webislam

Viernes 3 Julio 2020 | Al-Yuma 12 Dhul-Qaadah 1441
1842 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4953

La llegada de un recién nacido

Diversas ceremonias acompañan la llegada de un bebé a la familia, en la rica tradición del mundo islámico.

04/06/2006 - Autor: Centro Islámico de la Argentina - Fuente: Clarin Digital
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La llegada de un niño es una bendición para sus padres y la sociedad
La llegada de un niño es una bendición para sus padres y la sociedad
Como en la mayoría de las tradiciones religiosas, la llegada de un recién nacido es considerada como una bendición para sus padres y para el conjunto de la sociedad, por lo tanto es recomendable felicitar a los progenitores del recién nacido y desear lo mejor a la vida que se inicia. Esto está estipulado en la tradición profética. Con algún agregado u omisión, la llegada de un bebé en el mundo islámico se acompaña con estas ceremonias:

Lo primero que el recién nacido escucha es la recitación en su oído derecho del llamado a la oración del Islam que es denominado "Adan" posteriormente un segundo llamado en su oído izquierdo denominado "Iqma".

También son comunes las súplicas y las alabanzas al Creador. Para felicitar a los padres se suele decir: "Un día un sabio islámico escuchó la siguiente felicitación por parte de un hombre: Felicitaciones por el león. El sabio que había escuchado estas palabras lo desaprobó y dijo ¿Cómo sabes que será un león o un asno? Lo que debes decir es lo siguiente: Has sido bendecido con el hijo que se te ha concedido, sé agradecido con Quien te lo ha dado. Quiera Dios que alcance la madurez, siga la guía y sea bondadoso contigo. También se suele decir a los padres: Que sea una bendición para vosotros y para la nación".

Al recién nacido le suelen frotar en su paladar un pedazo de dátil blando desmenuzado, y se efectúa antes que cualquier otro alimento sea ingerido. Si no se dispone de dátiles en forma de pasa se puede utilizar uno fresco o cualquier alimento dulce. Este acto puede ser realizado por cualquiera de sus padres o por algún allegado a la familia.

La elección del nombre del recién nacido puede ser inmediata o demorada hasta el séptimo día. Es patrimonio de los padres. Según la tradición profética, los mejores nombres son aquellos que comienzan con la palabra "Abdu", que significa "siervo de". Seguidamente a esto se utiliza uno de los 99 atributos divinos que son descriptos en el Corán, siendo los preferidos AbduRahman y Abdullah. (Siervo Graciabilísimo y siervo de Dios, respectivamente). También son recomendables los nombres de profetas, sabios, hombres piadosos y antepasados. Para las mujeres existe también infinidad de nombres y se sigue el mismo criterio que para los hombres en cuanto a la recordación de mujeres piadosas, hijas o esposas del Profeta. Existen también nombres prohibidos y desaconsejables. Una persona no puede tomar directamente como nombre uno de los atributos divinos. Tampoco anteponer el prefijo Abdu a otro ser fuera de Dios. Son desaprobados los nombres de tiranos, déspotas o idólatras. Tampoco se recomienda poner nombres que lleven consigo características de pesimismo o aversión.

La celebración de la "Aqiqah" es muy difundida y tiene sus antecedentes en las palabras del Profeta. Algunas escuelas de jurisprudencia la consideran obligatoria y otras simplemente recomendable. Normalmente se trata de una celebración en la que se invita a un festejo a los parientes y allegados a la familia. Es tradición también el sacrificio de un cordero cuya carne es consumida en una proporción y entregada como caridad en otra. Normalmente este acontecimiento es preferible celebrarlo a los siete días de nacida la criatura. Pero de mediar alguna razón, el mismo puede hacerse en cualquier otro momento. Al momento del sacrificio del cordero y como en todo sacrificio de animales para consumo se debe decir la fórmula "En el nombre de Dios" y posteriormente mencionar el nombre del niño.

El día que se realiza la "aqiqah", es tradicional rasurar la cabeza del recién nacido, si este posee una cantidad de pelo suficiente. Luego el pelo se puede pesar y dar en caridad su peso equivalente en plata.

La circuncisión. La mayoría de los sabios islámicos está de acuerdo en que es obligatoria. Recomendada al séptimo día del nacimiento, de no hacerse entonces por algún motivo especial, se realizará antes del acercamiento de la pubertad
Anuncios
Relacionados

La fiesta del cordero

Artículos - 15/03/2000

¿Cual es el el concepto de familia que existe en el Islam?

Artículos - 10/05/2005

Historias de una familia bendita: el Profeta Juan

Artículos - 26/09/2010



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/29225-la_llegada_de_un_recien_nacido.html