webislam

Viernes 3 Abril 2020 | Al-Yuma 09 Shaban 1441
912 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2466

El Tratado de Acción de Gracias

El mandato más importante del Creador es el agradecimiento

03/11/2005 - Autor: Bediüzzaman Said Nursi - Fuente: es.fgulen.com
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Gratitud
Gratitud

El Corán emplea tales frases reiterativas, tales como: «¿No serán agradecidos ellos?» (36:35, 73) «Recompensaremos al agradecido» (3:145) «Si eres agradecido, te concederé aún más» (14:7) «Así pues, sirve sólo a Dios, y estarás entre los agradecidos» (39:66) para mostrar que la orden más importante del Creador Todo Misericordioso es dar las gracias. Proclamando que no haciéndolo significaría negar el altruismo y la munificencia, Él los reprocha con severidad, en la Sura Al-Rahman, no menos de 31 veces: «¿Entonces cuál de las gracias de vuestro Señor negaréis?»

Este Universo, así como su microcosmos que es el Corán, también demuestra que el resultado más importante de la creación es la acción de gracias. Podemos ver que el Universo se dispone en un modo que estimula la acción de gracias, y que todo en ello pide dicho acto generoso. Parece que el agradecimiento es el árbol de la fruta más importante de la Creación y el más excelente producto de esta fábrica del Universo, ya que el Universo posee forma de círculo, en donde el centro es ocupado por la vida. El diseño de la creación se dirige hacia la vida, ya que todo sirve a la vida y trabaja para proporcionar sus necesidades. Esto quiere decir que el Creador del Universo preparó la vida en el Cosmos, creó los mundos de las criaturas en forma circular, y dispuso a la humanidad en el centro. Los objetivos al crear criaturas vivas se dirigen hacia la humanidad, a la cual el resto de seres sirven. Esto significa que el Creador Majestuoso eligió a la humanidad para gobernar sobre ellos.

En el centro de los mundos circulares humano y animal se halla la providencia. El Creador inculcó el amor por la providencia en la gente y los animales, y los impulsa a trabajar en pos de ello. Él hizo de la providencia un enorme tesoro rico en generosidades infinitas. De tal modo que la gente y los animales pudieran reconocer cada sabor, Él permitió que la lengua distinguiera tantos gustos como comidas y bebidas hay. Considerando esto, la providencia es la más manifiesta, absoluta, curiosa y agradable realidad del Universo.

Ya que todo se concentra alrededor de la providencia y se dirige hacia ella, la providencia por sí misma se presenta a través de la gratitud, subsiste merced al agradecimiento, y señala siempre a la acción de gracias. Esta es la razón por la cual la necesidad y el deseo de la providencia son un agradecimiento natural, y el placer y la satisfacción que acompañan a la providencia son una acción de gracias inconsciente. Ambas características son comunes a todos los seres vivos. Aquellos que tornan la naturaleza de la acción de gracias en desorientación e incredulidad incurren en la asociación de compañeros a Dios.

Las hermosas formas de las generosidades, sus gustos y sus olores, son invitaciones al agradecimiento. Despertando el deseo en las criaturas y de este modo dirigiéndolas a apreciar y respetar providencia, impulsan a los animales a dar las gracias por medio de su disposición, y la gente lo hace a su vez con sus palabras y acciones. También permiten que las criaturas experimenten el mayor de los placeres y la satisfacción por la acción de gracias en sí misma.

En otras palabras, mostrando la más agradable y permanente gracia de la Compasión y el favor del Dueño Todo Misericordioso, Todo Compasivo tras el placer temporal de las generosidades se le permite a humanidad experimentar un placer permanente del Paraíso mientras se encuentren este mundo. La providencia se convierte en un tesoro inestimable, rico por la acción de gracias, pero que es reducida a la nada en ausencia de una actitud agradecida.

Como queda explicado en la Sexta Palabra, si el sentido del gusto de la lengua es empleado por y para la gloria de Dios, para distinguir las clases de providencia con la intención de dar las gracias, entonces este sentido se convierte en un examinador agradecido y un supervisor muy estimado de los innumerables tesoros de la Piedad infinita de Dios. Pero si este sentido es empleado para el yo carnal y no agradece al Suministrador, no es más que un vigilante de la fábrica del abdomen, un portero del taller del estómago. Ya que no agradecer rebaja a aquel criado de la providencia, menoscaba a la naturaleza de la providencia por sí misma y sus otros sirvientes (aire, luz, y agua) son igualmente rebajados al rango más bajo, asumiendo pues una cualidad contraria que contraviene la Sabiduría del Creador del Universo.

La acción de gracias es reconocida por la satisfacción y el ahorro, el consentimiento y la gratitud; no dar las gracias viene ligado a la avaricia y el despilfarro, la ingratitud y el consumo sin tener en cuenta lo que es legal o ilegal. La avaricia causa la depravación y la humillación. Se podría decir que hasta la hormiga, un animal bendito que posee vida social, es pisoteada debido a su avaricia, que la lleva a recolectar miles de granos cuando unos cuantos podrían ser suficientes. Sin embargo, y para maravilla nuestra, las abejas sobrevuelan sin contrariedades toda esta mezquindad debido a su alegría, y ofrece su miel a la gente.

El nombre Divino de Todo Misericordioso, el grandioso nombre de la Esencia Divina Sagrada que viene después de Dios (Allah — Su nombre propio y el más grandioso de entre los Excelsos Nombres—) está relacionado con la providencia. El primer y más manifiesto significado del Todo Misericordioso es Todo Proveedor. Nos relacionamos con aquel Nombre por medio de la acción de gracias. De los muchos tipos de acción de gracias, el más completo es, sin duda alguna, los rezos diariamente prescritos.

La acción de gracias contiene una creencia sincera y una declaración genuina de la Unidad de Dios. Aquel que come una manzana y dice, «Todas las alabanzas y agradecimientos sean con Dios», proclama que la manzana vino de la mano del Poder, es un regalo del tesoro de Su Piedad, y así asigna todo a la Mano Poderosa de Dios y observa Su Piedad manifiesta en todo.

Indico un aspecto de las mermas sufridas por aquellos que no dan gracias. Cuando la gente le agradece a Dios por algo delicioso, una luz aparece y se convierte en una fruta del Paraíso. Además del placer material, esto proporciona un placer espiritual mayor y permanente ya que provoca que la gente reflexione acerca de ello como un favor de la Piedad Divina. De este modo, cualquier alimento otorgado por Dios como una generosidad envía su resultado espiritual a los más elevados e incorpóreos mundos debido a la gratitud. Después de esto, es digerido para alimentar al cuerpo y excretado para pasar a integrarse de nuevo en el suelo. Sin la acción de gracias, este placer material en última instancia causa una profunda pena porque desaparece y el alimento se derrocha. Las generosidades consumibles producen un placer permanente y dan prioridad permanente a la fruta por la acción de gracias; sin ello, adquieren la más baja forma de la peor naturaleza, del mismo modo que gente irresponsable y desagradecida la ve sólo como algo para ser comido y luego excretado.

La providencia merece el amor. Mientras que la acción de gracias eleva este amor a un amor sublime, permanente (el amor de Dios), el amor que la gente irresponsable y confundida siente por la providencia es animalistico por naturaleza. ¡Reflexionad la gran pérdida que tal gente experimenta!

La humanidad posee la mayor necesidad de providencia. Dios Omnipotente creó la humanidad como un espejo para reflejar Sus Nombres, como un milagro de Su Poder capaz de pesar y reconocer el contenido de los tesoros de Su Misericordia, y como vicegerente en la Tierra capaz de medir las manifestaciones más sutiles de Sus Nombres. Teniendo en cuenta esto, la humanidad necesita cualquier tipo de providencia material y espiritual. Poseyendo una naturaleza tan completa, la gente puede alcanzar el rango más elevado—siendo «el mejor modelo de la creación»— tan sólo mediante la acción de gracias. Sin ello, cometen el pecado más atroz y se desmoronan al rango más rebajado.

Hay cuatro pilares en el modo de ser un siervo devoto y —por consiguiente— amado de Dios, como se señala a continuación:

En el camino que depende de tomar conciencia de nuestra impotencia ante Dios, cuatro cosas son esenciales, la más importante de todas es la acción de gracias: Reconocimiento de nuestra impotencia absoluta (ajz-i mutlaq), pobreza (faqr-i mutlaq), fervor absoluto (shawq-i mutlaq) así como la anteriormente citada acción de gracias (shukr-i mutlaq).

Dios, por medio de Tu Piedad, haz que nosotros entre los agradecidos, ¡Oh el Más Compasivo entre los Compasivos! ¡Gloria a Ti! Sabemos sólo lo que Tú nos enseñas. Tú eres Omnisciente, Aquel que todo lo sabe. ¡Oh Dios, otorga las bendiciones y la paz a nuestro maestro Muhammad, el señor de los agradecidos y las alabanza, a su familia y sus Compañeros! Amén.

Su última llamada es: «Todas las alabanzas sean para Dios» (10:10).

Extraído de la colección «Risale-i Nur», una compilación de escritos y comentarios coránicos por parte del famoso erudito del Islam, Bediüzzaman Said Nursi.
Anuncios
Relacionados

Hadices y relatos

Artículos - 14/10/2000

Jesús en el Islam

Artículos - 16/02/2001

Tafsir al Qur’an: Surah al Ma’un

Artículos - 12/11/2001



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28052-el_tratado_de_accion_de_gracias.html