webislam

Martes 7 Abril 2020 | Az-Zulaza 13 Shaban 1441
1812 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2612

La mística del Islam

En torno al sufismo

10/11/2005 - Autor: Omar Aboud - Fuente: Clarín
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Podemos definir al sufismo como el esoterismo islámico, aunque el concepto de "lo esotérico" se encuentre desvirtuado y degradado hoy, en su significado original sirve para ensayar una definición del concepto de sufismo. El carácter esotérico de una doctrina es un camino más para acercarse a los objetivos de esa doctrina, generalmente de un modo distintivo, que en el caso del Islam debe incorporar también los aspectos de la ortodoxia islámica: un místico musulmán puede abundar en el recuerdo de Dios o tener el deseo de incrementar su amor al Creador, pero también debe cumplir con la oración, el ayuno, y los otros pilares del Islam. Es cierto que hay grupos sufíes desviados de la ortodoxia islámica, pero cierto es también que existen cantidad de grupos cuyos pensadores, teólogos, juristas, literatos pertenecientes a distintas órdenes, han contribuido profundamente en la civilización del Islam transitando esta vía.

La sabiduría bien comprendida y sin distorsión del espectro del sufismo se manifiesta en todos los aspectos de la vida espiritual, y representa una de las tradiciones más completas y puramente conservadas. En el Sagrado Corán Dios se refiere a sí mismo como El Exterior y El Interior. Toda la creación también dispone de un aspecto exterior y uno interior. La cara exterior está relacionada con los aspectos sensibles e incorporados a través de los sentidos comunes. Vivir en el exterior es ya poseer la Bendición Divina de haber sido creado. Para los místicos musulmanes un propósito de la revelación es darle al hombre los instrumentos necesarios para realizar el peregrinaje de lo exterior a lo interior en su tránsito finito en la tierra. El sufismo posee abundante literatura, escrita por diferentes autores, que tratan temas como exégesis coránica, biografías de hombres piadosos, libros de experiencias personales, proverbios instructivos, relatos edificantes y también una prolífica producción poética. La literatura sufí ha despertado un particular interés tanto en Europa como en América, a partir del s. XVIII. Esta literatura cautivó entre otros a personalidades como Goethe, además de muchos académicos europeos. Podemos encontrar huellas de esta tradición sufí en las célebres "Mil y una Noches", así como también en Dante, Defoe, el Infante Juan Manuel, Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz. Estas son algunas expresiones de poesía y relatos sufíes.

"En el Nombre de Dios, Graciabilísimo Misericordisísimo, imploramos su ayuda. Gloria a Dios, ante cuya Unidad no hay nada anterior, sino que es El, que es el Primero. Gloria a Dios, tras cuya singularidad no hay un después, sólo es El, que es el Siguiente.

Con relación a El no hay antes, ni después; ni alto ni bajo; ni cerca ni lejos; ni cómo, ni qué, ni estado, ni sucesión de instantes, ni tiempo ni espacio, ni ser. El es tal como es. El es único sin necesidad de la Unidad. El es lo singular sin necesidad de la Singularidad.

El no está compuesto de nombre, ni de denominado, porque El es el nombre y el denominado. No hay nombre salvo El. No hay denominado salvo El. Por ello se dice que el es el nombre y el denominado.

El es el primero sin anterioridad. El es el Ultimo sin posteridad. El es Evidente sin exterioridad. El es Oculto sin interioridad. Porque no hay anterior, ni posterior, no hay exterior, ni interior sino El."

(Tratado de la Unidad, de Muhuyi-d-Din Ibn Arabi)

El rey y el anillo

Existía un soberano cuya influencia abarcaba gran parte del mundo. Entre las cosas que más disfrutaba, se encontraba el rodearse de gente poseedora de sabiduría. Un día les transmitió esta inquietud: "Una rara necesidad ha surgido en mi alma. Soy el soberano de un imperio y temo que cuando esté gozando de un período de bienaventuranza me invada el goce mundanal y así olvide la responsabilidad de mis funciones y con esto de mi gente. A la vez, cuando una depresión me invada no estar a la altura de mi cargo y entregarme al abandono." Después de mucho deliberar los sabios acordaron entregarle un anillo que simplemente contenía esta fórmula: "También esto pasará", como todo en la vida mundana.

Sobre el Amor Divino

"¡Oh mi Señor!, si te adoro por miedo del Infierno, quémame en él, y si te adoro por la esperanza del Paraíso, exclúyeme de él, pero si te adoro por Tí mismo no me apartes de Tu belleza eterna".

"¡Oh, Dios! Sea cual fuere la parte de este mundo que me hayas asignado, concédesela a tus enemigos; y sea cual fuere la parte del otro mundo que me hayas asignado, concédesela a tus amigos. Tú ya eres bastante para mí".

Rabi‘a al Adawiyya
Anuncios
Relacionados

El sultán místico

Artículos - 08/10/2005

Misteriosofía, existenciación y pérdida

Artículos - 18/11/2010

Fragmento del Kitab al-hikam atribuido a Ibn ‘Arabî

Poesía - 12/10/2013



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28068-la_mistica_del_islam.html