gobierno palestino más parece una movida de Bush que propia. es el que le proporciona el petróleo a Israel. Con la bencina egipcia se mueven los tanques, helicópteros, aviones y buques de guerra que bombardean diariamente a la población prácticamente indefensa del pueblo palestino.

Ya las bajas oficiales de militares estadounidenses en Irak se acercan a los 3.000 y más de 20.000 heridos, muchos de los cuales han quedado inválidos de por vida. Y esta guerra se eterniza, no se ve que vaya a terminar en un tiempo corto ni mediano. El gasto militar se ha ido a las nubes y el dólar se mantiene alto gracias a los extraños manejos del tesoro norteamericano. Claro está que el gobierno de Bush ha hecho ahorros disminuyendo la ayuda social, el apoyo a la educación estatal y a la salud de muchos millones que carecen de seguridad y de atención como la que existe en Europa. Esa política la llaman ir contra el comunismo, porque comunismo es para los capitalistas norteamericanos cualquier responsabilidad del estado en las ayudas a sus habitantes. Si estas medidas no han encontrado gran resistencia en el pueblo norteamericano se debe fundamentalmente al enorme grado de alienación política, social y religiosa que vive ese pueblo.

La prensa europea comenta hoy la situación confusa y sin salida en que se encuentra la política norteamericana. Tomemos por ejemplo lo que dice el periódico “The Guardian” de Londres: "Sea cuando sea que el ejército británico se retire de Irak: no podrán finalizar su misión. Las continuas aseveraciones del primer ministro, Tony Blair, en el sentido de que Estados Unidos y Gran Bretaña llevarán a Irak la democracia activa se convierten día a día en menos probables. Antes el primer ministro convencía con su encanto retórico. Hoy parecer ser el único que cree en la ilusión que él mismo ha construido." Y lo que dice también el periódico austriaco “Salzburguer Nachrichten”: "Pocas semanas antes de las elecciones al Congreso, el presidente Bush debe reconocer lo profundamente sumergido que se encuentra Estados Unidos en el pantano iraquí. En este momento sólo le queda la amarga constatación de que la invasión estadounidense de Irak se ha convertido en una catástrofe política. La potencia mundial busca desesperada una salida y constata que todas las alternativas resultan igual de malas. Si los ocupantes se quedan crecerá la resistencia. Pero si abandonan el país, éste se sumergirá en el caos. La retirada de las tropas estadounidenses en este momento sería reconocer su fracaso. En un artículo mío de hace exactamente un año atrás (20 de octubre de 2005) que publiqué en Argenpress.info decía algo similar. Sostuve en esa oportunidad que Irak se había convertido en un pantano. Muy fácil de meterse en él cuando se cuenta con una formidable fuerza militar, pero muy difícil de salir, sobretodo, de salir airoso y con un nivel de prestigio internacional.

Y, ¿Cómo saldrá Bush hoy de ese pantano? ¿Qué quebradero de cabeza tiene ese aventurero, ese combatiente de escritorio y de retórica? Yo creo (y no es que sea creyente), que Bush saldrá corriendo como lo hicieron los yanquis en Vietnam, dejando tras de sí la destrucción y la ruina de millares de hogares iraquíes. Probablemente Bush todavía tiene la carta de Irán para este malhadado juego de póquer. Esa carta le permitirá un respiro. Los iraníes son los malvados de hoy. Los seguidores de ese demonio que acosa a Bush en sus pesadillas en su rancho de Texas y en la Casa Blanca. Mientras tanto la opinión pública se va hacia los demócratas y las elecciones parece que se les va de las manos a los señores republicanos. Como dice James Carville, el mago que ayudó a Clinton a conseguir el trono de la Casa Blanca, ha llegado la hora de la verdad. El Watergate de hoy se llama Irak. Es un Watergate fangoso y de él saldrá Bush a duras penas y políticamente arruinado. Aunque parece que no económicamente, ya que en los negocios de Irak ha metido a sus amigotes encabezados por su vicepresidente Cheney. Este será un Tsunami político que arrastrará con sus olas a muchos republicanos.

La dificultad que se encuentran la fuerzas estadounidenses en Irak ha llevado a Bush a sacarse de una vez la máscara de demócrata y de defensor de los derechos humanos. Ha creado una ley que permite la aplicación de cualquier método por inhumano que sea para quebrar la resistencia de los combatientes patriotas en Irak. Y tiene sus cárceles secretas en donde se tortura a diario, no sólo a los combatientes, también a cualquier sospechoso de serlo. Es un remedio de última hora, pero más parece un veneno que un paliativo de alguna clase. Con esas medidas se ha ganado con justicia el odio de la inmensa población musulmana. Los norteamericanos que sean víctimas de atentados dinamiteros en todo el mundo deberán agradecérselo.

Algunos estrategas norteamericanos creen que lograrán vencer sólo si tienen el deseo y la decisión de hacerlo. Creen que con un acto voluntarista se impondrán sobre la situación objetiva. El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, dijo a propósito de la muerte de 10 soldados yanquis en “el otro Vietnam” que la estrategia es ganar. ¡Que gran estrategia! Si todos los estrategas del mundo comprendiesen esto no habría perdedores. Sólo la voluntad, no importa que todo lo demás se arruine. Muchos parlamentarios norteamericanos insisten que hay que cambiar la estrategia, pero Bush no conoce ninguna otra. Está huérfano de estrategias y parece que también sus generales que ya deben estar hasta la coronilla con esa guerra sin fin.

Algunos periodistas especulan con un cambio de timón en la política llevada en Irak. Me pregunto y esa pregunta debe hacérsela también muchos más, qué cambio de timón puede haber. Un cambio sería, movilizar más soldados y participar más en la represión de los insurgentes, dejada hasta aquí en su mayor parte a las fuerzas iraquíes pro-norteamericanas. Ese cambio de timón conduciría a una guerra aún más costosa y a más perdidas de vidas yanquis. El otro cambio de timón puede ser embarcarse y decir “Adiós Irak”. Lo que mostraría el fracaso de una aventura mal preparada en lo político, en lo social y también en lo militar. El fracaso de la estrategia de un reaccionario aventurero.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30095-el_atolladero_norteamericano.html