webislam

Viernes 6 Diciembre 2019 | Al-Yuma 08 Rabi al-Zani 1441
529 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4270

Tabligh en Ceuta

La asociación tabligh ceutí An Noor desmiente que esté vinculada a los grupos radicales

16/03/2006 - Autor: Rocio Abad - Fuente: http://www.elfarodeceuta.com/noticia.asp?ref=10202
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

mezquita ceuta
mezquita ceuta
No somos terroristas, ni violentos. Somos una comunidad pacífica que lleva veinte años de labor social en Ceuta”. Así define Laarbi Maateis, presidente de la asociación Masyid An Noor (Mezquita del Resplandor) a la comunidad tabligh ceutí, un colectivo que desarrolla sus actividades religiosas y culturales de acuerdo con los preceptos islámicos y que quiere mostrar a la sociedad que sus miembros “no son los fanáticos que dicen que somos y por supuesto que las únicas actividades que financiamos son las nuestras”, reitera.

La asociación An Noor está inscrita en el Registro de la Dirección General de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia desde 1988, año en el que comenzaron a desarrollar “un intenso trabajo, sobre todo con los internos de la prisión de Los Rosales”, explica. Ha sido precisamente su labor en la cárcel lo que los ha catapultado, sin querer, a unos medios de comunicación en los que no se prodigan mucho. “Preferimos trabajar a hablar”, dicen. Pero asumen que el Islam sigue siendo una religión desconocida para muchos españoles y que eso les sigue generando algunas dificultades. Por esto Maateis quiere aclarar que a ninguno de los voluntarios que dos veces por semana acuden a la prisión se les ha impedido “nunca” la entrada y que el único problema que ha surgido con la Dirección General de Instituciones Penitenciarias es que faltan datos personales de cuatro de los miembros de esta asociación y que por ello se está a la espera de una nueva autorización oficial, “pero ninguno está vinculado con grupos radicales o violento, porque ese no es el sentir de los tabligh”.

Originaria de Nueva Delhi (India), esta corriente destaca por la predicación como elemento fundamental y por aplicar el Corán y la Sunna del profeta Muhammad a todos los órdenes de la vida cotidiana. “No es una corriente sufí, ni filosófica ni de corte radical extremista”, señala su presidente. Pero si hay algo que les gusta es explicar su labor con los jóvenes, con especial atención a los pequeños delincuentes, los que han caído en el consumo del alcohol y drogas. “Trabajamos mucho en las barriadas”, subraya, “organizando actividades culturales y deportivas coincidiendo con fechas señaladas y fiestas”.
“De nuestra labor se ha beneficiado muchas familias de esta ciudad, que han visto como sus hijos, sobre todo, se perdían en el mundo de las drogas y de la delincuencia. Y a muchos los hemos recuperado, los hemos reintegrado en la sociedad y también en el mercado laboral”, afirma orgulloso.

La presencia de los tabligh en España se ha detectado en Extremadura, Cataluña y Andalucía, pero, sobre todo, donde prolifera es en la Comunidad Valenciana y, en general, la costa mediterránea. El Tabligh es una de las corrientes islamistas más extendidas en el mundo, tiene sedes en Londres, Nueva York, París y Casablanca y no se les considera violentos. “Quizás seamos desconocidos para la población, pero no para las instituciones”, matiza, “que están al corriente de todo cuanto hacemos, de las visitas que recibimos y de los viajes que hacemos”, añade. Precisamente porque se trata de la corriente más extendida, los tabligh ceutíes son buenos conocedores de los aeropuertos. “Celebramos numerosos congresos internacionales a lo largo del año, el último se hace estos días en Brasil y nunca hemos tenido problema alguno con las autoridades”, añade Mohamed, otro miembro de An Noor. “Son actividades transparentes y a la vista de todo el mundo”. Pero para disipar dudas, los miembros de la asociación, que está integrada en la Comisión Islámica de España, tienen prevista, y en ello, están, el diseño de una página web en la que se difundan y promocionen sus actividades. “Nosotros no pretendemos liderar a los musulmanes de Ceuta, ni mucho menos, sino sólo atender a aquellos que requieran asistencia religiosa y social, porque nuestra labor es benéfica y humanitaria. Es impensable que se nos vea como una alarma social”, concluye, “cuando hemos organizado peregrinaciones a la Meca con la Ciudad o se nos ha encargado el reparto de vales para las familias necesitadas en la Fiesta del Sacrificio”.


Una asistencia cultural y religiosa al 60 por ciento de los internos de Los Rosales

Si hay algo que enorgullezca a los miembros de An Noor es precisamente el trabajo que realizan en la prisión de Los Rosales. “Tanto con los funcionarios como con los directores que han pasado por la prisión hemos tenido siempre una relación muy buena”, explica Laarbi Maateis, que compagina su trabajo al frente de esta asociación con el movimiento vecinal. Cada año entregan a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias un amplio programa de actividades que tiene sus pilares en la enseñanza religiosa y el idioma y la cultura árabe. Aunque este programa está dirigido fundamentalmente a la población reclusa de religión musulmana, está abierta a todos los internos que lo soliciten, con independencia de sus creencias. “Consideramos que es un medio efectivo para lograr la reinserción social y fomentar la paz entre los reclusos”, matiza. Como asociación religiosa, An Noor hace especial hincapié en la preparación de las fiestas islámicas, como la culminación del Ayuno y la Pascua del Cordero. En este sentido, recuerda como anécdota el dirigente de la asociación que hasta el año 2000 se han celebrado matanzas rituales de borregos en el interior de Los Rosales “con el instrumental necesario para degollar al animal, es decir, cuchillos y machetes, y nunca ha habido ningún problema con los reclusos”. En total, este año participan en las actividades una veintena de voluntarios, que acuden una o dos veces por semana, fundamentalmente los viernes, y que se estima que atienden a un 60% de la población reclusa de Ceuta.


En proyecto, la construcción de una nueva mezquita en Bermudo Soriano 

Uno de los proyectos más ambiciosos de la asociación es la futura construcción de una nueva mezquita en Bermudo Soriano que sustituya a la que existe actualmente “y que se nos ha quedado muy pequeña”. El anteproyecto ya está en la mesa de la Consejería de Fomento y cuenta con el compromiso, al menos verbal, de su ejecución por parte del Gobierno de Juan Vivas. “Creemos que hay buenas perspectivas”, explica.

Se trataría de un nuevo templo con cinco plantas, dos de ellas exclusivamente como garanhe y otras tres para el rezo pero también para actividades lúdico-culturales.

En los planos se incluye un gran comedor de beneficencia, un salón de actos, domicilios para los tres imames y aulas en las que se impartirían clases de idiomas e informática para adultos y niños, así como una gran biblioteca general, no sólo religiosa, que pretende ser un referente.

En total, una inversión que rondaría los dos millones de euros y para la que ya piensan solicitar ayudas a las instituciones, tanto a la Ciudad Autónoma como a la Dirección General de Asuntos Religiosos. Se pasaría de disponer de 800 metros cuadrados a 4.500.

Este complejo religioso islámico, que ha sido dibujado por tres jóvenes arquitectos ceutíes, deberá salvar algunos problemas de índole urbanística, como un acusado desnivel de trece metros que definirá en parte el nuevo centro cultural, ya que la mezquita actual está construida sobre una vaguada. El proyecto es definido por sus autores como una propuesta que no sólo se centra en la resolución de un programa de necesidades arquitectónicas, sino que resuelve también una realidad urbana atendiendo a las directrices del nuevo PGOU.
“Hemos puesto mucha ilusión en este proyecto”, asegura Maateis. De momento, se trata de anteproyecto que después se transformará en proyecto básico y de ejecución. Una vez que se recalifique el terreno, se pedirán las licencias oportunas y se se iniciarán las obras, cuy inicio está previsto para el año 2007. “Será una obra para todos los ceutíes, para el patrimonio de la ciudad”. Será también, la mezquita más grande de Ceuta.



Una asociación con escasa ayuda económica institucional 

Otro de los aspectos que An Noor quiere dejar claro es de dónde procede el dinero con el que trabajan, un dinero que surge de las aportaciones y contribuciones individuales de los fieles, pero también de algunas instituciones oficiales “aunque son las menos”. De hecho, afirma su presidente que la Ciudad Autónoma tan sólo les ha concedido subvenciones en dos años, 2000 y 2002, de seis mil euros cada una, “cuando tenía que ser algo anual, como a otras muchas asociaciones, porque necesitamos más apoyo institucional”. También cuentan con colaboración económica que les aporta la Fundación Pluralismo y Convivencia, que en 2005 les concedió 4.000 euros para el desarrollo de sus actividades y este año les ha otorgado otros 9.000 euros, así como pequeñas aportaciones realizadas por la Comisión Islámica de España, con las que a su vez An Noor ayuda a otros colectivos y asociaciones más pequeñas.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28679-tabligh_en_ceuta.html