webislam

Jueves 17 Octubre 2019 | Al-Jamis 17 Safar 1441
911 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=5985

Tributo a Samira Makhmalbaf

Con su película A las Cinco de la Tarde se ha consagrado como directora

17/10/2006 - Autor: Yonaida Selam y Salima Abdeselam - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Samira Makhmalbaf.
Samira Makhmalbaf.

“De mi padre Mohsen Mahmalbaf (Director de Kandahar) aprendí el secreto de articular lo que siento con lo que tengo para decir, y es que en el cine a veces es mejor sentir como si no supieras nada. Comenzar de nuevo con cada película como si estuvieras viendo todo por primera vez”.

Samira Makhmalbaf.

Cuando visionas una película de Samira Makhmalbaf, al contrario de lo que te ocurre con otras películas, se siente un inusitado interés por conocer datos de la directora, ya no sólo en torno a su creación cinematográfica, sino fundamentalmente en conocer su visión de la realidad, de los acontecimientos que nos envuelven, tales como los trágicos atentados del 11S o la situación de Afganistán tras los bombardeos “aliados”.

De su película “La manzana” nos fascinó su realismo y su soterrada denuncia de la misoginia de una familia, que de manera equivocada entiende que es acertado que sus hijas no reciban educación y no puedan salir más allá del patio de su vivienda, hasta que interviene el estado.

Es una película documental, donde sus dos protagonistas Massouemeh y Zarah y gracias a Samira Makhmalbaf, aprenden a conocer la calle, que durante toda su vida les fue prohibida, por culpa de la visión misógina del padre de familia.

Gracias a Samira y su cámara, ambas empiezan a asimilarla, con sus calles nuevas, sus esquinas recónditas, con personajes extraños, desconocidos, de supuestos y reales peligros, como ella misma describe la calle y la posibilidad de perderse, o de encontrarse, de conocer a alguien, o de ser hallado, en definitiva a conocer Teherán de la misma forma que empiezan a conocerse así mismas, un mundo nuevo para ellas y en parte para los teleespectadores, ya que nos confiere la posibilidad de conocer un universo de imágenes, dentro de un retrato sincero y vivo.

Pero sin duda alguna, con su película “A las Cinco de la Tarde” se ha consagrado como directora, con actores no profesionales y con un diálogo que surgió de la búsqueda de localizaciones y de actores, Samira consigue transmitir con fuerza y vehemencia, el Afganistán de hoy, el de la invasión y la caída de los talibán, a través de la historia de Noguer, una chica que quiere ser presidenta de su país y que combina su quehacer diario, entre la búsqueda de alimentos y agua, con su asistencia oculta a una escuela que se presume laica y todo ello entremezclado con el millón de retornados que comprueban que sus país siguen siendo una ruina y se ven obligados a vivir en la calle con un padre que abomina de la era post talibán y que tiene la concepción equivocada de que las mujeres no deben estudiar. Narrado con una elocuencia espiritual única, característica de las películas iraníes, Samira consigue reducir la anécdota al mínimo y no propone su película como solución sino como una invitación a la reflexión, a las cinco de la tarde consigue entre los espectadores que se adentren en la película ponerlos a la misma altura que los personajes y con el desafío de llenar un vacío dentro de la escasez que los subyuga.

Con tan sólo 23 años y su arma más poderosa la sencillez, esta joven cineasta, de sabiduría vieja para narrar, ataviada con su hiyab y de mirada dulce, ha conseguido no sólo revivir el cine de su país Irán, sino darlo a conocer en el exterior, ha sido galardonada en Cannes y es un fiel reflejo del otro Irán del que Occidente no se hace eco, del Irán donde más del 80% de las mujeres acceden a la universidad y del Irán culto y creativo, que su padre Mohsen Makhmalbaf le inculcó, como ella refiere en una entrevista en el New York Times:”Me enseñó Historia del Arte, música, arquitectura, cine, fotografía, literatura y poesía” y “sobre todo me enseñó que el cine no tiene fronteras “.

Tributo y reconocimiento cuanto menos para quien como Samira Makhmalbaf ha conseguido desde una edad tan temprana hacerse un hueco en el cine, alcanzar la adoración de la crítica y el público en Cannes y ser calificada por los periodistas como desafiante, al recomendar que se abstuviesen de ver su película “A las Cinco de la Tarde”, aquellos que creen que la Democracia se puede implementar en cualquier lugar del mundo mediante la acción militar.

Yonaida Selam es Presidenta de Intercultura.
Salima Abdeselam es Diputada de la Asamblea de la Ciudad Autónoma.
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30078-tributo_a_samira_makhmalbaf.html