webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
1497 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=5784

Declaraciones Escabrosas

23/09/2006 - Autor: Yonaida Selam - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Irreflexivas es el calificativo que merecen las ya afortunadamente rectificadas declaraciones del Papa sobre el Islam citando a un emperador cristiano Bizantino Manuel Paleólogo II (dos meses antes de su visita a Turquía) donde afirmaba que el Profeta Muhammad sólo había traído Espada y más Violencia al mundo, obviando citar el papel que el catolicismo jugó precisamente en determinadas etapas de la Historia en general y en la de España en particular, afortunadamente el Papa modificó sus declaraciones y se disculpó y eso es lo que debe prevalecer y haciendo honor al dicho que dice que no hay mal que por bien no venga, quizás todo este lamentable asunto sirva para que el diálogo interreligioso o la llamada Alianza o diálogo de civilizaciones empiece a ser una realidad.

El ensayista y moralista Joseph Houbert decía que “Como la dicha de un pueblo depende de ser bien gobernado, la elección de sus gobernantes pide una reflexión profunda” y las últimas declaraciones de Bush son un claro ejemplo de ello, jactarse públicamente de mantener prisiones secretas por todo el mundo y además enmarcado dentro del discurso que pronunció durante la conmemoración del Quinto Aniversario de los infaustos atentados del 11 S, es cuanto menos un gesto del cinismo más burdo.

Pronunciar palabras como libertad o civilización para en nombre de las mismas socavarlas con afrentas como Guantánamo o hablar de lucha contra el terrorismo para que en nombre de esa lucha se lleven a cabo prácticas igualmente terroristas como el secuestro de ciudadanos sospechosos o la justificación de la presencia de prisiones secretas por todo el mundo, nos indican la ojeriza en la que muchos dirigentes mundiales se han visto envueltos, desde que se pusiese en marcha la llamada Lucha contra el Terror.

Cabría preguntarse como así lo hizo el europarlamentario español Willy Meyer (Izquierda Unitaria Europea) ¿Cuál habría sido la reacción de la Unión Europea si Ahmedineyah hubiese reconocido tener secuestrados a prisioneros europeos y americanos en prisiones ilegales?, imagínense, los aviones de la Alianza Atlántica ya estarían surcando cielo iraní, pero como se trata de ciudadanos musulmanes no pasa nada, aunque estos sean secuestrados, torturados, no sepan de que se les acusa y sobre todo aunque muchos de ellos sean ciudadanos europeos, porque por encima de todas estas aberraciones impera su condición de musulmán y eso justifica lo que sería injustificable para con otros, es el discurso del “Nosotros contra ellos”, que utilizó Bush para llevar a cabo la deleznable invasión de Irak y sobre todo, para seguir justificando la presencia militar estadounidense, como hiciera en su ya famosa locución “Mientras nosotros hacemos la guerra, otros, es decir ellos, hacen el terrorismo”, lo que implica no sólo una deleznable utilización de los significantes sino una más que sustancial alteración de los significados.

Bush se ha encargado cuidadosamente de cultivar la idea de la Alianza de los que representan la libertad y de los que representan el despotismo, el terror y la opresión y de tergiversar el término resistencia, máxime si esa resistencia es contra Estados Unidos; aquí no importa que EE.UU. haya convertido Oriente Próximo en el Nuevo Guernica, con países destrozados como Irak o Líbano, millares de desplazados, niños huérfanos y gentes asesinadas o torturadas, quienes se revelen contra la barbarie son terroristas y quienes como el ejército estadounidenses en aras de la libertad hacen acopio de la brutalidad y la tortura sistemática o igualmente aquellos quienes como el gobierno israelí en aras de su seguridad llevan a cabo crímenes de guerra contra la población civil libanesa o las infames incursiones israelíes en los territorios ocupados palestinos, son considerados libertadores, todo ello como no, determinado por la naturaleza de la ocupación.

De la misma manera que los argelinos que se revelaron contra la atroz colonización francesa en Argelia fueron catalogados de terroristas, recordemos como bien refleja (La batalla de Argel) la famosa conversación entre el líder de la resistencia argelina y un coronel del ejército francés cuando el primero fue interrogado por sus acciones contra ciudadanos franceses y este respondió “Si tuviésemos fuerzas aéreas y sus mismas armas le aseguro que sólo apuntaría a los barracones franceses, pero hasta entonces…” No iban a ser menos los iraquíes, libaneses o palestinos, cuando anteriormente corrieron esa misma suerte, los vietnamitas o los Mau Mau de Kenia, entre otros.

Ya lo definía el asesor personal de Tony Blair en materia de exteriores Robert Cooper al afirmar “Tenemos que acostumbrarnos a la idea de los dobles estándares. Castigaremos los crímenes de nuestros enemigos y premiaremos las de nuestros amigos y aviso a los estados post modernos: acepten que las intervenciones que tuvieron lugar en la época pre-moderna son verdades de la vida. Puede que estas intervenciones no resuelvan los problemas, pero pueden salvaros la conciencia”.

Y mientras los padres del mundo libre salvan su conciencia, en Irak, se va camino a una guerra civil, en el campo de concentración de Guantánamo siguen recluidas alrededor de 500 personas en un limbo jurídico, sin tener derecho a un juicio justo, asistencia jurídica y sin recibir visita de sus familiares, la FINUL llega al Líbano pero la ONU es incapaz de exigir responsabilidades a Israel por sus crímenes de Guerra, entre ellos, el lanzamiento de Bombas de Fósforo Blanco (prohibidas por la ONU en zonas habitadas), y todo ello sin hablar de la Ciénaga Afgana.

Como muy bien refiere el escritor marroquí Tahar Ben Jelloum: “La mirada que dirige el mundo musulmán sobre occidente, es una mirada de reproche, descontento, atracción ambigua y rechazo. Cuántas veces se les ha oído reprochar a Francia, país de los derechos humanos, que privilegiara la razón de estado en detrimento de los derechos humanos en su política exterior” (Golpe de estado ante la victoria del FIS en las elecciones argelinas de 1992).

Yonaida Selam es Presidenta de la Asociación Intercultura.

Anuncios
Relacionados

Rajoy, como Le Pen

Artículos - 01/06/2006

La guerra de las declaraciones

Artículos - 16/08/2006

Aznar, por el Imperio hacia Dios

Artículos - 30/09/2006



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/29917-declaraciones_escabrosas.html