webislam

Viernes 13 Diciembre 2019 | Al-Yuma 15 Rabi al-Zani 1441
811 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4318

De Mahoma a Bin Laden

21/03/2006 - Autor: Abdelkáder Muhámmad Ali - Fuente: Melilla Hoy
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Abdelkader Mohamed Ali
Abdelkader Mohamed Ali
La irreverencia hacia el Islam y su Profeta Muhammad, mal llamado "Mahoma" -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, no arranca ni culmina con la polémica reciente de las viñetas publicadas en el diario danés "Jyllands-Posten". La falta de respeto, y en muchos casos el insulto hacia Muhammad (PyB), es una vieja costumbre en determinados círculos de Occidente desde hace siglos. Algunos inclusive lo reivindican como un "derecho", véase el reciente artículo de Vargas Llosa: "El derecho a la irreverencia ", (El País, 12-02-2006). David Rieff en la revista Letras Libres (marzo 2006) da un salto y habla del "derecho a la blasfemia", pero claro, siempre, o casi siempre, preferiblemente contra el islam. Al fin y al cabo se trata de la sacrosanta "libertad de expresión". Qué pena que un mínimo desliz veleidoso de antisemitismo ponga fin a tan desbocado alarde de libertad de expresión con consecuencias contraproducentes. El caso del historiador británico David Irving condenado a tres años de prisión por "negacionismo del Holocausto" o del alcalde de Londres multado por llamar nazi a un periodista así lo ponen de manifiesto. Es el eterno e indisimulado doble rasero de Occidente.

El llamativo encabezamiento de este artículo es el subtítulo del libro publicado cuyo epígrafe íntegro es "España frente al Islam. De Mahoma a Ben Laden" del extraordinariamente prolífico Cesar Vidal (La Esfera de los Libros, 2005). El libro pone a prueba la paciencia de cualquier lector por muy mesurado que este sea, ya no sólo por lo controvertida de su tesis y las más de 750 páginas en la edición de bolsillo, sino por la paulatina y creciente provocación que va tejiendo el libro conforme se avanza en su lectura. Sin reparar en las dudosas fuentes en las que se basa, por no hablar de la invención de las mismas. Ya de por sí con el título, el cual une al Profeta Muhammad, ("Mahoma") y a Ben Laden, induce al lector a deducir una de dos: o bien que "Mahoma" fue un terrorista o que Ben Laden es otro profeta. En puridad más bien es una de tantas provocaciones e irreverencias hacia el islam y su Profeta.

Sin duda, el vendaval de la islamofobia ni es aislado ni es un frente determinado y localizado, como todo huracán destructivo asola por doquier. Desde el Medioevo se nos viene recordando que ese Mahoma "como impostor y mentiroso", engañaba deliberadamente para obtener el dominio de las mentes de sus seguidores. Haciendo un amago de enmienda, el reverendo Montgomery Watt, autor de diversos estudios biográficos del Profeta Muhammad, si bien dice que probablemente no fue un mentiroso ni un impostor, sin embargo la revelación que recibió es fruto de la "imaginación creativa", producto de un estado mental perturbado. Dicho con claridad meridiana, el Profeta no engañaba a otros intencionadamente, sino que él mismo se auto-engañaba.

Sin duda el escándalo de las viñetas ha sido mayúsculo, aunque ha puesto de manifiesto que más allá del estado de aletargamiento en el que esta sumido buena parte del mundo musulmán, las reacciones esporádicas cada vez son más sintomáticas. ¿El día que claramente despierten los musulmanes qué pasará? La oleada de manifestaciones acaecidas en el mundo contra la creciente islamofobia pone de manifiesto el poder latente de este movimiento mundial. De que los "criminales de guerra Bush y Blair" -en palabras del Novel de Literatura Harol Pinter- hayan terciado a favor de los musulmanes dando la espalda a sus "sagrada libertad de expresión" es cuando menos premonitorio: los musulmanes, más allá de la infinita paciencia que les asiste, prevalecerán, tiempo al tiempo. Prevalecerán neutralizando, desde la razón, el doble rasero ejercido contra ellos y la discriminación histórica padecida: (Palestina, Iraq, Afganistán, Chechenia, Cachemira, Iran...). Por primera vez se empieza a intuir el potencial latente en las sociedades musulmanas. Las reacciones en Occidente y el gran debate suscitado en los medios de comunicación denotan también una profunda preocupación. Hasta hace muy poco tiempo era impensable plantear los límites de la "libertad de expresión" y no digamos discutir el alcance de la laicidad en un país como Francia. Y todo ello a pesar de que los musulmanes nunca han tenido, ni tienen, un lobby que presione en favor de sus intereses como lo hace, por ejemplo, organizada y meticulosamente, el sionismo. Algo empieza a cambiar.

Robert Fisk, avezado conocedor del mundo musulmán, decía en un interesante artículo en La Vanguardia (5-02-2006) "El hecho es que los musulmanes viven intensamente su religión. Nosotros, no. Ellos han conservado su fe a través de innumerables vicisitudes históricas. Nosotros hemos perdido la fe...". Continúa Robert Fisk "a ello se debe que hablemos de Occidente contra el islam en lugar de cristianos contra el islam" y sentencia finalmente "No podemos eludir la cuestión simplemente preguntándonos, a la vista del resto de las religiones del mundo, por qué no se nos permite reírnos de Mahoma".

Europa, Occidente en general, debería de hacer un esfuerzo adicional e intentar comprender objetivamente el Islam y a los musulmanes. Una creencia, el Islam, que no es una religión en el sentido grecolatino, más bien una forma de entender la vida, de sentir y de interpretar la realidad. El hombre moderno ensimismado en su soberbia probablemente jamás entenderá el amor profundo que sienten los musulmanes por su Profeta Muhammad y lo que simboliza, persona que ha encarnado la perfección de las cualidades morales y la cima de toda virtud: la más noble de las criaturas (ashraf al-majlûqât).

Decía Lluís Foix en un artículo titulado"Europa y el universo musulmán" en su habitual columna en La Vanguardia (8-02-2006) que "si seguimos usando de la libertad de expresión para burlarnos de lo que los musulmanes consideran sagrado, tendremos un problema mucho más serio". Sin embargo la realidad es muy tozuda. La columna publicada en este periódico el pasado sábado 18 de los corrientes titulada despectivamente "Disfraces", en alusión al hiyab que llevan las musulmanas, evidencia claramente que en una ciudad donde la diversidad cultural y confesional debiera de extremar más el respeto por las particularidades culturales, se opta por el tono más cargado de rencor, odio y desprecio hacia las creencias de los musulmanes. Allá cada cual.

Mientras tanto, Dios mediante, el próximo día 10 de abril, los musulmanes de Melilla conmemoraremos, con el resto de musulmanes del mundo, un año más, gracias a Dios, el Máwlid an-Nabawí o natividad de Muhammad (P y B). Dispongámonos a hacerlo este año de modo especial con nuestros familiares y amigos. Que Allah bendiga ahora y por siempre a Su Profeta Muhammad, a todos aquellos que siguen su Luz y a toda persona respetuosa con las creencias de los demás
Anuncios
Relacionados

La vida: más allá del éxito y el dinero

Artículos - 02/04/2008

La paz en la diversidad

Artículos - 01/05/2009

Planean hacer una película sobre la vida del profeta Muhammad

Noticias - 28/10/2008



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28696-de_mahoma_a_bin_laden.html