webislam

Sabado 7 Diciembre 2019 | As-Sabat 09 Rabi al-Zani 1441
591 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2613

Irak. El país que no dejaron ser

Se le ha sembrado miedo y odio

10/11/2005 - Autor: Maribel Ortega Fuentenebro - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Irak, el país que no dejaron ser
Irak, el país que no dejaron ser

“Educar a los niños y no será necesario castigar a los hombres”

(Pitágoras de Samos)

"La violencia de la autoridad se nos presenta fundada en principios de Derecho. Violencia justificada" “En la guerra no hay claridad”

(Ortega y Gasset)

1. Introducción

El paralelismo entre la situación que vivió Irak el 30 de Enero y el 15 de Octubre de 2005, es evidente. Las elecciones, los referéndum son sinónimo de democracia por lo tanto de libertad, sin embargo en ambos días fueron frecuentes los registros personales en los colegios electorales, al tiempo que soldados de EE.UU. circulaban armados hasta los dientes por las calles de Bagdad, y en general las ciudades estaban tomadas por las tropas multinacionales, lo que va en contra del más genuino sentido democrático. La inseguridad era latente y la situación de máxima alerta, había, asimismo, miedo a que en cualquier lugar o minuto estallase la bomba y se llevase vidas en el momento preciso de emitir el voto, lo que se justifica porque en las vísperas de ambos comicios, se recrudeció la violencia con mucha dureza. Muy a pesar de tantos elementos en contra, es digno de alabar el sentido de responsabilidad de los ciudadanos que han participado en procesos electorales que ellos no han establecido, ya que ambas consultas obedecen a los planes del Gobierno de EE.UU.; en segundo lugar porque aún no cicatrizadas las terribles heridas producidas por una situación bélica desenfrenada, con ese 65% por ciento de asistencia a las urnas, han dicho al mundo que necesitan, urgentemente, un proceso que pueda asegurarles esa paz que necesitan. “el pueblo iraquí ha hablado al mundo y el mundo ha escuchado la voz de la libertad desde el centro de Oriente Próximo” Estas palabras de Bush no son del todo ciertas porque el pueblo iraquí no ha hablado sólo en los momentos de emitir sus votos, lo venía haciendo desde mucho tiempo atrás: lo hizo desde aquel embargo de 1991 que aunque legalizado por la ONU, era injusto y les sumió en la más irredenta de las pobrezas; suplicó al mundo cuando durante doce años se bombardearon y destruyeron edificios, tendidos eléctricos, hospitales, escuelas y pidió ayuda para combatir enfermedades epidémicas que se presumían erradicadas y aparecieron nuevamente como consecuencia de la falta de productos sanitarios intervenidos.

Entre otras pandemias, surgieron brotes de malaria, difteria y tifus; alzó, nuevamente, la voz cuando pidió alimentos para paliar el hambre, agua para la sed, medicinas para la enfermedad, educación para la mente e infraestructuras y desarrollo para dignificar sus vidas; la elevó y la eleva para pedir respeto al mundo. Pidió ayuda cuando los ciudadanos eran exterminados por un tirano sin escrúpulos... como el Dios cristiano el pueblo de Irak ha hablado al mundo muchas veces y de muchas formas, pero el mundo que tiene oídos no ha escuchado y con sus ojos no ha visto… porque ha mirado hacia otro lado. Tal como recogen mis escritos, desde antes de estallar, me opuse frontalmente a esta guerra porque Irak era un país ya vencido y en la conflagración no atisbaba ninguna solución. Hoy con enorme tristeza tengo que reconocer que no me equivocaba.

“Durante sesenta años mi país ha buscado la estabilidad y la democracia en Oriente Próximo y no ha logrado lo uno ni lo otro”. Las palabras son de la Secretaria de Estado americana Condolezza Rice en la visita que giro a Europa en Junio de 2005 para celebrar una reunión en Bruselas en la que estaban presentes 80 países, entre ellos el primer ministro iraquí Al Yafari. En su afirmación, reconoce, expresamente, el fracaso de la política de su país en Irak que se hace más evidente por la petición de ayuda, que para solucionar la crisis, recabó de los naciones reunidas “Nos hemos puesto de acuerdo para construir una alianza a favor de Irak” (Rice), una alianza que llega demasiado tarde, una alianza que debería haber sustituido en Febrero de 2003 al estruendo de las armas y ahora la situación sería substancialmente distinta, con la ayuda necesaria, Irak se habría incorporado al desarrollo y los recursos energéticos de su subsuelo, de los que son propietarios, estarían produciendo riqueza; como dice el profeta Isaías “las lanzas se habrían convertido en podaderas” o lo que es lo mismo, la industria, el comercio o toda actividad industrial habrían sustituido a los bombas, y como consecuencia el orden, bienestar, progreso, prosperidad serían hoy una realidad en Irak, y no es una utopía bienintencionada, ya que posee una de las más grandes reservas petrolíferas del mundo, la segunda después de Arabia Saudita, que ha enriquecido a unos pocos, y ha empobrecido a la mayoría de la población. “Irak no puede asumir hoy sus propias obligaciones” (Rice), es cierto que hoy está en dificultades para dirigir su futuro, pero pudo, ampliamente, durante décadas y así lo demostró al mundo con una industria que empezaba a florecer y que hoy está destruida.

Ahora el proceso es difícil, pero de ello no se puede culpar al pueblo iraquí sino el daño que se la ha infligido con una política occidental errónea en la que derrocar al tirano fue más excusa que objetivo. El caos producido por la situación en Irak es político, económico, social, humano, de pertenencia y de sentido, no se respetan Derechos Humanos ni a las asociaciones que los promueven, como bien decía Ted Kennedy en el Senado de Estados Unidos “La política iraquí de Bush va a la deriva” y no solo como consecuencia de la guerra, sino por la división sembrada entre etnias, contra la que se ha alzado el gran Ayatolá Ali al Sistani llamando frecuentemente a la fraternidad, petición que también ha formulado el líder de la ONU Kofi Annan exponiendo la necesidad de que los iraquíes deben tenderse la mano para superar dificultades pasadas y así establecer un futuro juntos, lo que dada la actual situación presenta serios obstáculos porque no todos los iraquíes están de acuerdo con las conductas de los políticos que les gobiernan. Y es comprensible.

Recientemente el Presidente Talabani visitó al presidente Bush. A la entrevista en la Casa Blanca siguió una rueda de prensa conjunta en la que Talabani saludo a Bush de forma militar, se deshizo en elogios al Presidente y le agradeció la intervención militar de su país entre beneplácitos y sonrisas, lo que choca frontalmente con los deseos de una gran parte de su pueblo que ven en Bush un enemigo y en muchas ocasiones se han echado a la calle para pedir el fin de la ocupación, a lo que hay que añadir el hecho de que muchos iraquíes están en contra de su gobierno e incluso algunos grupos lo consideran ilegal, por tanto esa demostración de amistad y subordinación, con toda certeza, puede alentar, más si cabe, resentimiento y odios.

Frecuentemente sorprende el Sr. Bush con sus palabras. No hace mucho tiempo afirmó que la libertad y democracia están en la base de su política., ¿Qué entiende el presidente por libertad, que por democracia? ¿Es libertad la lucha armada contraria a todo humanismo? ¿Es acaso libertad imponer a otro país procesos políticos por medio de las armas? Entiendo por libertad la necesidad de vivir sin miedo y sin odio, sin miseria material o moral. Entiendo por libertad la necesidad de educación y desarrollo, el respeto a la dignidad de las personas. Entiendo por libertad el respeto total y absoluto a los Derechos Humanos… y esto no lo proporcionan las guerras que son injustas en su propia concepción y en su propio dinamismo, hoy, hay que lamentar que en Irak, la democracia es una quimera y no existe libertad ni siquiera en el nivel de lo cotidiano ya que cualquier acto como pasear, ir al mercado o bazar, visitar hospitales y familias, ir al trabajo o al colegio o celebrar una boda, supone un peligro para la vida.

2. Abu Ghraib – Guantánamo y el Derecho Internacional humanitario

La humanidad no puede ni debe permitirse hechos tan devastadores y arbitrarios como los abusos que se han cometido y se cometen en prisiones, sean Guantánamo, Abu Ghraib, o cualquier otra en cualesquiera parte del mundo. Si las recuerdo específicamente, es por el hecho de que ambas son ejemplos de una de las mayores ofensas de la historia y representan una infamia que debe permanecer en el recuerdo para evitar se reproduzcan en otro lugar o en otra época. “Entre la miríada de desafíos en el plano de los Derechos Humanos en 2004, dos representan amenazas fundamentales: la limpieza étnica de Darfur y la Tortura de Abu Ghraib” (Human Rights Watch).

Un informe elaborado por el General estadounidense Stanley Green a partir de investigaciones y entrevistas a militares y civiles en los que incluía a Paul Bremer, exoneran al General Sánchez, Jefe de las Fuerzas en Irak, y al personal de alto rango a sus órdenes de responsabilidad en las torturas de la cárcel de Abu Ghraib.

Tal documento sostiene que los altos mandos militares no conocían lo que pasaba. Estas afirmaciones resultan bastante insólitas en una institución en que las órdenes se producen en la cúspide, se transmiten por los mandos intermedios y deben ser cumplidas por todos inequívocamente. El ejército es una institución jerarquizada y disciplinada, no tiene permitida la iniciativa de sus soldados, no existen decisiones personales ni se cuestionan los dictámenes de los mandos, de tal forma que los grados inferiores tienen que cumplir las órdenes recibidas sin objeciones ya que la desobediencia está tipificada como falta en el código militar.

Ante esta realidad es lógico que los senadores y congresistas manifestasen su desacuerdo, convencidos de que los Jefes militares sabían en cierta forma, lo que estaba pasando y lo toleraban. En el mismo sentido se pronunció el Grupo Internacional de Defensa de los Derechos Humanos HRW (Human Rights Watch), que culpó al General Sánchez de permitir los abusos e imputó a Rumsfeld en las torturas ya que había aprobado un sistema de interrogatorios que viola lo establecido en la Convención de Ginebra, es más Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW afirmó que “Abu Ghraib era el resultado del gobierno del Presidente Bush de poner las reglas a un lado”, en el mismo sentido se han manifestado la Cruz Roja Internacional e incluso el FBI.

No es baladí el hecho de declarar como fecha final de la contienda el 23 de Mayo de 2003 sobre el portaaviones Abraham Lincoln. Con la guerra finalizada, los prisioneros dejarían de estar amparados por la Convección de Ginebra, tras ello, quienes se incorporasen al proceso de resistencia y defensa de su patria ya no serían tratados como presos políticos, sino como terroristas, lo que hacía recaer sobre ellos más culpabilidad. A este respecto reconozco con tristeza que el país más poderoso de la tierra, tanto económica, militar y políticamente que debería serlo al mismo tiempo en la obediencia a las leyes, no cumple las normas internacionales que emanan del Derecho Internacional Humanitario y del Derechos Internacional de los Derechos Humanos en cuestiones tales como la protección de la vida y la salud de los detenidos, la dignidad en el trato, el hecho de que la tortura y la crueldad están proscritas, el derecho a ser juzgados con asistencia de abogado y mientras no se les declara con pruebas fehacientes como tales, el derecho a presunción de inocencia.

Sin embargo los carceleros estadounidenses, en los interrogatorios, no ha respetado las leyes mundialmente establecidas, tampoco las diferencias culturales, lo digo por el hecho concreto de utilizar perros contra hombres maniatados, cuando es considerado animal impuro para los musulmanes, o cubrirles la cabeza manteniendo el cuerpo desnudo. Estos comportamientos ignominiosos y espeluznantes ponen al descubierto la intimidad y decoro personal y dejan, a quien lo sufre, totalmente desvalido, la presión a que se ve sometido es tan desmedida, que muchos inocentes son capaces de culparse y expresar mentira o verdad para que cese la aberración. De todo ello solamente la condena firme de la soldado England, madre de un niño cuyo padre, el soldado Graner, declaró que las órdenes para el maltrato las recibían de los oficiales militares.

Una de las más graves tormentos sufridos por los presos de Guantánamo fue la profanación de el Corán la palabra de Ala y su profeta, su código de vida y moral les consolaba y les hacía más llevadera la prisión…quienes mancillaron el libro sagrado, no han sufrido la humillación como los detenidos vestidos de naranja. “Guantánamo esta ayudando al deterioro de la imagen de EE.UU.” (Chuck Hagel), es cierto porque si un día EE.UU. fue defensor de las libertades como la pensó Halmitón, hoy ese respeto del que fueron precursores está en entredicho.
A casi tres años de la barbarie, la cárcel de Guantánamo ni se cierra ni se mejoran las condiciones de los presos, es más se les niega el paso por los tribunales, son calificados de combatientes ilegales, enemigos, o terroristas, cuando posiblemente son víctimas civiles sin culpabilidad alguna, “si cometieron crímenes de guerra y son responsables de hechos atroces, hay que procesarles, acumular las pruebas y garantizarles un juicio justo, si no hay pruebas de participación en crímenes de guerra deben ser puesto en libertad”. (Convención de Ginebra)

3. Violencia descontrolada

Es incuestionable, por su evidencia, que el terrorismo se ha acrecentado en el mundo entero después del desastre de Irak: en 2003 se contabilizaron 175 ataques terroristas y en 2004 los perpetrados eran 655 (The Washington Post). La “guerra contra el terror” ha resultado inservible para extirparlo. Decía el Sr. Bush a los dos días de nombrado en nuevo gobierno de Irak que se estaba ganando en Irak ¿Qué se estaba ganando? ¿A quien quería convencer el Presidente cuando días antes el General Meyer sostenía que la insurgencia estaba extraordinariamente fuerte?, en esos días se estaban produciendo entre 50 y 60 ataques diarios. Hoy los que se cometen no le van a la zaga, lo que muestra una realidad cruenta y descontrolada. Los sucesivos intentos de normalización política no han conseguido frenar la violencia, Irak, actualmente, es un país fragmentado en etnias que se perciben contrarias debido a que la Carta Magna ahonda la diferencias: primero al definir el Islam como fuente de derecho, lo que representa un peligro, o así lo advierten las bases laicas y ciertas minorías religiosas, entre los que se incluyen los cristianos-caldeos, que ha sido perseguidos en algunos momentos de la guerra y como consecuencia se han visto obligados a abandonar su país. Otro grupo amenazado es el de las mujeres, sobre todo las más emancipadas, porque aunque la Constitución les reserva un porcentaje de puestos políticos, el hecho de que el estado se defina religioso, puede cercenar muchos de sus derechos, sobre todo en cuestiones de independencia personal.

Difícilmente asimilable para los sunnitas el hecho de que el Partido Baaz, de origen e ideología laica, sea el único ilegalizado. Otro riesgo no menor, es la pretensión de hacer de Irak un estado federal que podría quedar dividido en tres zonas: el norte kurdo y el sur chiíta lugares donde se encuentra las mayores reservas petrolíferas, se configurarían como zonas ricas y el centro habitado mayoritariamente por sunnitas sería la parte pobre, lo que podría dar lugar a que se produjesen discriminaciones desestabilizadoras.

Otra preocupación latente es la supresión del artículo que hace referencia al cumplimiento de los tratados internacionales. Y no es para menos en un país debilitado políticamente, puesto que al no estar algo regulado se presupone que no existe o que no obliga. En resumen la Constitución en Irak es un punto de confrontación que no está sirviendo para la integración y la reconciliación que debería ser su propósito.

“Estados Unidos y las tropas de la coalición no son quienes deben vencer la insurgencia, sino lo propios iraquíes” (Rumsfeld). La misma opinión la formula el Sr., Blair ¿Por qué entonces se destruyeron sus cuerpos, fuerzas de seguridad, ejército e instituciones?, el gobierno iraquí difícilmente puede enfrentarse con efectividad a las grupos violentos, a no ser la fuerza de los ataques, que con todo su potencial militar y de manera esporádica desarrollan las fuerzas multinacionales, que tampoco han logrado hacerse con el control. Algo debe ser machaconamente reiterado. La resistencia no es terrorismo, es legal y está permitida internacionalmente ya que supone la defensa por medio de las armas de los países cuando estos son invadidos por ejércitos extranjeros.

La Asamblea General de Naciones Unidas permite los actos de guerra de la insurgencia y los califica de legítimos, siempre y cuando los objetivos lo sean militares: tanques de guerra, militares armados, policía, cuarteles, convoy etc. Por terrorismo se entienden las acciones de grupos incontrolados dirigidas contra objetivos civiles con ánimo de forzar decisiones o en muchos casos, producir terror: sede de la ONU en Bagdad, mercados, escuelas, instituciones, civiles indefensos. El lenguaje que se está utilizando para Irak mezcla una cosa y la otra, y muchas veces no es inocente, sino que esconde intereses destinados a lograr opiniones interesadas.

Los atentados de Julio de 2005 en Londres, como anteriormente los de Madrid, sembraron miedo e hicieron víctimas inocentes, Bush lo calificó de “ataque contra el mundo civilizado”. Me pregunto ¿Es, por cierto, civilizado atacar un país débil y empobrecido en nombre de la libertad? ¿Es civilizado que como consecuencia de la guerra Irak esté hoy a merced de grupos terroristas? ¿Es civilizado abrir una brecha de incomprensión entre culturas diferentes? Entiendo que lo civilizado hace relación al nivel cultural, al comportamiento de los pueblos, al grado de humanismo que a través de la educación sean capaces de conseguir y transmitir, lo que es contrario a cualquier tipo de violencia, guerras o terrorismos. El Sr. Blair pocos días después del atentado en Londres dijo que al terrorismo se le gana con ideas ¿Está apuntando a la necesidad de otro tipo de lucha? La guerra de Irak no esta siendo un beneficio para el mundo, y además ha supuesto un serio varapalo para la economías de todos los países por el encarecimiento de precio del petróleo, el balance es que después de dos años de “guerra contra el terror” el enemigo se ha hecho mucho más fuerte y profuso ¿Cómo salir del caos de Irak?, no se si lo tiene muy claro el Sr. Bush a juzgar por sus palabras “esta guerra requerirá más sacrifico, más tiempo y más determinación” ¿A que determinación se refiere el Presidente? Eliza Manningham-Buller, responsable del M-156 ha advertido a los países del G-8 sobre el peligro de “una nueva generación de fanáticos como consecuencia de la guerra de Irak” (El País 15 de Julio 2005).

La negociación de EE.UU. con la resistencia iraquí confirmada por el Sr. Blair y el Consejo de Ulemas de Irak, no ha servido para atraer a algunos grupos al proceso político sino para que aumente la confusión y desorientación, tanto para los iraquíes como para las tropas coaligadas. Nótese sino que hace poco tiempo Rubaie, Consejero de Seguridad de Irak, ha declarado públicamente que la insurgencia ha penetrado en los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado en un porcentaje extremadamente alto que podía cifrarse en un 60%. El dato, una vez más, expresa un nivel tan desmesurado de conflictividad que dificulta sobremanera la estabilidad.

El cuadro que se nos ofrece estaría conformado más o menos así: una resistencia chiíta que al tiempo es policía y no se sabe bien porque lucha y a quien defiende, o hasta donde sus acciones se destinan al orden o se dirigen a atacar a los sunnitas, en lo que el embajador británico de Bagdad ha denominado “escuadrones de la muerte”. Por otro lado la resistencia sunnita que se instala en contra de la ocupación y posiblemente de los chiítas, incluso existe la posibilidad, de que ambos grupos dirijan sus ataques contra las fuerzas multinacionales e incluso contra los miembros y fuerzas de seguridad que no se identifican con ninguno de los grupos y se dedican a establecer el orden y seguridad del país; a todo ello hay que añadir la suma de muchos, indiscriminados y radicalmente reprobables atentados terroristas. En este estado de cosas es lógico preguntarse si hoy en Irak no se está al borde de una guerra civil lo que debilitaría y haría más difícil la consecución de un escenario de paz. En toda esta enmarañada situación hay algo que aparentemente queda claro: el 83 % de la población iraquí esta en contra de la ocupación y un 45 % justifica los ataques contra las tropas estadounidenses

4. Victimas inocentes

El día 2 de Mayo de este año una foto en prensa me produjo sentimientos contrapuestos: por un lado una tremenda impresión de horror y desasosiego y por otro una conmovedora emoción. Un niño llorando abrazaba a su padre herido por un coche bomba en Irak, el padre extendía la mano sobre el hombro del niño, el dolor reflejado en su rostro que al tiempo aparece sereno, de sus ojos salen lagrimas en su rictus una profunda tristeza “desde el momento que se permite sufrir a los niños no hay justicia en la tierra” (Isadora Duncam), Recuerdo, igualmente la fotografía de aquel niño al que un bombardeo dejo el cuerpo quemado y sesgo los brazos. Quienes condenaron a Ali Ismayal a semejante estado le proporcionaron, paradójico, toda clase de recursos médicos, es la doble moral, pero Ali con brazos ortopédicos esta solo en el mundo porque aquél bombardeo mató a su familia más cercana. Hoy lo recuerdo y me gustaría saber que ha sido de él, donde esta y si se ha acomodado a su nueva situación. Quiénes curaron las quemaduras de Ali y colocaron prótesis en brazos y piernas ¿saben de la vida de este niño? ¿Vaga por las calle? ¿Esta sólo en un orfanato? ¿Es feliz o desgraciado? ¿Podrá enfrentarse a un futuro familiar y profesional?

Es esta una realidad muy grave de la injusticia y de la sinrazón, porque es la penosa situación de muchos niños en Irak. Alzo mi voz y clamo contra tanto iniquidad, nadie tiene derecho en nombre de nadie a sembrar tanto dolor, tanta intolerancia, tanta violencia, tanta inseguridad, tanta masacre... argumentaba muy bien el filósofo Platón que es imposible cometer ultrajes sin sufrir remordimientos y añadía que es justo padecer cierta dosis de sufrimiento para poder entender el dolor ajeno y solidarizarse mejor con quienes sufren, porque el hombre es un ser de conciencia, por eso “sólo es feliz en el mundo el hombre que no tiene remordimientos” (Platón). Se sea hombre religioso o no se sea, la fraternidad es igualmente obligatoria porque no tiene fronteras ni apellidos. Grandes pensadores a lo largo de la historia han luchado por hacer del hombre un ser racional y espiritual: Buda, Jesús, Mahoma, Aristóteles, o Ibn Arabi, cordobés universal, no han conseguido que los hombres abandonemos el animal salvaje que llevamos dentro, no han logrado que el odio, la venganza sea rechazado por todos, no han conseguido, como el Dios Atis frigio, que nazcan violetas de la sangre derramada útiles para redimir a los hombres. Ni los mitos ni las religiones ni los grandes pensadores de muchos siglos de historia han conseguido cambiar el corazón de piedra por uno de carne.

En Irak los enemigos iban disfrazados de amigos, pero sólo eran amigos de unos pocos, precisamente aquellos que también eran enemigos de su propio pueblo y querían que las riquezas que habían estado en manos de unos pocos, pasasen a otros pocos. Para conseguir sus propósitos les han invadido, saqueado sus museos y bibliotecas, han profanado sus templos, matado a sus maestros a sus médicos y ancianos, a sus mujeres, padres, hijos y hermanos, les han robado la historia y la fuente de su riqueza y más tarde, algunos en el otro lado del mundo, les consideran enemigos de la civilización. ¡Pobres gentes de Irak! No merecen tanta ignominia y tantas acusaciones falsas. Los iraquíes son muchos, los terroristas pocos, los que defienden el país todos, aunque no todos tomen las armas. Al pueblo de Irak se le ha sembrado miedo y odio, las bombas impedirán la siega y los iraquíes tendrán que seguir viviendo sin sangre y sin vida porque se la llevo la coalición internacional. Decididamente al pueblo de Irak no le han dejado ser.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28069-irak_el_pais_que_no_dejaron_ser.html