webislam

Viernes 3 Julio 2020 | Al-Yuma 12 Dhul-Qaadah 1441
2646 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4843

La matriz petrolera y su determinante

18/05/2006 - Autor: Agencias - Fuente: IRNA
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

oil
oil
A continuación presentamos el análisis de Jorge Hernández Fonseca publicado en la página de Internet www.pehacubana.com. En ella expone de manera clara la forma como el mercado petrolero conforma una matriz de poder político, económico y social, basado en su hegemonía dentro del sector energético, clave del desarrollo general en todas las sociedades del siglo XXI.

Expone de manera general la influencia que ejercerá la decisión del presidente Mahmud Ahmadineyad en conformar una Bolsa de petróleo propia que se comercializará en Euros. Al respecto hace un símil de cómo en América Latina el petróleo también ha sido una determinante, no sólo en lo económico sino también en otros aspectos como el político.

El mundo despierta con otra declaración amenazante del presidente iraní Ahmadinejad, la que no por esperada es menos impactante: en adelante Irán venderá su petróleo en euros, dentro de una Bolsa de venta de petróleo propia, que competirá con las Bolsas tradicionales, abandonando el procedimiento universal de su comercialización en dólares. Un ataque a EUA.

Lo anterior recuerda a uno de los argumentos para la guerra de Irak --nunca asumido por los norteamericanos-- asociados a la decisión de Sadam Hussein de vender su petróleo también en euros, lo que según muchos analistas fue la verdadera causa del ataque estadounidense.

Se reconoce de esta manera cómo los intereses políticos se entrelazan, cada vez más dependientes de los intereses económicos, que al iniciarse un nuevo siglo se ven representados por un recurso natural, agotable y anhelado: el petróleo.

En realidad --y a partir de la Revolución Industrial del siglo XVIII, apoyada en la recién nacida ciencia-- los recursos energéticos lideraron la corrida por el desarrollo económico, sustentando el crecimiento industrial y financiero de los países que abrazaron la tecnología fabril, apoyando así un mayor poderío militar y su correspondiente influencia política fuera de sus fronteras.

Ni siempre el petróleo lideró la corrida energética que la industrialización provocó. Los primeros cien años fueron de ataque indiscriminado contra los bosques europeos y norteamericanos, para obtener la leña que posibilitó mover las máquinas de sus industrias, hasta que surgió de las entrañas de la tierra el petróleo, que llega hasta nuestros días como un símbolo de poder.

La historia de la industrialización está fuertemente asociada al desarrollo del capitalismo, que había nacido poco antes por la acumulación financiera que provocó el comercio de excedentes agrícolas. Desde entonces, capital industrial y financiero establecieron un matrimonio legal.

Se dice que la política va a remolque de los intereses económicos. Siendo así, el petróleo conformaría una matriz de poder político, económico y social, basado en su hegemonía dentro del sector energético, clave del desarrollo general en todas las sociedades del siglo XXI.

Ya en los años setenta del siglo pasado, el mundo árabe hizo uso del poder de esta matriz petrolera poniendo de rodillas a occidente, que reaccionó devaluando la divisa universal, hasta ese momento el dólar, y creando un antídoto a la arbitrariedad energética árabe: la inflación.

Actualmente se viven momentos de escalada de precios similares a los de la crisis energética de los años setenta; pero esta vez no ha habido devaluación del dólar, sino más bien, cierto fortalecimiento. Lo anterior indicaría --probablemente-- una conexión estratégica tejida durante años entre los sectores que dominan las finanzas mundiales y las trasnacionales petroleras, para conformar un complejo sistema de subordinaciones, del que quizá pudiera afirmarse que el sector financiero mundial es el “determinante” de la matriz petrolera transnacional.

Pero la crisis del petróleo no se refleja solamente en los países del Medio Oriente, Irán o Irak. Latinoamérica ha enfrentado recientemente un diferendo energético envolviendo los dos mayores países de América del Sur, Brasil y Argentina, frente a la Bolivia de Evo Morales.

Fue notorio cómo Hugo Chávez –que aparentemente nada tuvo que ver con las decisiones de Morales ni las quejas de Lula y Kirchner-- participó activamente en la desactivación de la crisis favoreciendo a Morales, lo que sólo es explicable por el papel del presidente venezolano dentro de la matriz petrolera mundial. Hugo Chávez no sólo es un “loco con iniciativa”, es, ante todo, un representante en la política –como hay muchos otros-- de la matriz petrolera mundial.

Las relaciones se habían tensado antes entre occidente e Irán, a partir de un incremento de la actividad de desarrollo nuclear de los persas (Irán no es un país árabe) argumentando la necesidad de un desarrollo energético-atómico propio, precisamente en uno de los mayores productores de petróleo. Una insensatez que occidente se ha visto obligado a enfrentar.

Pero la tirantez atómica con Irán dividió al Consejo de Seguridad de la ONU. China y Rusia se opusieron a tomar las medidas drásticas que occidente reclamó. Paralela a esta posición --sobre todo de China-- existe un fuerte juego financiero, porque el país asiático es uno de los mayores compradores de Bonos del Tesoro de EUA, lo que impediría --al menos en teoría-- a los norteamericanos pasar por encima de su criterio respecto a Irán, su proveedor de petróleo.

Pero hay más. Como Irán amenazaba con abrir la mencionada Bolsa petrolera para comercializar su crudo en euros, y esta acción provocaría una caída del valor del dólar en el mercado (por eso el ataque de Irán) podría comprometer las inversiones chinas en Bonos del Tesoro de EUA, que se devaluarían paralelamente al dólar y China perdería mucho dinero.

Adicionalmente y como Europa actuó como opositora de los EUA cuando este decidió atacar a Irak, ahora EUA parece aguardar pacientemente una mejor y más estructurada reacción europea (militar, o de sanciones) al programa atómico de Irán (los cohetes persas alcanzan a casi toda Europa, pero no a EUA) colocando la problemática iraní en un compás de espera.

Es en esta compleja circunstancia --aparentemente política-- que se observa un factor común detrás de todo lo que sucede: la matriz petrolera y su determinante, el capital financiero. El ataque iraní actual va dirigido directamente a ambos flancos de la matriz y a su determinante, liderado por el dólar, lo que dicho sea de paso, le costó muy caro a Sadam Hussein.

Si simplificamos el análisis vemos: dos aparentes enemigos políticos (China comunista y EUA, capitalista) en pleno maridaje financiero en torno al dólar, aliados en la estrategia de apoyar el determinante de la matriz petrolera internacional, como consumidores líderes del crudo.

Vemos además a los presidentes Chávez y Ahmadinejad, representantes de la matriz petrolera como importantes suministradores a los principales consumidores de petróleo, haciendo y deshaciendo sin limites. Y si vemos el resto del panorama político internacional, dominado por el factor energía (Latinoamérica, África y Asia), llegaremos a una conclusión alarmante: la mayoría de los políticos del planeta, en países productores y consumidores, en países grandes y pequeños, en países pobres y ricos, responden a la matriz petrolera y/o a su determinante.

De esta manera se explica, sin que quepa lugar a dudas, el por qué Fidel Castro, bajo la protección de Hugo Chávez, es tratado con toda deferencia por los representantes de la matriz petrolera --dentro y fuera de EUA-- los que han ido a la isla incluso a invertir su dinero en busca del crudo ‘comunista’ cubano; explica además el por qué Evo Morales consiguió anular los intereses petroleros de países de gobernados por ajenos a la matriz
(aunque todos también son ‘socialistas’ como Morales: Lula, Kirchner y Zapatero); y explica la tolerancia del equipo gobernante en EUA ante el trío Castro, Chávez, Morales, contrariando los intereses políticos de su país, pero en fase con los intereses matriciales petroleros del equipo que gobierna.

No se trata de la existencia de una conspiración virtual al estilo de los hermanos Wachowski, es la pura y simple defensa de los intereses económicos por encima de los intereses políticos. Ahora Ahmadinejad, con su ataque al dólar, se ha salido del guión de la matriz y amenaza fuertemente su determinante. Si bien EUA aguardaba por una posición más definida de Europa amenazada, ahora la crisis sí toca las puertas de Washington, y como contra Irak, habrá guerra.

Ya lo hemos dicho todo... solo falta tu acción. La paz, la justicia y la libertad serán nuestra recompensa de vida. Por una sociedad saludable y ambientalmente limpia, Orinoquia
Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/29126-la_matriz_petrolera_y_su_determinante.html