webislam

Lunes 16 Septiembre 2019 | Al-Iznain 16 Muharram 1441
621 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4915

¿Occidente es el verdugo de la democracia islámica?

30/05/2006 - Autor: Abdelkáder Muhámmad Ali - Fuente: Melilla Hoy
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Faisal Bodi
Faisal Bodi

Con este concluyente título, “Occidente es el verdugo de la democracia islámica” publicaba Faisal Bodi un magnífico artículo en el diario El Mundo el 1 de febrero de 2003. Artículo que rescato esporádicamente de mi archivo particular para admirar la capacidad del autor quien en un breve espacio y tiempo condensa los grandes males que padece el mundo musulmán por culpa de Occidente.

Haciendo alusión al discurso de Mohamed Jatamí ante la asamblea de la ONU en 1998, Faisal Bodi destaca lo que denomina “discurso progresista de los islamistas” como clave de la paz y cuyo epicentro es la emancipación del despotismo. Según este planteamiento, el principal obstáculo para la paz, “no es el terrorismo ni el oscurantismo religioso, sino la esclavización de millones de musulmanes, a quienes se les sigue negando el derecho fundamental de elegir libremente a sus propios líderes y sus propios sistemas de gobierno”.

Al excluir a los políticos islamistas tras etiquetarlos de ‘fundamentalistas’, ‘integristas’..., lo que se ha conseguido ha sido dejar sin voz a una cuarta parte de la humanidad. Ya que las evidencias demuestran que el mundo musulmán políticamente es, inequívocamente, de tendencia ‘islamista’ o islámica. Es decir, más allá de las terminologías tendenciosas acuñadas por Occidente, el mundo musulmán se reconoce en el Islam en todos los referentes: sociopolítico, moral, cultural...

Se nos insiste hasta la saciedad extenuante sobre la falta de libertades, de auténtica democracia participativa en estos países, antiguas colonias todos ellos precisamente de Europa y, actualmente, el patio trasero de EE.UU. Pero cuando hay unas elecciones libres, verificadas propiamente por Occidente y éstas arrojan un resultado ‘adverso’ a sus intereses, entiéndase el que ganen los partidos ‘islamistas’, entonces se sataniza a los vencedores. Occidente necesita siempre la ‘victoria electoral’ de sus lacayos, es lo que Ignacio Ramonet en Le Monde Diplomatique de marzo pasado llama “Democracias a medida”. Por tanto, no basta con ser democráticamente elegidos, como ha ocurrido en Irán y en Palestina, recientemente, sino que precisan, Europa y EE.UU., de unos resultados anticipados, garantizados.

En verdad Occidente determina que la libertad no es un derecho fundamental de los musulmanes, en este sentido dice Faisal Bodi: “es un privilegio que se les extiende en la medida en que éstos cumplan sus recetas, especialmente la de la secularización”. Lo que se ha dado en denominar “guerra contra el terrorismo” en verdad, asevera Faisal Bodi, es parte de una campaña para arrancar a los musulmanes de sus raíces religiosas.

En Irán se desarrolló una campaña electoral, que a decir por los observadores internacionales, fue “impecable”. Todos, desde Occidente, apostaron por el corrupto Ali-Akbar Hachemi Rafsanyani, persona más susceptible a la manipulación. Por entonces no existía ningún problema de índole nuclear. El inesperado triunfo de Mahmoud Ahmadinejad ha hecho que Irán sea ahora uno de los “problemas más importantes” que tiene Occidente. Similar ha sido la situación en Palestina. Después de enviar Europa todo un ‘regimiento’ de observadores para vigilar las elecciones celebradas el pasado Enero y constatar fehacientemente la transparencia y limpieza de los comicios, ignora ahora el resultado de las elecciones porque ha ganado, “inesperadamente”, Hamas. De ahí que la Unión Europea y EEUU han cesado la ayuda financiera a la ANP, por lo que el Gobierno de Hamas está casi en estado de bancarrota. Y sobre todo, castigan a toda la población palestina por haberse pronunciado libremente.

A’ddulm

A’ddulm es una palabra árabe cuyo equivalente exacto en castellano no existe. Es la idea que, aproximadamente, expresa la injusticia, la arbitrariedad, elevada a su máxima potencia, ejercida impunemente como ley, la ‘ley del embudo’. Esa es la sensación que se tiene en el mundo musulmán, referido a su población y no a los, en muchos casos, colaboracionistas que les gobiernan. Por ello Occidente no tiene credibilidad, ninguna, en el mundo musulmán. Por su descarada doble moral, por su egoísmo insaciable, por su defensa incondicional del sionismo,... Se le admira por la política de “bienestar” y las libertades que aplica a los suyos y se le censura por aplicar en el exterior lo contrario. En puridad el conflicto no es de la ‘religión’ y el concepto de secularismo de Occidente. Se trata de opresión y oprimidos. Se trata de dilucidar a quien pertenece la legitimidad.

Anuncios
Relacionados

Democracia islámica en Irán

Artículos - 15/03/2000

El Mito Necesario

Artículos - 12/06/2006

Manicomios infernales

Artículos - 21/07/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/29192-occidente_es_el_verdugo_de_la_democracia_islamica.html