webislam

Lunes 9 Diciembre 2019 | Al-Iznain 11 Rabi al-Zani 1441
777 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10322

Elogio (apasionado) de la cordura

Para Abdullah Abenyusuf, compañero de fatigas forísticas

31/03/2006 - Autor: Ndeye Andújar - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Diga lo que quiera de mí el común de los mortales, pues no ignoro cuán mal hablan de la Estulticia incluso los más estultos, soy, empero, aquélla, y precisamente la única que tiene poder para divertir a los dioses y a los hombres (1).

Erasmo reclamaba de forma sarcástica la manifestación valiosa de la estupidez y la insensatez como fundamento vital para el desenvolvimiento humano en un contexto marcado por la rigidez de pensamiento y la severidad en las costumbres.

Ahora bien, por muy estúpida que sea la corrupción, no nos va a ayudar a recuperar la libertad de pensamiento, ni va a curar el anquilosamiento patológico del "islam" que nos quieren imponer por todas partes.  

La corrupción puede ser entendida como el derecho a equivocarse, a palpar, a saborear. Y el derecho a tener derecho, por supuestísimo que es legítimo. Pero al igual que podemos idolatrar el Dogma también podemos idolatrar a la corrupción.

"El fin no justifica los medios". ¿Simple retórica u honestidad ética? ¿Qué ética? ¿Hay tantos bienes y males como intereses personales?

Aceptar la corrupción como única vía es aceptar nuestra propia inferioridad, actuar según parámetros extranjeros. Yo no quiero caciques, ni tontos manipuladores astutos ni autoproclamados líderes apologéticos. Quiero ser musulmana y libre, pero para ello debo usar el arma de la cordura, no sus armas.

Dice el Qur’án en Fussilat (2):

Pero como el bien y el mal no pueden equipararse, repele el mal con algo que sea mejor --¡y, he ahí, que aquel entre el cual y tú existía enemistad se volverá entonces como si siempre hubiera estado cercano a ti, un verdadero amigo!

Corrupción es prostitución, prostitución de tu alma, de tu fitra (3), de tu yo íntimo. Es un arañazo en el vientre, insoportable zarpazo.

Ser más fuerte no es tener más poder. Ni cotizar más en la bolsa ni aniquilar y arrasar pueblos enteros enarbolando la bandera de la democracia. Eso es ser prepotente y ser un criminal. Me niego a ser verdugo para no ser víctima. El Islam va más allá de la otra mejilla: debemos ser mejores. Es una exigencia ética difícil donde las haya.

Confundimos la fuerza de los pueblos con las posesiones y los monopolios. Confundimos la influencia nefasta de los charlatanes con el verdadero iman (4) del mumin (5). Ya sé que parece idealista, soy consciente de que quizás sólo haya dos momentos en la vida de un musulmán en los que no esté corrompido: al nacer y al hacer la shahada (6). Pero entonces ¿cuáles son los límites que no debe sobrepasar un musulmán? El límite de su propia corrupción es lo que pueda resistir. Cuando no lo resista, sólo le queda tener tawákul (7). 

Wa Al-lâhu Alam
_____________________

Nota: las definiciones están sacadas del glosario de Webislam. 

(1) Elogio de la locura de Erasmo de Rotterdam, cap.I 

(2) Fussilat (Expuestos con Claridad). Sura 41, aya 34 

(3) El Profeta ha dicho: “El Islam es la fitra”; es decir recuperación de la inocencia y la  receptividad de un recién nacido. Todo recién nacido está en estado de fitra (aún está inmerso en la Unidad). 

(4) “Protegerse con Al-lâh”, abandono en Al-lâh. El îmân no es, como se ha traducido hasta ahora, la fe, que alude a la creencia en dogmas. 

(5) El que se abre a Al-lâh, el que se expone a Al-lâh. Por eso mismo el que se protege con Al-lâh. 

(6) Testimonio. Reconocer el Islam como la vía que se va a seguir: La ilaha il-la Al-lâh, Muhammadan Rasulul-lâh (No hay más Dios que Al-lâh y Muhammad es Su Profeta).
Abandono en Al-lâh. 

(7) Viene de la radical de wakala. En su origen, wakkala es darle poder, autoridad, capacidad o confiar plenamente a otro algo, encomendárselo. Tawwakkala es encomendarse. La palabra wakil viene de la misma raíz. Tawakkul es la confianza que el corazón encuentra en Al-lâh, y con plena conciencia de que en nada más puede sostenerse. Es la conducta de aquel que se comporta como el cadáver en manos de aquel que lo lava, pues ha extinguido la vanidad de su nafs, y sólo le resta contemplar en cada instante lo que Al-lâh hace con él. Es el maqâm espiritual de ‘Îsà (Jesús) y de su madre Mariam. Aceptar el qadar (la realidad que se te impone) y entregarse o rendirse a la necesidad e incluso al uso que los demás quieran hacer de uno. El mutawakkil ha perdido el control sobre sí mismo y rechaza el orgullo de ser el que fabrica su propio destino. Su consistencia psicológica es la de “ser nadie”, como un vacío dispuesto a ser llenado sin resistencia por la realidad que abra paso ante él y en él.

Anuncios
Relacionados

Cualquiera es mi nombre: el caso de Abdullah al-Muhadir / José Padilla

Artículos - 14/07/2003

¿Habrá reforma en Arabia Saudí?

Artículos - 26/08/2005

La agenda social del Islam

Artículos - 11/03/2006



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28766-elogio_apasionado_de_la_cordura.html