webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
2031 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=5938

Un triste Ramadán en Gaza

10/10/2006 - Autor: Yusuf Fernández - Fuente: www.revistaamanecer.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Un cañón israelí dispara contra Gaza
Un cañón israelí dispara contra Gaza
El boicot estadounidense y europeo y el cerco israelí han llevado a Palestina, en particular a Gaza, a una situación desesperada. Alrededor del 70% de la población de la Franja no tiene garantizado el suministro alimenticio y la gran mayoría depende de la ayuda humanitaria para cubrir sus necesidades básicas en este campo. Los habitantes de Gaza sobreviven gracias a la UNRWA, la agencia de Naciones Unidas encargada de los refugiados palestinos, cuyos cupones suministran a los palestinos unos pocos sacos de harina, leche en polvo para los niños, arroz, azúcar y alubias. Muchos palestinos en paro han perdido también sus subsidios por desempleo. Unos 165.000 funcionarios no han percibido sus salarios desde el pasado mes de febrero. En realidad, es la primera vez que un pueblo ocupado ha sido sometido a sanciones económicas.

De este modo, para los palestinos, este mes de ayuno de Ramadan se va a convertir probablemente en el más austero en años. Las oportunidades de celebrarlo de una forma tradicional son remotas. “¿Cordero? ¿Con qué esperas que compre un cordero?,” señaló Ahmed Hassan Makdad a un corresponsal de AFP al ser preguntado por el menú que ofrecería en casa durante el mes sagrado. Él señaló que muchos habitantes de Gaza están ahora rompiendo su ayuno de Ramadán con arroz y vegetales. Ahmed ya no visitará a su familia y amigos durante Ramadán, ya que tales visitas se han convertido en demasiado caras. “La tradición señala que debemos dar regalos, pasteles o carne,” señaló. “En lugar de 10 visitas, este año sólo haré una,” indicó.

La vida en Gaza se ha convertido en “intolerable, terrible y trágica,” a causa de los cierres israelíes que han convertido a la franja en una gran prisión, señaló recientemente la ONU, que describió las prácticas israelíes en los territorios ocupados como equivalentes a una “limpieza étnica.” “Gaza es una prisión e Israel parece haber arrojado la llave,” manifestó John Dugard, relator especial de Naciones Unidas sobre derechos humanos en los Territorios palestinos ocupados, al Consejo de Derechos Humanos de la ONU el 26 de septiembre, señala Reuters.

El enviado de la ONU también condenó el doble rasero de la comunidad internacional al aprobar sanciones económicas contra el pueblo palestino, mientras hace la vista gorda a las violaciones israelíes. “Israel viola la ley internacional tal y como viene expuesta por el Consejo de Seguridad y el Tribunal Internacional de Justicia y no es castigado por ello,” señaló. “Sin embargo, el pueblo palestino está siendo castigado por haber elegido democráticamente a un régimen que resulta inaceptable para Israel, EEUU y la UE,” señaló Dugard en declaraciones recogidas por Reuters.

La mayoría de los palestinos saben quien es el responsable de esta situación: “¿Quién es el responsable? Israel, EEUU y los países árabes. Los países árabes especialmente. Ellos son lo que nos han privado de los alimentos,” señaló un palestino. Los bancos árabes han sido reticentes a transferir fondos extranjeros al gobierno palestino, por temor a incurrir en sanciones dado que Hamas es calificado de “organización terrorista” por EEUU y la UE.

Las tropas y colonos israelíes abandonaron Gaza en 2005, tras 38 años de ocupación, pero el ejército lanzó una ofensiva terrestre en junio con el pretexto de buscar la liberación de un soldado hecho prisionero por los combatientes palestinos en un incidente fronterizo. Al menos 220 palestinos, incluyendo 50 niños, han muerto durante la ofensiva hasta ahora. Incluso antes de esta ofensiva, Israel lanzó 112 ataques aéreos entre marzo y junio. Durante ese mismo período, un total de 94 habitantes de Gaza fallecieron, 14 de ellos niños y 6 mujeres. Sólo en julio de 2006, 400 hectáreas de tierra agrícola fueron destruidas por los israelíes junto con sistemas de irrigación e invernaderos, lo que dejó a muchos granjeros arruinados e incapaces de cultivar sus tierras.

La única planta de energía eléctrica de Gaza fue destruida por ataques aéreos israelíes el 28 de junio, dejando a toda la población de Gaza únicamente con un suministro de energía intermitente. Hoy en día, los habitantes de Gaza reciben sólo de seis a ocho horas de electricidad diarias cada día y dependen en gran medida de insuficientes y costosos generadores, que están alimentados por unos suministros de combustible que a menudo escasean. Las reparaciones en la planta llevarán unos ocho meses y costarán unos 1.800 millones de dólares. Los cortes de electricidad han debilitado seriamente la capacidad de los hospitales para mantener la provisión de servicios. Los sistemas de abastecimiento de agua y eliminación de aguas residuales dependen totalmente de la electricidad y, de este modo, la falta de energía ha afectado seriamente a dichos sistemas. La UNRWA ha informado de una tendencia al alza en el número de consultas infantiles por diarrea, particularmente en el norte de los distritos de la Franja de Gaza y de Rafah, donde se ha registrado un 200% de incremento en estas consultas entre marzo y junio de 2006. Además, seis puentes y varias carreteras que unían el norte, centro y sur de Gaza han sido asimismo destruidos en varios ataques aéreos israelíes. Gaza está ahora cortada en dos y el movimiento ha quedado obstruido, con serias implicaciones para la capacidad de los servicios sanitarios de emergencia de llegar a los pacientes y personas heridas.

Al mismo tiempo, Israel continúa construyendo el Muro del Apartheid en Cisjordania. Dugard indica que los palestinos que viven entre el Muro y la Línea Verde, la frontera entre Israel y los territorios palestinos ocupados en 1967, ya no pueden acceder libremente a las escuelas y lugares de trabajo y muchos han abandonado las granjas locales. “En otros países este proceso podría ser descrito como limpieza étnica, pero el lenguaje políticamente correcto prohíbe aplicar este término a Israel,” señaló. El Muro, de 700 kilómetros de largo, discurre por Cisjordania y deja grandes partes de su territorio dentro del lado israelí. Después de que el Tribunal Internacional de Justicia calificara el muro de ilegal, la Asamblea General de la ONU pidió a Israel que lo destruyera y compensara a los palestinos que se hubieran visto afectados
Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/30029-un_triste_ramadan_en_gaza.html