webislam

Martes 16 Julio 2019 | Az-Zulaza 13 Dhul-Qaadah 1440
1052 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3964

Acerca de las almas y nuestro destino

El 24 de Marzo, en Buenos Aires, el Sheik Orhan al Yerrahi al Halveti, de la Asociación Islámica Yerrahi comentará aspectos terrenales y misticos de Isra’ wal Miraj. Aquí algunas de sus enseñanzas:

16/02/2006 - Autor: Al Hayy Orhan al Yerrahi - Fuente: Sufismo.net
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Invitación de la Asociacion Islamica Yerrahi
Invitación de la Asociacion Islamica Yerrahi
LA ILAHA ILLA LLAH recita el derviche

Una vez, en el antiguo Imperio Otomano había una Secretaría que estaba encargada de las Tekkes o Dergahs Sufies, y cuando uno se acercaba para abrir un lugar como estos, se dirigía a esa agencia oficial para pedir permiso y decir que es lo que iba a hacer.

Un sheikh llega a Estambul, deseando abrir un Dergah y se dirige a este lugar donde lo reciben y le preguntan: “Cuanta gente viene con Usted?”. El responde: “Somos únicamente dos, mi discípulo y yo”. Lo miran un poco extraño, y le dan un lugar que estaba medio derrumbado, el cual podía ocupar. El responde: “Eyvallah”, y se retira. 

Pasa el tiempo, no saben nada de él, y la gente comienza a hablar ya que en ese lugar todas las noches salía una Luz extraña y cada vez mas gente asistía a hacer el Dikhr. Para ese momento, ya lo habían reformado y convertido en un lugar de adoración muy especial. Entonces la gente de la agencia, al oír los rumores, se van a visitarlo y le piden que el Sheikh les explicara el significado de LA ILAHA ILLA LLAH. EL Sheikh responde: “Con todo gusto, pero para esto necesito a mi derviche”. 

El derviche llega, si sienta junto al Sheikh y recitan: LA ILAHA y el derviche desaparece. Recita ILLA LLAH, y el derviche aparece. Vuelve a recitar: LA ILAHA y los dos desaparecen. Recita ILLAH LLAH y los dos desaparecen. Por tercera vez recita: LA ILAHA y toda la habitación desaparece. Recita ILLA LLAH y todo aparece. 

El Sheikh le dice al Secretario de la Agencia, quien había visto todo lo que sucedió: “Cuando alguien dice con el corazón: LA ILAHA, Nada existe, todo puede desaparecer porque todo lo que existe es Dios. Y cuando dice: ILLAH LLAH, sino Dios, Dios existe y también Su Creación”.

Si lo recitamos de esta manera, de corazón podremos llegar a Dios.

Nos atrae el mundo, queremos el mundo, estamos fascinados con el mundo, y todos sabemos que hay cosas que en el mundo suceden que para los ojos de los creyentes son horribles. Producen inmensa pena pero el mundo tiene su Belleza si tenemos un objetivo claro. Generalmente estamos insatisfechos con lo que Allah nos ha destinado en este mundo. 

Para aquellos que han estado en Oriente, sabe lo que es un HAMMAM. Es un baño turco, que tiene diferentes secciones y los musulmanes siempre le han prestado especial atención a la limpieza del cuerpo. Y los turcos, los Otomanos desarrollan este concepto de baño público con secciones separadas de hombres y mujeres, y otras secciones para gente pudiente.

 La sala común, de la gente pobre, es un circulo de mármol con una cúpula que abajo, prendían fuego y con la humedad uno transpira, y el proceso es que después, con unas esponjas le pasan al cuerpo y lo que sucede es que la piel muerte sale y queda uno muy limpio y relajado. 

En la antigüedad también ofrecían opio, y en nuestra historia, entra un hombre a este lugar, a relajarse y tomar un poco de opio. Por supuesto que es totalmente anti islámico el ingerir esas cosas, pero bueno, era la costumbre de esa época en ciertos círculos sociales. Este hombre que era pobre, toma el baño, se relaja y se duerme, y nadie se percata de ello. 

Al rato, oye una gran conmoción y ve que llega una persona muy pudiente, alguien importante, a quien lo ayudaban varios a caminar, y lo ponen en una habitación particular, y ve que muchos lo atendían. Al rato, lo vence la curiosidad, y va a ver a donde estaba este señor. Se acerca al cuarto, y tal es su sorpresa, ya que la persona era idéntica a el. Eran casi gemelos. Lo toca, para que la otra persona también se sorprenda de la similitud, y no se mueve. Lo vuelve a tocar, y al no responder, se da cuenta que había fallecido. 

Entonces empieza a pensar: “Sin ninguna duda este señor es una persona muy pudiente, ¿Qué pasaría si tomo su lugar ya somos idénticos?”. E inmediatamente haciendo un gran esfuerzo, carga el cuerpo y lo coloca en su habitación, y el se acuesta en el lugar donde el señor estaba.

A los pocos minutos, aparecen todos los que lo estaban atendiendo, lo limpian, lo perfuman, lo peinan y el no habría la boca, por temor a que lo descubran. Lo visten, y al salir, se encuentra con un carruaje, que lo llevaría a su casa. Mientras tanto por otra puerta varias personas salían del lugar cargando el cuerpo del muerto.

Comienzan a andar, y llegan a un Palacio que por las características indicaba que era la casa del Gran Visir, el Primer Ministro. Y comienza, a transpirar ya que era toda una responsabilidad. Le preguntan si esa noche deseaba ir al Harem, como era costumbre en esa época o si deseaba ir a su habitación principal. Y el responde: “Voy a mi habitación”. 

Luego de vestirlo, su sirviente, antes de retirarse, el dice: “Mi señor, mañana por la mañana el Sultán requiere de su Presencia”, y se va. En ese momento, nuestro amigo enloquece, y junto todo el oro y las monedas que tenía a mano, y se va corriendo del palacio. Al rato de correr por la noche, llega a una Mezquita, donde afuera había un cajón de muerto abierto. El hombre se mete allí y se esconde junto a la bolsa de oro. 

En ese momento, aparecen tres ladrones que merodeaban por allí, y el al oír lo que conversaban, el sale del cajón y empieza a correr, con tal mala suerte que los ladrones pensando que el había oído lo que hablaban, lo persiguen para matarlo. Les tira la bolsa de oro, pero no hubo caso. Lo arrinconan en una esquina, y cuando estaban por acuchillarlo, el cierra los ojos y grita: “AHHHHHHH….”. Al abrirlos, se encuentra acostado en la habitación del Hammam donde había entrado en un principio.

Nuestro destino esta escrito. Queramos lo que queramos, deseemos lo que deseemos, debemos dejar el estado de imaginación en el cual vivimos y encontrar la Realidad Divina en esta tierra, en este momento. Por eso es que el Sufi es el “HIJO DEL MOMENTO”, porque debe encontrar esa Realidad Divina en esta existencia, aquí y ahora.

Quizás, entre los Círculos Derviches se escuchen cosas que parecen fantásticas o no obtenibles, o muy difícil de ver, o que es lo que esta hablando el Sheikh acerca de buscar esa Realidad, y como obtenerla, acaso siendo o viviendo como monjes. 

El Sheikh no dice que debemos vivir como monjes, sino que debemos vivir como seres humanos. El ser humano no es un animal, el ser humano no es aquel que va y persigue la mujer de otro, o aquel que le usurpa cosas a los demás, o aquel que toma ventajas de los demás.

Hz. Ali (ra) estaba caminando hacia la MEZQUITA, y se pasaba la hora del Salta de la Tarde. De pronto, en el camino se encuentra con una persona de edad delante suyo que también iba a rezar. El Imán Ali no se atrevió a pasarlo ni a darle la espalda, y camino detrás de el hasta que llegaron.

¿Por qué? Por una simple razón: si nosotros pensamos que tenemos más vitalidad y que somos mejores que ese anciano, debemos recordar que quizás esa persona ha rezado más que nosotros, y si hacemos lo mismo con alguien que es mas joven, debemos recordar que quizás esa joven haya pecado menos que nosotros. Por eso debemos ser los más humildes de los humildes. 

Hz. Ali (ra), no se adelanto. Camino detrás de ese anciano hasta la MEZQUITA, y cuando llegaron, cuando pensaba que ya había concluido el horario del Rezo, en ese momento, el Imam de la Congregación levantaba las manos diciendo: “Allahu Akbar”, donde por iniciado el Salat. Allah detuvo el tiempo por ellos, porque ese era un acto de Amor y de Respeto.

Es por ello que cuando hablamos que Sufismo era una “Realidad sin nombre” y que ahora es un “nombre sin realidad”, es porque era simplemente una manera de vivir el Islam, el Coran, imitar al Profeta (saws) y tener esa vivencia. Entender porque lo hacemos. Nada más que eso. No es una Escuela diferente, no es algo separado de Islam, no es algo loco, no es algo Haram, no hay Innovación, etc. SUFISMO es seguir el Coran y los Dichos del Profeta (saws) como debe ser hecho.

Alguien me dijo hoy que estaba en un lugar, y no es una critica, que alguien se le acerco diciéndole: “Vos crees en Dios? Crees en los Libros Revelados? Crees en los Profetas?”. “Si”, le respondió. “Bueno, entonces repetí conmigo: ASSHADU ANLA ILAH ILLA LLAH ASSHAHADU ANNA MUHAMMADAN ABDUHU WA RASULULUHU, y ya sos musulmán”.

Esto es por un lado verdad, pero hay maneras y maneras de presentar las cosas. Una persona debe tener la opción de decidir y sentir ese llamado Divino a iniciar un Camino, y antes de que esa persona inicie ese Camino Divino les ruego, que le explique claramente a esa persona que es lo que sucede en ese momento al entrar a Islam. Porque llego a ese lugar, contarle en que momento Allah les preguntó a las almas: “No soy Yo vuestro Señor?” y las almas respondieron: “Si, Tu eres nuestro Señor”.

Que es Islam, que es lo que sucede en el momento de tomar SHAHADA, cuales son las responsabilidades, que es lo que hay que hacer como por ejemplo, Ayunar, ahora que se acerca el mes de Ayuno, etc. Y hay muchas cosas que hay decirle a la persona y tambien hay que explicarles, que no solamente tiene que cumplir con su obligaciones sino que esta diciendo ante Allah, prometiendo Sumisión, que es lo que Islam significa y que si no siguen luego, la perdida es mas grande que la ganancia. O sea que espiritualmente retroceden mas atrás del punto donde estaban antes de entrar a este Camino, y esa es la responsabilidad del que enseña, del que asume el papel de maestro.

Inshallah, los corazones que fueron llamados de esa manera, florezcan, lleguen a Allah con toda esa hermosura interior que posee el ser humano porque no hay mejor camino, ni mas hermoso ni mas corto de regreso hacia Dios que este Camino.

Allah esta presente en todo momento, y sobretodo cuando volteamos nuestras palmas cuando le pedimos a El. Y dicen que cuando Alejandro Magno estaba a punto de morir, llama a los mejores doctores de su época y les dice, que si alguno de ellos podría hacer que el pudiese vivir un poco mas ya que sabia que se estaba muriendo, le daría la mitad de su reino.

Ellos consultan y vuelven con la respuesta: “No podemos hacer nada, ya que no hay nadie que pueda darte ni un segundo mas de vida del tiempo que te ha tocado”. El les responde: “Bueno, cuando yo vaya al mas Allá deseo que mi féretro este abierto, que mis manos sobresalgan del mismo con las palmas hacia arriba para que todos vean que me fui con las manos vacías”.

Y el Profeta dijo en una oportunidad en la que le preguntaron acerca del ESPIRITU, respondió, lo siguiente que Allah le transmitió:

“Diles que el Espíritu proviene de Mi, que He dado suficiente información sobre ello para que los seres humanos aprendan, y si siguen aquello que les ha sido instruido, llegarán a MI”
Anuncios
Relacionados

Reflexiones acerca del destino

Artículos - 15/08/2005

La experiencia de un brasilero convertido

Artículos - 09/02/2004

Sobre el conocimiento de sí mismo

Artículos - 26/03/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28498-acerca_de_las_almas_y_nuestro_destino.html