webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
937 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4757

Musulmanes por la República Española - El Islam y la Guerra Civil Española de Francisco Sánchez Ruano

11/05/2006 - Autor: Yusuf Fernández - Fuente: Revista Amanecer
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

islamguerracivil1
islamguerracivil1
"El Islam y la Guerra Civil Española" de Francisco Sánchez Ruano



Existen unos pocos relatos acerca de la participación de los musulmanes en la Guerra Civil Española. Uno de los más interesantes es el reciente libro “El Islam y la Guerra Civil Española” de Francisco Sánchez Ruano, que cuenta la historia de los más de 100.000 musulmanes, en su mayoría marroquíes, que tomaron parte en dicho conflicto. En aquel tiempo, todos los países árabes, excepto Arabia Saudí, estaban bajo el dominio colonial y estos voluntarios lucharon en España para defender las libertades que se les negaba en sus países.

Franco inició su rebelión armada contra el gobierno republicano, que estaba controlado por los partidos liberales y de izquierda, en las Islas Canarias. El 17 de julio de 1936, la rebelión militar se extendió al norte de Marruecos, una colonia española en aquel tiempo. El así llamado “Ejército de África” estaba compuesto por tropas marroquíes bajo el mando de oficiales españoles. Estas tropas fueron transportadas a la Península en algunos aviones alemanes, que Hitler suministró a Franco.

Menos conocida es la existencia de más de 1.000 árabes y musulmanes que lucharon en el Ejército Republicano. Aunque es difícil decir cuántos de estos voluntarios eran religiosos, la verdad es que ellos mencionaron el Islam en algunos escritos, quizás con el fin de utilizar la religión con fines propagandísticos, ya que ellos sabían que los soldados marroquíes que luchaban en España eran musulmanes.

El primer grupo nacional de estos árabes pro-republicanos fueron los argelinos, en su mayoría comunistas. Alrededor de 500 argelinos sirvieron en las filas del Ejército Republicano. La mayoría de estos hombres se enrolaron en Francia, que era entonces el poder colonial en Argelia. Por su parte, el Partido Comunista de Palestina envió a unos 400 combatientes a España, que se enrolaron en las Brigadas Internacionales 12ª y 13ª. Cabe señalar que uno de los miembros del Comité Central de este partido, Ali Abdel Jalid, murió en Extremadura en 1938. El tercer grupo nacional fueron los marroquíes. Hubo alrededor de 200 marroquíes, que, llevados por sus ideas antifascistas, decidieron enrolarse en el ejército republicano. A esto hay que añadir los prisioneros que se pasaron al bando republicano.

Además, Sánchez Ruano señala que hubo 31 eritreos, 8 sirios, 4 saudíes, 3 egipcios, 2 iraquíes, 2 tunecinos y un libanés en el Ejército republicano o en las brigadas internacionales. Entre los musulmanes no árabes, podemos mencionar a 18 turcos, 50 albaneses y más de 20 yugoslavos. Los albaneses y turcos se enrolaron en la brigada internacional 13ª.

El más notorio combatiente musulmán en el ejército republicano fue el argelino Rabah Oussidhoum, que fue miembro de la Brigada Internacional 14ª, bajo el mando del general polaco K. Swierczewskiy “Walter”. Oussidhoum participó en el ataque contra el Castillo de Lopera, en Córdoba, en diciembre de 1936. También tomó parte en las batallas de Madrid y Jarama. Poco después, se le concedió el mando del batallón “Seis de Febrero”, compuesto por voluntarios de Francia, Bélgica, Marruecos, Argelia, Túnez y Siria. Finalmente, murió el 25 de marzo de 1938 en Miraflores durante la batalla del Río Ebro, donde el batallón luchó heroicamente.

El libro cuenta además la historia de Saidi, un mecánico argelino, que fue miembro del “Escuadrón Malraux.” Cuando se le preguntó por qué había venido a España, Said respondió: “Cuando supe que los marroquíes estaban luchando al lado de Franco, dije a la sección socialista a la que pertenezco: “Tenemos que hacer algo, o ¿qué van a pensar nuestros camaradas trabajadores sobre los árabes?”.” Said murió en el invierno de 1937, cuando el bombardero en el que estaba volando fue derribado por un grupo de cazas Heinkel nacionalistas. Otro famoso argelino fue Loukol Youcef, que participó en la Conferencia Internacional de Escritores Antifascistas en Valencia en 1937.

Nayati Sidki, un enviado del Komintern

Un miembro del Partido Comunista Palestino, Nayati Sidki, fue enviado a España por Manuilski, jefe de la sección Oriental de la Komintern (la Internacional Comunista), para trabajar en el campo de la propaganda. Su misión consistía en convencer a los marroquíes que estaban luchando en el ejército de Franco para que se pasaran al bando republicano. Sidki organizó un programa de radio en idioma árabe para dichas tropas y escribió octavillas en el mismo idioma, que fueron arrojadas por aviones republicanos sobre el frente. También creó la Asociación Antifascista Hispano-Marroquí en Madrid. Sin embargo, él lamentó la falta de interés mostrada por el gobierno republicano hacia la cuestión nacional marroquí, que había llevado a muchos marroquíes a distanciarse de la República, e incluso a combatir en el ejército franquista. De hecho, ningún partido de izquierda apoyaba entonces la independencia de Marruecos, excepto la CNT anarquista y el troskista POUM.

Sidki publicó un artículo con el título “Cinco meses en la España Republicana. Recuerdos de un combatiente árabe en el ejército internacional,” que fue publicado en la revista siria Al Taliya (La Vanguardia). En 1939, otro miembro de la Asociación Antifascista Hispano-Marroquí, Ben Ajala, publicó un libro titulado “Doce cartas a los árabes,” dedicadas a cuatro combatientes árabes a quienes había conocido en Madrid. Las ocho primeras cartas constituyen una crítica de las teorías racistas del nazismo. La novena carta denunció las actividades de los fascistas italianos en Libia y en el Marruecos español. La décima explicaba cómo los militares fascistas españoles, como Franco, habían utilizado a las tropas marroquíes para alcanzar sus fines personales. La undécima detallaba los logros de la República española en Marruecos. La última carta hacía un llamamiento a los musulmanes de todo el mundo para que apoyaran la causa republicana.
Algunos árabes anarquistas se enrolaron en las milicias de la CNT-FAI. Uno de ellos fue Ahmed Ben Thami, un marroquí de Rabat, que luchó en el batallón “Ascaso” y trabajó como propagandista para intentar convencer a los marroquíes del ejército nacionalista de que desertaran. Otro anarquista fue el argelino Ameziane ben Ameziane, que tomó parte en la famosa “Columna Durruti”, integrada por 2.000 milicianos, que luchó en Aragón. Él escribió un manifiesto titulado “Un llamamiento a los trabajadores argelinos,” en el que invitaba al pueblo de Argelia a apoyar a la República Española y a luchar contra el fascismo
Anuncios
Relacionados

ZP promete en Méjico la nacionalidad española a los nietos de exiliados por la Guerra Civil

Noticias - 17/07/2007

Sobre la Mujer

Artículos - 15/12/2000

El miedo en el Islam

Artículos - 18/03/2001



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/29071musulmanes_por_la_republica_espanola_el_islam_y_la_guerra_civil_espanola_de_fran.html