webislam

Lunes 20 Noviembre 2017 | Al-Iznain 01 Rabi al-Auwal 1439
746 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4411

Buena gente en tiempos del mal en Bosnia

01/04/2006 - Autor: Silvia Torralba - Fuente: Canal Solidario
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

buena_gente
buena_gente
Serbios que ayudan a vecinos musulmanes, desconocidos que salvan familias, soldados que liberan civiles sin ser vistos... son las historias recogidas en un libro sobre la guerra en Bosnia y que reflejan lo que sucede en otros conflictos. 

A las cuatro de la madrugada del 15 de septiembre de 1995, los vecinos de Baljvine (en la República Srpska) abandonaban sus casas rápido y en silencio justo antes de que un grupo de soldados croatas llegara al pueblo. Salih Delic, un hombre musulmán, salió con toda su familia y logró llegar a Bocac, un pueblo ortodoxo donde no vivía ningún musulmán.

Allí pasaron varios días acosados por los militares y salvados por los habitantes de Bocac, que cada día les llevaban leche y pan y se turnaban para hacer guardia a su alrededor y procurar que no les pasara nada malo. Tres años más tarde, Salih Delic y su familia pudieron regresar a Baljvine, un pueblo que durante años se ha caracterizado por la ayuda que todos los vecinos, musulmanes o serbios, se prestan entre sí.

La historia de Salih Delic y otras 99 personas anónimas las recoge Svetlana Broz en Buena gente en tiempos del mal, un libro con testimonios de personas que durante la guerra en Bosnia y Herzegovina vivieron muy malos momentos pero que también encontraron quien les ayudara sin esperar nada a cambio. “Este libro es sobre aquella gente valiente que sacrificó sus vidas para proteger a otros”, explica Svetlana Broz, que destaca la “dimensión universal” del texto, porque “se podría recoger en cualquier parte del mundo donde haya un conflicto”.

A Duro Fiser, por ejemplo, le operaron justo antes de que la guerra llegara a Sarajevo y durante mucho tiempo tuvo que permanecer en cama, sin poder salir a causa de su dolencia y de la violencia. Su vecina Fata, sin embargo, corría bajo las balas de los francotiradores para poder llegar a la biblioteca y traerle algunos libros, y su amigo Tasa, musulmán, “consiguió quién sabe dónde” los útiles necesarios para que Duro pudiera pintar.

En Bosanski Samac, en cambio, la autoridad serbia citó a Slavenca Muhic, católica, a realizar trabajos civiles y barrer las calles de la ciudad, una tarea a la que se enfrentaba con miedo a posibles humillaciones pero que finalmente no realizó porque su amiga Fátima, musulmana, se apresuraba a barrer antes y evitar el sufrimiento a Slavenca.

Como señala Svetlana Broz, Salih Delic y sus vecinos, Fátima y Slavenca Muhic, Fata y Tasa, y otros muchos son “héroes anónimos que nunca fueron reconocidos ni lo serán, pero que merecen ser recordados”. Porque según esta periodista y médico nacida en Belgrado, en toda guerra hay horrores que hay que mostrar para que no se repitan, pero también hay mucha gente “que saca su coraje civil para sobrevivir” y cuyas historias deben ser explicadas como “legado a las nuevas generaciones”.

Para poder publicar este libro, Broz recorrió durante más de seis años miles de kilómetros en Bosnia y Herzegovina y entrevistó a más de un centenar de personas de etnias y religiones diferentes que habían ayudado a alguien o que habían recibido ayuda de amigos o desconocidos.

Esfuerzo por la normalidad en Bosnia

Los relatos recogidos por Svetlana Broz son un ejemplo de los pequeños esfuerzos que, en tiempos de guerra, personas anónimas hacen para vivir con un poco de normalidad. Unos esfuerzos que todavía hoy duran en Bosnia y Herzegovina y que implican a población civil, instituciones y comunidad internacional.

La mitad de los dos millones de desplazados por el conflicto ha regresado a sus hogares
Según Amnistía Internacional, desde que en 1995 se firmaron los acuerdos de paz de Dayton “casi la mitad de los dos millones de desplazados por el conflicto ha regresado a sus hogares”. Muchas de estas personas, sin embargo, afrontan problemas de discriminación y de violación de derechos humanos y tienen problemas para acceder a una vivienda y encontrar trabajo.

“Se sigue discriminando a los trabajadores de las minorías étnicas en aspectos como la igualdad en el acceso al trabajo o a las indemnizaciones”, añade Amnistía Internacional, que destaca que a causa de esta situación numerosos retornados deciden volver a marcharse. Asimismo, entidades como Naciones Unidas y la Organización Internacional de Migraciones advierten del elevado número de víctimas de trata de personas en el territorio y de las dificultades para acabar con las armas ligeras, a disposición de la población civil.

Elecciones en octubre

A raíz de los acuerdos de Dayton, Bosnia se divide en dos entidades autónomas, la Federación musulmana-croata y la República Srpska, y tiene un Gobierno con tres representantes musulmán, serbio y croata. Hace unos días, los principales partidos de la región acordaron modificar la Constitución para tener un único jefe de Estado, acompañado de dos vicepresidentes y un Parlamento más fuerte.

Estos cambios se realizan pocos meses antes de que se celebren las primeras elecciones parlamentarias en el país desde hace diez años y en un momento en el que el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia insta a las autoridades de la región a detener y extraditar a los líderes serbo-bosnios Ratko Mladic y Radovan Karadzic.

“El primer ministro serbio Zoran Djindjic fue asesinado cuando entregó a criminales de guerra, lo que demuestra que hay gente en Serbia que no quiere colaborar”, afirma la escritora Svetlana Broz, que dice que “la lentitud del proceso judicial a Milosevic ha provocado que no haya sido juzgado, y esto no ha satisfecho a las víctimas”.

Mientras tanto, Salih Delic y su familia intentan rehacer su vida en Baljvine con el apoyo de todos sus vecinos, que le ayudaron a reconstruir su casa; y cada día numerosas personas siguen ayudándose unas a otras sin importar la etnia ni la religión para seguir adelante y a favor de la convivencia.

Lee el libro Buena gente en tiempos del mal y conoce historias positivas de un centenar de personas que vivieron la guerra en Bosnia y Herzegovina. La autora es Svetlana Broz y el texto ha sido publicado por la editorial Kailas.
Anuncios
Relacionados

No se dejen manipular

Artículos - 14/02/2009

El TPI juzga las violaciones sufridas por los musulmanes en Bosnia

Noticias - 22/03/2000

Pueblos musulmanes en Bosnia se desvanecen

Artículos - 07/04/2012



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28769-buena_gente_en_tiempos_del_mal_en_bosnia.html