webislam

Viernes 28 Febrero 2020 | Al-Yuma 04 Rajab 1441
861 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3606

Tres nuevos fracasos políticos para la Administración Bush en Iraq

06/01/2006 - Autor: Revista Amanecer - Fuente: www.revistaamanecer.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Diciembre ha sido otro mal mes para las fuerzas norteamericanas en Iraq. De hecho, la Administración Bush ha sufrido tres importantes derrotas políticas en Iraq, que hacen su posición en este país aún más difícil. En primer lugar, la victoria de la coalición religiosa shií, la Alianza Iraquí Unida (AIU), en las elecciones parlamentarias del 15 de diciembre mantendrá el poder en las manos de los partidos islamistas shiíes, respaldados por Irán, al menos durante cuatro años más. De hecho, el principal partido de la coalición shií es el Consejo Supremo para la Revolución Islámica en Iraq (CSRII), que posee fuertes vínculos políticos y personales con Irán.

En segundo lugar, el candidato favorito de EEUU, el antiguo primer ministro Iyad Allawi, ha sido completamente derrotado en estas elecciones, en las que su partido, la Lista Nacional Iraquí, consiguió únicamente el cuarto puesto, detrás de la AIU y el Frente del Acuerdo Iraquí, una coalición de partidos islamistas sunníes. En realidad, era fácil de predecir que Allawi no iba ganar dada su imagen de brutalidad. “Allawi es malo para Iraq. Es un dictador que quiere gobernar con el mismo estilo que Saddam”, manifestó un iraquí a Reuters.

Cabe señalar que 16 de los 26 millones de iraquíes son musulmanes shiíes y la mayoría de ellos son profundamente religiosos. La lista de la AIU ha sido respaldada por los grandes ayatollahs –y especialmente por Ali al Sistani, la más alta autoridad religiosa shií en el país-, que guían la vida espiritual y política de esta comunidad desde su sede en Nayaf. De hecho, la Oficina de Sistani advirtió a los votantes en contra de apoyar a los partidos laicos, incluyendo el de Allawi.

Finalmente, el plan estadounidense para debilitar a la insurgencia mediante la participación de los sunníes en el Parlamento y en las instituciones políticas ha fracasado también, ya que los sunníes están ya afirmando la existencia de un fraude en las recientes elecciones parlamentarias y amenazando con boicotear o retirarse de la nueva asamblea. “La seguridad de Iraq no se alcanzará mediante tales resultados,” manifestó Adnan al Dulaimi, un alto representante de la principal coalición sunní, que añadió: “Todos los iraquíes saben que los resultados están manipulados y que no representan la realidad.” Esto significa que la insurgencia continuará y posiblemente se reforzará. “Odio decir esto, pero el juego se ha terminado,” ha señalado Wayne White, antiguo director de las operaciones de inteligencia sobre Iraq del Departamento de Estado hasta la primavera de 2005.

Para Bush, estos resultados significan un problema sin solución. Las alegaciones de fraude impedirán a la Casa Blanca presentar estas elecciones como el nacimiento de una democracia real en Iraq. Además, la victoria de las fuerzas shiíes tendrá una importancia decisiva en las políticas norteamericanas hacia Irán. Nadie cree que Washington pueda ahora lanzar un ataque contra Irán, porque esto haría que los shiíes iraquíes se unieran masivamente a la resistencia y, de este modo, el país se convertiría en un infierno real para las fuerzas estadounidenses.

Por otro lado, la agencia AP ha informado que el 9 de diciembre un grupo de partidos shiíes y sunníes firmaron una declaración conjunta en la que se hace un llamamiento a establecer un plazo para el fin de la presencia militar estadounidense, se pide que sean eliminadas todas las consecuencias de esta presencia –incluyendo cualquier base de las tropas estadounidenses en el país- y se promete que no serán normalizadas las relaciones con Israel. El CSRII, el Partido del Dawah Islámico, el Frente del Acuerdo Iraquí y el clérigo shií Muqtada al Sadr, es decir todas las principales fuerzas políticas del país, firmaron la declaración. El protegido del Pentágono Ahmed Chalabi estuvo también presente. La declaración afirma que la resistencia es un derecho legítimo, pero condena el “terrorismo, la violencia, los asesinatos y los secuestros.” La declaración no es vinculante, pero indica que estos partidos podrían trabajar juntos en el nuevo Parlamento para alcanzar estos fines. Los objetivos de la declaración son también populares en Iraq. Según una reciente encuesta, dos tercios de los iraquíes quieren poner fin a la ocupación.

Esta cada vez peor situación ha llevado a algunos prominentes políticos del Partido Demócrata de EEUU a comenzar a pedir que sea fijado un calendario para la retirada de las tropas norteamericanas de Iraq. A los sectores progresistas del partido se ha unido el congresista John Murtha, un antiguo partidario de la guerra de Iraq, que está haciendo ahora un llamamiento para que se apruebe un calendario de seis meses de duración para la retirada de las tropas norteamericanas con el fin de evitar mayores desastres para EEUU en el país árabe.

En resumen, la victoria no es una opción, y nunca lo fue. Las tropas norteamericanas no controlan nada en Iraq –ni siquiera la carretera que une el aeropuerto internacional de Bagdad con la Zona Verde. Los objetivos estratégicos que la Administración Bush fijó para esta guerra –un Iraq democrático que fuera un aliado de EEUU, un amigo de Israel, una fuente de petróleo barato y un territorio para situar bases destinadas a albergar grandes contingentes de tropas norteamericanas- nunca se alcanzará.
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28281-tres_nuevos_fracasos_politicos_para_la_administracion_bush_en_iraq.html