webislam

Jueves 4 Junio 2020 | Al-Jamis 12 Shawwal 1441
1551 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4029

La polémica de una caricatura

27/02/2006 - Autor: Muhámmad Escudero Uribe - Fuente: Asociacion Juvenil Cultural Al Agua
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Sí, si así lo queremos. Mientras haya palabras podremos manipularlas para insultar, mientras haya tinta podremos caricaturizar y ridiculizar, mientras haya tela se podrán quemar banderas, mientras haya armas se podrá matar. Mientras queden recursos para utilizarlos maléficamente, sí, podremos. Y luego ¿qué? Cuando se agoten ¿qué? ¿Se terminará todo? ¿Dejará de haber conflicto, dejará de existir la violencia, habrá respeto, habrá libertad? Vaya mundo en el que vivimos. Al final vamos a tener que asumir que parte de nuestra naturaleza se instituye en los gérmenes nocivos de la agresividad y la grosería. No quedará más remedio que pensarnos como seres desalmados, errantes en un mundo encolerizado, sumidos en un caldo de incomprensión y continuo desengaño. ¿Para qué buscar algo más digno, más bello? Ni lecciones de Aristóteles, ni lecciones de Platón. A lo mejor nos satisface ver la carne desgarrada y el rojo oscuro de la sangre supurante. Solamente especulo ante lo que puede ser una posibilidad, cuyos indicios no dejan de ser aun más perceptibles.

No veo arte en esa vida, una vida sin estilo, fea y corrosiva. Pronto será tarde para soliviantar lo que intuiremos como un delirio colectivo, un brote nefasto de repulsión hacia cualquier objeto o sujeto. Todo nos parecerá insoportable y la repugnancia se apoderará de nuestras personalidades. Esta podría ser una caída vertical, cuyo golpe deparado, carente de amortiguador alguno, nos condujera directamente a la más estrecha y sombría de las mortajas. Escudriñando el conjunto con airada contumacia, nos apagaríamos a una pesadilla indefinida, so pena de nuestros inocentes vicios, encarnados en las más amargas e irreverentes figuras. El grito seco de la desesperación rebotando en las paredes carnosas de nuestro propio órgano auditivo.

Sin embargo, conjetura lo anterior, aun se proyecta un haz de luz que penetra en las conciencias y es, exactamente, el que puede reconducir ese desequilibrio. Aun hay un hueco para que sea ocupado por la vergüenza, nuestra vergüenza. El pudor que nos previene de las malas acciones. Sí, si así lo queremos.

En realidad, la interlocución puede ser una trampa muy efectiva, y caer en ella no resulta sorprendente. Hay que ser cauto y comedido, pues en la respuesta va inmersa nuestra actitud. Una respuesta insensata y reaccionaria anula el diálogo, transformado ya en una encrucijada con visos de ser el choque duro que se anunciaba.

Hay que salir de este estado de alienación; reflexionar ahora, desde nuestro fuero interno, sobre conceptos como la libertad, la tolerancia, el respeto o el amor al prójimo; tal reflexión debería ser la “clave de bóveda” que nos sacara del agujero que nos constriñe. Esto solo cabe desde una perspectiva humana, “humanizante”, “humanizadora”. Todo lo demás es una imagen que no podemos saber que representa. Yo me sumo al omitido desapego cuando la sinrazón invade el escenario sociopolítico. La solución esta detrás de la puerta cerrada. Es cuestión de abrirla; sí, si así lo queremos.
Anuncios
Relacionados

Racismo, intolerancia y juventud

Artículos - 26/12/2003

Ser joven en islam

Artículos - 05/03/2005

El Ramadán para un jóven musulman

Artículos - 14/10/2005



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28554-la_polemica_de_una_caricatura.html