webislam

Sabado 23 Noviembre 2019 | As-Sabat 25 Rabi al-Auwal 1441
597 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4722

Olmert quiere anexionar el Valle del Jordán a Israel

08/05/2006 - Autor: Yusuf Fernández - Fuente: Revista Amanecer
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Olmert ante un mapa de Cisjordania
Olmert ante un mapa de Cisjordania
En la actualidad, Israel está tratando de explotar la victoria de Hamas en las elecciones parlamentarias palestinas con el fin de conseguir apoyo internacional para anexionarse los grandes asentamientos en la Cisjordania ocupada, según señalan los medios de comunicación israelíes. Estas informaciones fueron confirmadas por Avi Ditcher, antiguo jefe de seguridad israelí y colaborador del primer ministro Ehud Olmert. Ditcher señaló que Israel llevaría a cabo más retiradas unilaterales con el fin de delimitar sus fronteras. Previamente, Olmert había declarado que Israel se quedaría con el Valle del Jordán, Jerusalén Este y los grandes asentamientos de Maale Adumim, Ariel y Gush Etzion, como parte de un acuerdo final. Sin embargo, la comunidad internacional y las Resoluciones de la ONU consideran ilegales todos los asentamientos de Cisjordania y Jerusalén Este, en base a la ley internacional. Estos planes de anexión suponen un fuerte golpe al Plan de Paz de la Hoja de Ruta, que contempla la creación de un futuro estado palestino. De hecho, el plan impide el establecimiento de un estado palestino viable y con una continuidad territorial.

Olmert dijo también que el Muro del Apartheid que estaba siendo construido en Cisjordania constituye en gran medida la que sería la frontera definitiva de Israel. Al principio, Israel afirmó que el Muro era una “medida de seguridad”, pero los palestinos comprendieron rápidamente que dicha obra estaba destinada a apoderarse de más tierras que ellos necesitaban para la construcción de su futuro estado independiente. El tiempo ha demostrado que tenían razón y ha puesto de manifiesto las mentiras israelíes.

Según el diario israelí Haaretz, el primer objetivo de Israel después de las elecciones será el de convencer a EEUU que dé su visto bueno a sus planes criminales para robar una gran parte de la Cisjordania palestina y de Jerusalén Este. Cabe señalar, por ejemplo, que el asentamiento de Ariel está situado muy dentro de la Cisjordania ocupada. Los planes de Olmert incluyen también la construcción de nuevos asentamientos judíos en la así llamada área de E1, situada entre Jerusalén y el asentamiento de Maaleh Adumim, en violación del Plan de la Hoja de Ruta. Los palestinos señalan que la construcción de estos nuevos asentamientos aislaría a Jerusalén de Cisjordania, negándoles así el derecho a establecer su capital allí.

Por su parte, según la BBC, la organización de derechos humanos B´Tselem ha acusado al gobierno israelí de anexionarse efectivamente el Valle del Jordán – una larga franja de tierra que representa al menos una cuarta parte de la Cisjordania ocupada. El Valle del Jordán es una tierra fértil y en ella se cultivan frutas, verduras y flores. Los responsables de la ONU han manifestado a la BBC que están preocupados por el hecho de que esta región está siendo separada de otras partes de Cisjordania por medio de restricciones impuestas a la población palestina por las fuerzas de seguridad israelíes. De hecho, señala B´Tselem, sólo los palestinos registrados como residentes en el Valle del Jordán pueden entrar ahora en el área. Fuentes de las Naciones Unidas se muestran de acuerdo con B´Tselem en lo que está ocurriendo en la región. “Esto forma parte de los intentos israelíes de fijar sus fronteras y crear hechos consumados sobre el terreno antes de que se produzca un acuerdo de paz con los palestinos,” manifestó un responsable de la ONU a la BBC. Ehud Olmert ha declarado recientemente que el Valle del Jordán no será devuelto a los palestinos y, en lugar de ello, se convertirá en parte de la frontera oriental de Israel con el mundo árabe. Según indica B´Tselem, esto significa que Israel quiere anexionarse alrededor del 40% de Cisjordania, incluyendo las tierras más fértiles, los recursos de agua y las zonas con potencial económico más esenciales. Esto haría imposible un acuerdo con los palestinos. De este modo, Israel destruirá para siempre cualquier proyecto de paz en Oriente Medio.

Por su parte, los palestinos han condenado el plan. “Ésta es otra indicación de la política israelí, que ignora la existencia del pueblo palestino,” declaró el legislador palestino de Hamas, Salah Bardawil, a la agencia Associated Press. La política palestina, Hanan Ashrawi, dijo también: “Israel tiene que ser puesto en contacto con la realidad: hay palestinos y hay un Derecho Internacional. El unilateralismo sólo conduce a un mayor conflicto.” El negociador palestino Saib Erekat manifestó que los planes de Olmert “destruyen absolutamente cualquier perspectiva de una futura paz entre palestinos e israelíes” y acusó a Israel de “marginar deliberadamente incluso a los líderes más moderados, como el presidente Mahmud Abbas, con el fin de mantener la falsedad de que “no existe un socio con el que negociar la paz”.” “Lo que Israel está haciendo es poniendo en serio riesgo la propia supervivencia de la Autoridad Palestina. Y no aceptaremos ser un gobierno tipo Quisling -el gobierno títere de Noruega instalado por los nazis- al servicio de la ocupación israelí... La Autoridad Palestina no será una hoja de parra detrás de la que se oculte la realidad de la ocupación israelí,” señaló.

Los palestinos ordinarios comprenden también las implicaciones del plan israelí. “El siguiente paso será el más peligroso, porque Israel tratará de establecer sus fronteras de manera unilateral. No dejará la posibilidad de crear un estado independiente,” manifestó Yabir Awad, un profesor de 42 años. “Después de las elecciones israelíes seremos testigos del estallido de la tercera intifada y ésta será la más violenta, porque el pueblo palestino ya no tiene nada que perder,” señaló, por su parte, el decorador Samir Adli.

No son sólo los palestinos los que soportan estas políticas israelíes, sino también los árabes israelíes, que sufren una total discriminación bajo las leyes de apartheid israelíes. Recientemente, a petición del Premio Nóbel de la Paz, Shimon Peres, que quiere que el Neguev sea una tierra sólo para los judíos, la Knesset (Parlamento israelí) votó en favor de realizar una limpieza étnica de algunos de sus propios ciudadanos, los árabes beduinos, para expulsarles de sus tierras ancestrales. De este modo, las apropiaciones de tierras en Jerusalén Este y Cisjordania son también justificadas en base a las propias leyes racistas de Israel.

Por su parte, el periodista norteamericano Mike Whitney señala: “En muchas formas, la candidez de Olmert es refrescante. Después de todo, la intención de Israel de colonizar Palestina ha sido un hecho evidente durante años, pero cualquier análisis serio y cuidadoso sobre esta estrategia era rechazado como “antisemita.” Finalmente, Israel ha puesto sus “cartas sobre la mesa” y ha confirmado lo que ya sabíamos: que Oslo, “la generosa oferta” de Camp David, el Mapa de Ruta y todas las otras lastimosas iniciativas de paz ocultaban simplemente los objetivos reales de la ocupación israelí: la ampliación de los asentamientos en Cisjordania y la destrucción de la sociedad palestina... Israel está ahora trabajando fervientemente para anexionarse el Valle del Jordán, partes de Jerusalén Este y los grandes bloques de asentamientos en Israel dentro de su plan final. Las nuevas fronteras dividirán los territorios palestinos en dos grandes cantones, eliminando cualquier perspectiva realista de conseguir un estado viable. Olmert puede llevar a cabo esta apropiación masiva de tierras confiando en que la prensa occidental no publicará nada crítico en contra de las actividades de Israel. La cobertura de los medios de comunicación se ha limitado en los últimos meses a publicar algunas divagaciones críticas acerca de la negativa de Hamas a reconocer “el derecho de Israel a existir”.”

Olmert y otros políticos sionistas deberían recordar que la permanente ocupación de los territorios palestinos por parte de Israel se volverá cada vez más difícil ya que la proporción de ciudadanos judíos disminuye tanto en Israel como en Palestina. Además, los planes de Israel perpetuarán el conflicto e incrementarán el odio árabe e internacional hacia Israel en todo el mundo.

Durante 40 años, Israel se ha negado a cumplir las resoluciones de la ONU y el Derecho Internacional. Por el contrario, la mera “sospecha” de las violaciones iraquíes de las resoluciones de la ONU fueron utilizadas por Washington como un pretexto para iniciar una guerra. Si Israel se sale del marco del Plan de la Hoja de Ruta, respaldado por la comunidad internacional, ésta debe actuar rápidamente y obligar a Israel a respetar la ley internacional y los acuerdos firmados. La comunidad internacional debe también luchar contra el racismo sionista y hacer que Israel respete los derechos humanos de sus ciudadanos no judíos, que sufren una grave discriminación
Anuncios
Relacionados

¿Por qué Olmert viajó a Washington?

Artículos - 14/11/2006

El grupo de Baker frente al lobby sionista

Artículos - 08/12/2006

Israel se enroca en las colonias

Artículos - 25/03/2008



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/29045-olmert_quiere_anexionar_el_valle_del_jordan_a_israel.html