webislam

Viernes 22 Noviembre 2019 | Al-Yuma 24 Rabi al-Auwal 1441
715 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3586

Washington, pieza clave para el Sáhara y el Sahel

07/01/2006 - Autor: La Gaceta de los Negocios - Fuente: La Gaceta de los Negocios
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

mapa_sahel
mapa_sahel
El aumento de la violencia en la región dependerá de la política antiterrorista y de cooperación que EEUU diseñe y de su sintonía con los gobiernos locales.
Aunque el islamismo no es especialmente fuerte en la región del Sahel, los gobiernos de algunos de los estados son débiles y pueden ser derribados. Existe cierto riesgo de que la seguridad en el Sahel y Sáhara puede deteriorarse a corto o medio plazo, en parte como resultado de las políticas estadounidenses antiterroristas.
Los estados del Sahel normalmente reciben poca atención en la política internacional, debido a su relativo aislamiento, su pequeña población y su pobreza. Sin embargo, desde los atentados del 11-S en 2001, a EEUU le preocupa que los terroristas militantes puedan intentar refugiarse en el Sahel y en el desierto del Sáhara.
En consecuencia, en 2005 lanzó la Iniciativa Anti Terrorista Transahariana (Tscti), un programa a cinco años, dotado con 500 millones de dólares que intenta mejorar la capacidad de los estados del Norte de África y el Sahel de patrullar sus fronteras, apresar grupos armados y cooperar entre ellos. En la actualidad, el Tscti cubre Argelia, Chad, Ghana, Mali, Mauritania, Marruecos, Níger, Nigeria, Senegal y Túnez. No incluye Egipto, Libia y Sudán, cubiertos por iniciativas diferentes antiterroristas, aunque Washington querría que Libia participara en el programa.
Seguridad en el Sahel
Las perspectivas políticas y de seguridad para los estados del Sahel en 2006 (y en adelante) dependerán de los siguientes cuatro factores.
Perfil de Estados Unidos
Si Washington se asocia fuertemente o públicamente con regímenes impopulares y no democráticos, como hizo con el régimen de Mauritania derribado en 2005, despertará más resentimiento público contra sí mismo y contra esos gobiernos. Si la Administración estadounidense aumenta su actividad de ayuda, las poblaciones pueden estar menos inclinadas a rechazar su apoyo a las fuerzas de seguridad del Gobierno. Sin embargo, esto dependerá de lo que se vea que hace Washington, ya que el aumento de la ayuda puede convertirlo en objetivo de críticas y atentados.
Grupos militantes
Aunque hay muchos grupos militantes rebeldes en la región, todos están comprometidos en conflictos civiles locales (y no en la lucha por las causas que abraza Al Qaeda) y muy pocos han recurrido a atacar objetivos extranjeros. Sólo un grupo, el Grupo Argelino Salafista (GSPC), ha combinado objetivos de islamismo radical con atentados a objetivos extranjeros y ya ha sido debilitado por varios enfrentamientos con las fuerzas armadas de Nigeria, Argelia y Chad en los últimos tres años, en algunos casos con el apoyo de las fuerzas especiales de Estados Unidos.
Sin embargo, hay un riesgo de que la ayuda militar estadounidense creciente y el uso de medidas más severas contra los grupos militantes pueda conducir a una escalada gradual de los enfrentamientos y alentar atentados contra objetivos occidentales.
Políticas de los gobiernos de los países Sahel
Los gobiernos de los principales estados del Sahel han respondido a los intereses de Estados Unidos y del Tscti positivamente, dando la bienvenida a la oportunidad de aumentar la ayuda al desarrollo y a sus fuerzas de seguridad. Aunque los niveles de democracia varían (Mali es el más democrático de los estados del Sahel), todos se enfrentan a grandes retos económicos y políticos: en especial cómo reforzar sus economías y reducir la pobreza, y cómo luchar con los movimientos de oposición armados y no armados a los que se enfrentan. Si no consiguen tener éxito en el frente económico o en las promesas de democratización, provocarán más oposición.
Islam e islamismo
El Islam en el Sahel tiene un carácter distintivo y variado, formado por el sufismo y el contexto africano. Existen muchos vínculos históricos con el Islam de otros lugares. Sin embargo, desde el 11-S, los gobiernos locales y extranjeros están preocupados de que el proselitismo wahabí y tablighi y las actividades de las ONG islámicas estén siendo utilizadas para extender el islamismo radical de Al Qaeda y servir de apoyo a sus actividades.
De todas formas, sólo una pequeña minoría de la población Sahel es potencialmente receptiva al tipo de agenda de Al Qaeda y muy poca gente está motivada por las causas de los islamistas internacionales (Palestina, Chechenia y Cachemira). Si los gobiernos en la región endurecen su postura contra los grupos islámicos involucrados en política o caridad, existe el riesgo de que su apoyo aumente.
Resultados
La situación política y de seguridad en el Sahel no se transformará repentinamente en 2006, por ejemplo, como resultado de un hundimiento del Gobierno o una campaña terrorista. Más bien, los factores antes descritos contribuirán a los siguientes resultados.
Inestabilidad política
Los modelos existentes de inestabilidad en la región continuarán y los gobiernos del Sahel estarán expuestos a golpes militares y luchas políticas internas. El riesgo de hundimiento del Estado es poco importante en Mauritania, Mali y Níger debido a la relativa fortaleza de sus gobiernos y a la debilidad de los movimientos insurgentes. Pero, el Gobierno del Chad corre el riesgo de ser derribado por la oposición a los esfuerzos del presidente Idriss Deby de asegurar un tercer mandato y debido a la desestabilización asociada con el conflicto de Darfur.
Aumento marginal de la seguridad
La asistencia material y técnica a través del Tscti ayudará a las fuerzas de seguridad de la región a mejorar ligeramente. Sin embargo, las largas fronteras de la región fomentarán que las personas y productos fluyan a través de las fronteras sin ser vigilados. Las policías locales seguirán con dificultades para reducir el contrabando y la inmigración ilegal de subsaharianos que viajan al norte de África y Europa.
¿Aumento de los atentados?
A pesar de las pequeñas mejoras en la seguridad de las fronteras, los atentados contra extranjeros pueden incrementarse. Los atentados en el Sahel y el Sáhara normalmente consisten en secuestros y exigencias de rescates a turistas extranjeros o simplemente robos. Un crimen como ese ha sido normal en muchos lugares del Sáhara desde por lo menos principios de la década de los 90, y el principal motivo casi siempre ha sido obtener beneficios. Sin embargo, al entrar en juego el Tscti, los grupos como el GSPC u otros con resentimientos hacia el Gobierno pueden intentar conseguir sus objetivos políticos a base de ese tipo de ataques.
Estados Unidos continuará con su compromiso en el Sahel, en algunos casos enfrentándose a grupos locales que se oponen a los gobiernos, aunque la región no se hundirá en un conflicto ni en la anarquía. Pero, pueden aumentar los atentados pequeños aunque simbólicos contra objetivos occidentales por parte de grupos locales o infiltrados desde fuera de la región.
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28284-washington_pieza_clave_para_el_sahara_y_el_sahel.html