webislam

Sabado 19 Octubre 2019 | As-Sabat 19 Safar 1441
571 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2670

Los obispos salen a la calle

Salen para defender aquello por lo que Carlos III expulsó de España a los jesuitas: su monopolio escolar.

13/11/2005 - Autor: Jose Antonio Labordeta - Fuente: El Periódico de Aragón
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

manifestacion_obispos
manifestacion_obispos

Con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho. Otra vez nos encontramos los españoles frente a una Iglesia ruda, apocalíptica, fraudulenta y mediatizando, que tanto les gusta, al poder terrenal. Pero al poder terrenal que suavemente, temerosamente, les intenta colocar en su sitio, en el lugar de la palabra de Cristo que, por cierto, a ellos ésta les parece una ordinariez.

Les gusta más la palabra de aquellos que insultan y vociferan, la de aquellos que hieren a la dignidad de las personas. Otra vez, amigo Sancho, vuelven las imágenes de aquellos orondos jefes de la Iglesia saludando con el brazo en alto el paso marcial de aquel dictador que ensangrentaría España desde el año 39 al 75 sin que escasas voces --sólo Tarancón y pocos más-- denunciasen toda la barbarie de aquellos que, según ellos, andaban de Cruzada.

Han vuelto Sancho amigo y se cuelan en Jaca, tierra de libertades, y en Huesca, lugar de verdaderas justicias. Nos caen como losas y quieren, por todos los medios, que los tienen a raudales, que regresásemos al silencio.

Cualquier excusa es buena: unas veces las bodas gay; otras la España que se rompe y ahora, con el desparpajo de los ignorantes, salen a la calle para defender aquello por lo que Carlos III expulsó de España a los jesuitas: su monopolio escolar. Tener bajo sus manitas las cabezas pensantes de los adolescentes y conducirlos, con las triquiñuelas de siempre, hacia ese Paraíso que parece sólo existe en los libros de las Mil y Una noches.

No les gusta la democracia cuando, gracias a ella, han recuperado todo su patrimonio defendido y levantado con el pecunio de los impuestos de los creyentes, agnósticos y ateos. Se escudan en el respeto que una parte de ellos se ganaron en los momentos más duros de represión y se comprometieron con los más desfavorecidos y muchos de ellos cayeron bajo las balas de aquellos a los que ahora esta nueva hueste da cobijo. Nada de los Ellacuría, del padre Llanos, del padre Diez Alegría de todos aquellos que, aunque uno fuese agnóstico respetaba porque en sus personas se descubrían valores que eran difíciles de hallar en otras gentes.

La jerarquía de ahora es tan irrespetuosa con todos -igual habla del trasvase del Ebro que de la Ciencia o de la Educación- que uno, que se educó en la libertad, que no sufrió por su edad los avatares de los colegios de curas y con los que como compañero de claustros estudiantiles respetaba, se siente de pronto con la necesidad de denunciar a toda esa tropa que, con desusadas palabras, reclama que la religión sea asignatura en los estudios de este país.

Y me pregunto: ¿el día que la mayoría de alumnos de un centro publico sean de religión musulmana permitirá esta iglesia los mismos derechos que ahora reclaman para ellos? No sé si lo veré, pero lo que sí me gustaría ver es a la entrada de los centros privados a esos muchachos que con el tiempo serán los nuevos españoles.

Se vuelve a la carga con el Trasvase --¿va usted a pedirnos perdón?-- y aunque en estas mismas páginas el compañero Trasobares publica un excelente reportaje sobre la especulación en las tierras murcianas --¿lo leyó eminencia?-- el jefe de allí sigue dando la barrila y aquí, algunos que esperaban seguir de alcaldes tras venderse al desarrollismo brutal, hablo del señor Atarés, de vez en vez asoma la palabra y pone a las autoridades municipales a parir. Si yo hubiese hecho el ridículo que don José hizo el día de la mani contra el Trasvase me hubiese metido en casa y durante un buen tiempo hubiese esperado que aquellas imágenes se olvidasen. Pero la desvergüenza crece por todos los ámbitos y por favor, no recen por mi alma pecadora.

Jose Antonio Labordeta es Diputado de CHA por Zaragoza
Anuncios
Relacionados

Una tercera vía para la Religión

Artículos - 07/11/2006

El valor de la tolerancia

Artículos - 02/02/2010

Laicismo y educación

Artículos - 08/03/2011



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28079-los_obispos_salen_a_la_calle.html