webislam

Domingo 8 Diciembre 2019 | Al-Ajad 10 Rabi al-Zani 1441
533 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2261

Misterios de la Noche del Poder

24/10/2005 - Autor: Sheikh Muzaffer Ozak al Yerrahi al Halveti - Fuente: sufismo.org.ar
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La noche, cielo con nubes y luna. Foto: Duha Escudero
La noche. Foto: Duha Escudero

Bismi’llahi’r-rahmani’r-rahim

En el Nombre de Allah, Todo Misericordioso y Compasivo

Contenidos

Interpretación de Surat Al-Qadr

Así declara el Sagrado Corán que en la Noche bendita del Poder, Allah—el Dios Unico Omnipotente—hizo descender Su Glorioso Discurso, el que luego revelaría durante el curso de veintitrés años a Su refinado y bello Bienamado, por medio del divino Embajador digno de confianza. El Discurso divino es el Sagrado Corán, inspirado por el Señor Exaltado, transmitido puramente por el ángel Gabriel, y difundido por nuestro Maestro bendito, el Mensajero Más Noble.

"Lo revelamos en la Noche del Poder". En otras palabras: "Hicimos descender el Sagrado Corán en la Noche del Poder desde la Tabla Protegida al Cielo Inferior y a la Morada de la Gloria ".

La Tabla Protegida se encuentra del lado derecho del Trono Exaltado; por el Poder maravilloso del Todo Glorioso, fue creada con perlas blancas y rubíes rojos. Trescientas veces por día, el Señor de la Gloria posa Su mirada todopoderosa sobre la Tabla Protegida , trayendo a la vida a algunas de Sus criaturas y haciendo morir a otras, humillando a algunas y ennobleciendo a otras.

Allah hace lo que quiere. . . 14:27

Se dice que la Tabla Protegida del Señor Exaltado contiene ciento quince dispensas de la Ley Sagrada desde los tiempos de Adán hasta el Noble Mensajero. Allah, el Señor de la Gloria , dice: "Si algún creyente llega a Mí por medio de cualquiera de esas ciento quince dispensas, pondré a ese siervo Mío en Mi Paraíso".

La altura de la Tabla Protegida es igual a la distancia entre el cielo y la tierra, mientras que su ancho es el mismo que hay entre el Este y el Oeste. La Pluma que escribe sobre la Tabla Protegida está hecha de luz. La Tabla Protegida lleva esta inscripción:

No hay dios más que Allah Solo; Su religión es el Islam y Muhammad es Su siervo y Su Mensajero, de modo que aquellos que tienen fe en Él y creen en Su promesa, y siguen a Su Mensajero, serán admitidos en Su Paraíso.

Integridad del Corán divinamente garantizado

fi lawhin mahfuz

En una Tabla Protegida 85:22

En otras palabras, está establecido en una Tabla divina que el Sagrado Corán está protegido y es inmune a la substitución, la distorsión, la alteración, el daño de Satán y las artimañas de los demonios humanos. La Prueba Poderosa del Corán, que invita a los incrédulos e hipócritas a la verdad, ha sido fijada sobre la Tabla-del -corazón-de-Muhammad y en las tablas de los corazones de aquellos que han tenido un conocimiento íntimo de Allah. Por lo tanto está protegida contra las falsificaciones de los incrédulos y es inmune a la alteración por el daño que pretendan infligirle. Allah, Grande y Glorioso es Él, asume Él Mismo la preservación del Sabio Corán:

Nosotros hemos hecho descender el Recuerdo y somos sus guardianes. 19:9

La protección de escrituras anteriores se había confiado a sacerdotes, los que introdujeron ciertas distorsiones y falsificaciones en los textos sagrados. Es por eso que Allah, el Señor de la Gloria , asumió la responsabilidad de la protección del Sagrado Corán, para que este Libro Claro permanezca joven y fresco hasta el Día de la Resurrección. Así como ha puesto en fuga y desparramado a todos sus enemigos a lo largo de catorce siglos, conquistará o derrotará a todos aquellos que lo desafíen hasta el fin de los tiempos. Siempre y en todo sitio, prevalecerá contra aquellos que carecen de la capacidad y la aptitud para dejarse convencer.

El Sagrado Corán fue transmitido desde la Casa de la Gloria bayt al-izza a nuestro Maestro, el Bienamado del Señor e Intercesor del Día del Juicio, Verso por Verso durante un período de veintitrés años, a veces directamente y a veces por medio de Gabriel, la paz sea con él.

De acuerdo a una noble Tradición1: "Mientras el ángel Gabriel le estaba enseñando a nuestro Maestro bendito el Sagrado Corán, se emitió la siguiente orden divina:

No muevas tu lengua para ir más de prisa. Realmente a Nosotros nos corresponde reunirlo y que sea recitado. 75:16-17

Para asegurarse de memorizar los Versos a medida que le eran revelados, nuestro Maestro, el Mensajero Glorioso, había estado esforzando vigorosamente sus benditos labios y lengua. Fue en este contexto que Allah, el Señor de la Gloria , envió este glorioso Verso con el mensaje: "¡Oh Mi refinado Bienamado, no te agotes en tu ansiedad por estar seguro de memorizar el Corán! No te preocupes. No te apures con tu lengua. Reuniremos ciertamente el Corán en tu corazón bendito. Tu Señor, que te revela el Corán y te lo envía, te garantiza que te hará recitarlo y memorizarlo".

El venerable Ibn Abbas movía sus labios mientras citaba este mismo noble Verso, diciendo: "Así es como el Mensajero bendito de Allah solía exagerar el movimiento de sus labios y lengua".

Después de esa orden divina, cada vez que Gabriel venía a traerle una nueva revelación, nuestro Maestro bendito escuchaba cuidadosamente, en silencio, y repetía lo que había oído después de haberse marchado el Angel.

Como fue entregada la primera revelación

Nuestro venerable Maestro, la Gloria del Universo, dijo: "Así es cómo Gabriel empezó a traerme la revelación. Yo estaba adorando a mi Señor en una cueva en el Monte Hira cuando llegó Gabriel y me dijo: ‘¡Lee!’ Yo dije: ‘No sé leer’. Entonces me sujetó, me aferró y me apretó casi más de lo soportable, antes de soltarme y repetir: ‘¡Lee!’ Volví a responder: ‘No sé leer!. Otra vez me apretó hasta casi quebrarme, luego me soltó y dijo: ‘¡Lee!’ Cuando respondí una vez más aún con :’No sé leer! me apretó una tercera vez y me reveló por medio de la inspiración el noble Verso:

iqra’ bismi rabbika-lladhi khalaqa

Recita: En el nombre de tu Señor que ha creado. . . 96:1

Después de haber recibido la revelación de este primer Verso glorioso del Corán, nuestro Maestro bendito se fue a su casa, temblando de miedo, con la venerable Khadija la Grande.

"Envuélveme y cúbreme, envuélveme y cúbreme", le dijo. Ella lo envolvió y cubrió su cuerpo bendito hasta que dejo de temblar. Después de un rato, le contó a nuestra Madre, la venerable Khadija, lo que le había sucedido y dijo: "Temí por mí".

Khadija lo consoló: "No hables así", le dijo. "Juro por Allah que tu Señor nunca te entristecerá ni te dejará abatido, porque eres un buen hombre. Cuidas de tus parientes; ayudas a los que no pueden cuidar de sí mismos y soportas sus pesos por ellos; das al pobre, llevas felicidad al destituido y le encuentras trabajo al desempleado. Muestras respeto por el viajero y ayudas a la gente cuando le sobrevienen contratiempos en la causa de la Verdad ".

Después de que nuestra Madre, la venerable Dama Khadija, hubo calmado al Mensajero bendito de Allah con esas palabras consoladoras, mandó a buscar a su primo Waraqa ibn Nawfal. Ese hombre se había hecho Cristiano durante los tiempos de la Ignorancia. Conocía el Hebreo, leía las escrituras y había tomado conciencia de ciertos misterios divinos del Evangelio. Tenía ahora una edad muy avanzada y había perdido el uso de la vista. Señalando al Noble Mensajero, Khadija le dijo a Waraqa: "Mira, Primo. Escucha lo que tu hermano tiene para contar".

Waraqa escuchó atentamente mientras nuestro Maestro bendito le contaba todo lo que le había sucedido. Luego dijo: "El ser que viste es Gabriel, el ángel que Allah le envió a Moisés, la paz sea con él. Ese Gran Espíritu es el poseedor del secreto de la revelación divina. ¡Ah si tan sólo pudiera vivir hasta los días de tu Misión religiosa! Si tan solo pudiera sobrevivir hasta el momento en que la gente te expulse, me uniría a ti en el exilio.

Oyendo esas palabras de Waraqa, el Mensajero bendito de Allah, dijo: "¿Me echarán?" Waraqa respondió: "Sí, porque un Profeta como tú nunca ha comunicado una revelación divina sin enfrentar una oposición y quedar expuesto a la hostilidad. Todo Profeta se ha encontrado con la hostilidad. Si puedo vivir para ver los días de tu Misión, haré todo lo que pueda para ayudarte".

Desafortunadamente, Waraqa murió poco tiempo después. A pesar de todas sus esperanzas y deseos, no pudo sobrevivir para ver esos días afortunados y benditos.

De acuerdo a la noble Tradición informada por Jabir ibn Abdullah al-Ansari, el Mensajero bendito de Allah habló una vez sobre cómo se inició la revelación: "Un día mientras estaba caminando oí el sonido de un trueno en el cielo. Miré hacia arriba y vi a Gabriel que venía hacia mí en el Monte Hira. Estaba sentado en un estrado entre el cielo y la tierra y se veía tan imponente que sentí mucho temor. Fui derecho a casa y les dije que me envolvieran. Cuando estuve cubierto y envuelto, Gabriel vino y me dijo:

¡Oh tú que te arropas! ¡Levántate y advierte! 74:1-2

El Señor Glorificado y Exaltado le estaba dando esta orden a Su Bienamado: "Oh Mensajero Mío, envuelto en tu manto, levántate y advierte de Mi tormento a aquellos que no creen en ti. Cuéntales de la Majestad , la Gloria y el Poder de tu Señor. Purifícate a ti mismo, exterior e interiormente, tu noble corazón así como tu forma corpórea. De ahora en adelante seguirás recibiendo la revelación divina. Prohíbe a los hombres que adoren ídolos, haz que abandonen esos malos hábitos, sé constante y firme en tu Misión".

La revelación continuó en verdad sin interrupción desde ese momento en adelante, fuera de un intervalo de cuarenta días como mucho, cuyo propósito fue enseñarle una lección a la Comunidad.

De acuerdo con una tradición informada por la Madre de los Creyentes, la venerable A’isha, la revelación se inició con una visión genuina. La visión llegó y se fue al alba y entonces se inició el contacto con el Angel.

De acuerdo a Harith ibn Hisham, cuando se le preguntó al Mensajero bendito de Allah cómo descendió la revelación, dijo: "A veces llega con un sonido resonante. Eso es lo que me resulta más difícil de soportar".

Nuestra Madre la venerable A’isha dijo: "Después de que el Mensajero bendito de Allah había recibido la revelación, le corría el sudor por las sienes incluso en un día terriblemente frío".

Nuestra Madre bendita también dijo: "Cuando la revelación me llegó a mí, el Angel descendía con forma humana, apareciendo la mayoría de las veces como un compañero llamado Dihyat al-Kalbi. Otras veces aparecía con la forma de un extraño".

Varias fuentes confirman el hecho de que solía transpirar cuando descendía la revelación, incluso en el día más frío. Diversas autoridades relatan también que su camello solía desplomarse debajo suyo cuando descendía la revelación, incapaz de sostener el peso. Cuando le descendió el Surat al-Ma’ida al Mensajero bendito de Allah en Arafat, las patas del camello que cabalgaba parecieron estar a punto de quebrarse.

Misterio de la Noche Bendita del Poder

Como se explica en el glorioso Surat al-Qadr, con el cual empezamos este discurso, fue en la Noche del Poder, cuando el Señor de la tierra y el cielo, de todos los mundos visibles e invisibles, conocidos y desconocidos, hizo descender por primera vez el Poderoso Corán, nuestra escritura reverenciada.

Contemplemos la nobleza, el valor y la importancia de esa Noche bendita. El mismo Allah, Señor de la Gloria , explica el valor de la Noche del Poder y declara que el Libro Lúcido que registra Su discurso divino fue enviado esa Noche. Aunque sabemos que la Noche del Poder cae en el Mes de Ramadán, se debe hacer un esfuerzo para asegurar qué noche es, dado que nosotros los mortales somos incapaces de especificar con precisión la fecha.

El Glorificado y Exaltado dice en Su Libro Sagrado:

Ayuna durante el mes de Ramadán, en el cual se hizo descender el Corán. 2:185

Por lo tanto, el mes de Rajab marca el inicio de la relación exterior entre los mortales y el Señor de Todos los Mundos. El mes de Ramadán está dedicado a la Afirmación de la Unidad de las Acciones Divinas tawhid al-afal, el mes de Shaban a la Afirmación de la Unidad de los Atributos Divinos tawhid al-sifat, el mes de Ramadán a la Afirmación de la Unidad de la Esencia Divina tawhid al-dhat. De esa manera, tres meses benditos se siguen uno al otro en ese orden. Contienen las dos grandes noches llamadas la Noche de la Absolución laylat al-bara’a y la Noche del Poder laylat al-qadr. Se sabe que la Noche de la Absolución cae el quince del reverenciado Shaban, mientras que depende de nosotros descubrir qué noche precisa del Ramadán es la Noche del Poder. Al igual que con la revelación del Sagrado Corán, Abraham recibió los Rollos, Moisés la Torah , David los Salmos y Jesús el Evangelio, la paz sea con todos ellos, en el reverenciado mes de Ramadán.

Para mantener Su vínculo con Sus siervos, el Señor Todo Glorioso ha mantenido en secreto la Noche del Poder. Al no saber exactamente cuándo ocurre esa Noche bendita, nos vemos obligados a adorar Su Esencia de la Divinidad a lo largo de todo el mes entero de Ramadán. De esa manera Él ha indicado o incluso anunciado la gracia divina que reside en la Noche del Poder. Se nos dio a entender que un único acto de adoración dedicado a Su Esencia de la Divinidad en la Noche del Poder es más caro para Él que ochenta años o más de servicio. ¡Qué guía notable tenemos en esta sublime sabiduría, qué gran incentivo para descubrir esa Noche que nos ha sido ocultada como un favor divino!

¿Cómo puedes saber qué es la Noche del Poder? 97:2

"¡Oh Mi Bienamado, Mi médico para los que sufren! ¿Qué te enseñará el noble valor, la perfección y la virtud de la Noche del Poder? ¿Quién sino Yo puede enseñarte qué dádiva Mía, qué misericordiosa gracia y generosidad, reside en esa Noche? Ciertamente nadie más que Yo puede. Solamente Yo tengo conocimiento de los favores que conferiré esa Noche por dedicar todas las noches de Ramadán a la vigilia y la adoración. Disfruta Mis premios divinos. Esa Noche divina, cuando se derrama Mi misericordia y Mi mayor bendición para Mi Muhammad y aquellos lo suficientemente afortunados como para pertenecer a su Comunidad, en esa Noche especial de Ramadán, el mes del perdón, no debes desperdiciar tu tiempo en la negligencia, el ocio, la indolencia y el sueño. Porque un acto de adoración dedicado a Mí en esa Noche del Poder es mejor que mil meses de servicio. Es una oportunidad única, que no se le dio a comunidades anteriores. Solamente por medio de buenas obras durante ochenta años o más podrías obtener la recompensa que puedes adquirir en esa única Noche con un pequeño acto de caridad hecho por Mi bien, una oración ritual de dos ciclos, una buena acción tal como alimentar a un mendigo, o una bondad tal como calmar las lágrimas de un huérfano.

"Como uno de Mis incontables favores misericordiosos durante esa Noche, Gabriel comunica Mi saludo divino a los creyentes que mantienen la vigilia. Hasta el amanecer, los ángeles y el Espíritu transmiten la paz divina a aquellos creyentes que pasan esa Noche bendita en adoración y oración".

Aun cuando la Noche del Poder es un secreto, nuestro bienamado Profeta, que es una Bendición para toda la Humanidad , sintió tal ternura y compasión por su Comunidad, que dijo: "Oh mi Comunidad, busca la Noche del Poder durante el último tercio de Ramadán, es decir entre las noches impares de las últimas diez".

Esas noches impares son el 21, 23, 25, 27, y 29 del mes. Si no podemos dedicar todas la noches de Ramadán a la adoración, deberíamos al menos mostrar ardor y celo en esas noches en particular, para poder tener acceso al Tesoro divino.

Si deseamos alcanzar la felicidad y la paz eternas, no deberíamos limitar nuestro esfuerzo para servir y adorar solamente al mes de Ramadán y a la Noche del Poder; deberíamos ir voluntariamente a la Corte del Todopoderoso, preparándonos para Su servicio.

En cuanto a la gente de Allah, ellos tratan a todas las noches del año como la Noche del Poder, retirándose a un costado y diciendo: "No tenemos nada que hacer con el rebaño común".

Si tú también consideras que todas las noches de tu vida son la Noche del Poder, si buscas la aprobación de Allah en todo lo que haces cada día, ganarás el mundo de la perpetuidad y obtendrás felicidad y salvación eternas.

La Divina Providencia , manifiesta en la revelacion gradual

Como hemos explicado, fue en la Noche bendita del Poder cuando descendió el Corán desde la Tabla Protegida al Cielo Inferior y a la Casa de la Gloria.

La ubicación real de la bendita Casa de la Gloria , la conocen sólo Allah, Gabriel, y aquellos individuos afortunados a quienes Dios les concedió este conocimiento. Ese lugar bendito en el Cielo Inferior es desconocido para los mortales comunes. Habiendo sido enviado en su totalidad a la Casa de la Gloria , Gabriel después le transmitió el Corán al Profeta bendito. Esta transmisión ocurrió Verso por Verso a medida que surgía la necesidad, durante el curso de veintitrés años.

Por lo gradual de la revelación podemos discernir la obra de la divina providencia. La exaltada estatura de nuestro Maestro a la vista de Dios, le fue demostrada progresivamente a aquellos que no se habían dado cuenta de su noble dignidad y valor. A medida que el Bienamado de Dios seguía recibiendo la revelación divina hasta que pasó al Mundo de la Belleza , la íntima y amorosa relación entre él y su Señor se hizo evidente para los nobles ángeles y para todas las criaturas. Solamente después de que el Sagrado Corán se hubo transmitido completamente, nuestro Maestro, la Gloria del Universo, partió de este mundo y alcanzó el Mundo de la Belleza.

La revelación gradual del Sagrado Corán sirve también para indicar que el mérito yace en leer unos pocos Versos por vez, así como en recitar el Libro entero.

La venerable A’sha aprende cómo puede recitar el Corán entero antes de irse a la cama

Una noche bendita, nuestro Maestro se levantó para orar, diciéndole a la venerable A’isha: "Oh A’isha, no te acuestes para dormir antes de completar una recitación del Corán". La Madre de los creyentes esperó que nuestro Maestro bendito terminara sus oraciones antes de preguntarle: "¿Oh Mensajero de Allah, cómo podría recitar el Corán entero en una sola noche y después acostarme?"

Nuestro Maestro respondió: "Oh A’isha, el Todo Glorioso te concederá la recompensa de una recitación completa si recitas Surat al-Ikhlas tres veces, Surat al-Falaq una vez, Surat al-Nas una vez, Surat al-Fatiha una vez, y los primeros cinco Versos de Surat al-Baqara".

Bendiciones especiales presentes en la Noche del Poder

Mientras el Sagrado Corán descendía desde la Tabla Protegida a la Casa de la Gloria en el Cielo Inferior, se produjo un gran clamor entre los ángeles, que empezaron a llorar y gemir. La razón de esa conmoción era que, para los ángeles, la revelación del Sagrado Corán y la llegada del glorioso Mensajero eran signos de la proximidad de la Resurrección.

El Glorioso y Exaltado dijo: "Nadie más que Yo puede conocer la graciosa dádiva de esa Noche en la cual descendió el Sagrado Corán. Ninguna de Mis criaturas puede comprender el poder espiritual de esa Noche. Tal conocimiento y comprensión están por encima y más allá de la capacidad de la mente humana".

Como parte de esa dádiva divina, la gente de fe que muere en esa Noche está exenta de la interrogación. En honor a esa Noche, cuando se derraman la misericordia y generosidad divinas, aquellos que mueren en ese momento reciben el perdón divino y ya no están sujetos al interrogatorio en la tumba. Porque esa noche es la Noche del Poder. Grande es su valor a la vista de Allah. Benditos son aquellos concebidos en esa Noche. En esa noche, se distribuye una luz entre los creyentes, una luz que aumenta incluso cuando se la comparte en derredor. La luz toca a los hijos de los incrédulos concebidos en ese momento, los que serán bendecidos con el Islam y morirán en la fe en honor a esa Noche.

El venerable Moisés aprende sobre la Noche del Poder

El venerable Moisés le oraba a su Señor en el Monte Sinaí, diciendo: "Oh mi Señor, Tú te encuentras cerca mío. Permíteme estar cerca Tuyo". Oyó la voz del Todopoderoso respondiendo: "Oh Mi Interlocutor, acerco a Mí a aquellos que mantienen la vigilia y me adoran en la Noche del Poder". Moisés continuó: "Oh mi Señor, deseo ser digno de Tu misericordia divina". El Glorioso y Exaltado dijo: "Oh Moisés, aquellos que tratan al pobre con compasión en la Noche del Poder son dignos de Mi misericordia".

Moisés elevó otra súplica más: "Oh mi Señor, deseo cruzar el Puente a salvo". El Señor Exaltado respondió: "Oh Moisés, cualquiera que dé limosnas y gaste en caridad en la Noche del Poder, cruzará ese oscuro y terrible Puente a salvo y a la velocidad del rayo".

El Puente llamado Sirat se extiende en la oscuridad entre el Paraíso y el Infierno. Cuanto mayor sea la luz de la fe de una persona, más fácil le resultará cruzar ese puente. No debemos olvidar que la vida de este mundo también es un puente semejante y que el camino del Islam es su cruce seguro. Para aquellos que tienen fe, realizan buenas obras, se contentan con Allah y ganan Su aprobación, cruzar Sirat será un asunto rápido y fácil, así como cruzan el puente de este mundo con seguridad y sin percances.

Regresando al venerable Moisés, que le estaba orando al Señor en el Monte Sinaí: "Oh mi Señor", rogó, "Deseo entrar a Tu Paraíso y disfrutar de su felicidad, cobijarme a la sombra de sus árboles celestiales y comer sus frutos abundantes". La respuesta del Todopoderoso llegó: "Oh Moisés, aquellos que Me glorifican en la Noche del Poder disfrutarán de esas dádivas en Mi Paraíso".

El venerable Moisés continuó: "Oh mi Señor, suplico por la salvación de Tu Fuego". "Oh Mi Interlocutor, aquellos que buscan el perdón en la Noche del Poder encontrarán la salvación de Mi Fuego".

El venerable Moisés luego oró: "¡Oh mi Señor, anhelo Tu aprobación. Que estés complacido conmigo!" El Todo Glorioso respondió: "Oh Moisés, Mi aprobación la ganarán aquellos que realicen una oración de dos ciclos por Mi bien en la Noche del Perdón".

Así hemos que a Moisés y a los otros Profetas, la paz sea con todos ellos, se les hizo tomar conciencia de los grandes beneficios que le serían conferidos a los Musulmanes incluso por un pequeño acto de adoración en la Noche del Poder.

Los verdaderos creyentes son honestos, dignos de confianza y fieles a sus promesas

Un Joven Juez se Ve Recompensado por Mantener un Voto

En el Imperio Otomano había escuelas de leyes especiales para entrenar a los encargados del poder judicial. A un juez que aplicaba las reglas de la ley sagrada del Islam, se lo llamaba un Qadi. A los estudiantes que se graduaban con los honores de los primeros de la clase, se los solía recompensar y alentar con una designación en el distrito judicial de Medina la Iluminada , que en ese entonces yacía dentro del dominio Otomano.

Una vez, en el colegio para Qadis, había un estudiante que amaba a nuestro Maestro bendito con todo su corazón y alma. Trabajaba muy duro con sus lecciones y en cada momento libre le oraba a su Señor Exaltado: "Oh mi Señor", solía rogar con los ojos llenos de lágrimas, "abre mi mente y concédeme celo y ardor. Permíteme graduar con los honores de los primeros de la clase, para que me pueda convertir en Qadi para la ciudad de Tu refinado Bienamado. Oh mi Señor, facilítame eso, no me mezquines este favor. Si te dignas a aceptar esta súplica mía y me concedes el deseo de ser Qadi en esa ciudad pura, hago la promesa y el voto de dar todo el dinero que tengo en el bolsillo a la primera persona que me pida ayuda en el curso de mi viaje bendito".

Pasaron días y meses, y ese estudiante que amaba al mensajero de Allah tan ardientemente, de hecho se graduó como el mejor de su clase. Había obtenido su deseo de ser designado Qadi para Medina la Iluminada.

En el camino a su designación, el joven Qadi se detuvo en Damasco para realizar sus oraciones. Mientras estaba saliendo de la mezquita, se le acercó un extraño y le pidió limosna. El Qadi puso inmediatamente la mano en su monedero y sacó casualmente una valiosa moneda de oro. Justo cuando estaba dudando de si dar una cantidad tan grande de limosna, oyó una voz que le decía al oído: "¡Cumple tu promesa!"

Sí, era cierto. ¿Acaso no había hecho el voto de dar todo el dinero que tenía en el bolsillo al primer mendigo que encontrara en el camino? Recordó inmediatamente su promesa, y le entregó de buen grado la moneda de oro al extraño mendigo.

Después de un viaje largo y cansador, llegó a salvo a Medina la Iluminada y corrió derecho al sitio de descanso del Profeta bendito. Al entrar a la Mezquita Profética , le enfadó ver a alguien acostado en un rincón con las piernas extendidas. Despertó al hombre con una suave palmada en las piernas, el que se sentó y miró al Qadi. El sol se había puesto, de modo que el joven juez realizó primero la oración del atardecer y luego la última oración del día. Para cuando se fue a su alojamiento estaba agotado.

Después de alabar a su Señor y pronunciar bendiciones para el Mensajero bendito, cayó en el sueño profundo y confortable de alguien que ha alcanzado su meta. Mientras dormía, tuvo un sueño en el cual lo convocaban ante el Profeta bendito y le informaban que alguien había traído una queja contra él. Nuestro Maestro, la paz sea con él, estaba sentado en medio de sus nobles Compañeros, mientras el demandante dijo: "Oh Mensajero de Allah, tengo un caso en contra de ese hombre por haber perturbado mi paz".

Nuestro Maestro bendito luego se volvió hacia el Qadi y le preguntó cómo se declaraba ante ese cargo. Encontrándose cara a cara con el radiante Príncipe de Ambos Mundos, a quien había amado tan ardientemente desde que era muy pequeño, el Qadi se desvaneció mientras decía: "Oh Mensajero de Allah, ¿qué se supone que le hice a esa persona? Por favor, pídele que me diga la naturaleza de mi ofensa".

El demandante dijo enseguida: "Yo estaba acostado en la Mezquita cuando el Qadi me despertó con una patada y perturbó mi paz". El Qadi se disculpó y rogó que lo perdonase. Nuestro Maestro, el glorioso Mensajero, pidió una reconciliación de las partes, de modo que el Qadi y el demandante se abrazaron y se hicieron amigos.

Cuando el Qadi abrió los ojos, estaba lleno de alegría debido a la gracia divina que había recibido. Desde la Mezquita Profética estaba sonando el Llamado a la Oración , de modo que hizo sus abluciones rápidamente para llegar a tiempo para la oración de la mañana. ¿Qué fue lo que vio cuando se acercó al sitio de descanso del Profeta bendito? Ahí en el mismo lugar estaba el mismo hombre con las piernas extendidas. Esta vez se arrodilló y besó los pies del hombre. El extraño se despertó se enderezó y le dijo al Qadi: "¿Qué quieres de mí? Ayer me pateaste y hoy me estás besando".

El Qadi se disculpó, diciendo: "Te pido que me perdones y me disculpes". El extraño lo miró de nuevo mientras decía: "Eres verdaderamente un tipo raro. ¿No nos reconciliamos acaso en presencia del Mensajero bendito hace sólo media hora? ¿No arreglamos nuestras cuentas?"

Mientras el Qadi abría los ojos de asombro, el hombre sacó algo de su bolsillo y se lo alcanzó diciendo: "¿Recuerdas esta moneda de oro? Me la diste afuera de la mezquita en Damasco. Porque fuiste fiel a tu promesa, te permití ver el bello semblante del glorioso Profeta".

Mientras el Qadi miraba fijamente la moneda de oro en la palma de su mano, el extraño desconocido desapareció de la vista.

A los ángeles les asignan sus deberes en la Noche del Poder

La Noche del Poder es un importante momento crucial, cuando les asignan a los ángeles sus responsabilidades para todo lo que sucederá el año entrante: muerte, sustento, amor, lluvia, terremoto, guerra, pobreza, riqueza, escasez y abundancia, todas las decisiones y asuntos. Es en la Noche bendita cuando los destinos se ponen debidamente en efecto, de acuerdo con el decreto divino por el cual fueron determinados antes de la creación del cielo y la tierra. A Azra’il le dan los nombres de aquellos que morirán; a los ángeles en los vientres de las madres se los instruye con respecto a los niños que nacerán; el alimento y las plantas se le asignan a Miguel, la misericordia y el tormento son la preocupación de Gabriel; los vientos y la lluvia se ponen al cuidado de Israfil; y todas las demás cuestiones se asignan de modo similar al ángel responsable en particular. Es por eso que esa noche se llama la Noche del Poder.

¿Podría la noche del poder caer fuera del ramadán?

Se dice que la Noche del Poder puede ocurrir dentro de Ramadán o fuera de ese mes. Aquí hay algunos de los argumentos que sostienen ese punto de vista:

De acuerdo con algunos estudiosos, si un hombre se divorcia de su esposa o emancipa a un esclavo "a partir de la Noche del Poder", debe pasar un año entero antes de que el divorcio o la emancipación se haga efectiva. Esa es la opinión a la que arribó el venerable Ibn Masud después de estudiar cuidadosamente las fuentes de la Ley Islámica.

La Noche del Poder cae en uno de los trescientos sesenta y cinco días del año. Aunque probablemente ocurre en los últimos diez días de Ramadán, en el medio de ese mes o completamente fuera de Ramadán. Allah ha mantenido esa noche en oculto secreto. ¡Trata de descubrirla si puedes!

Said ibn al-Musayyib, que Allah esté complacido con él, dijo: "Cualquiera que realice las oraciones del atardecer y de la noche, en congregación, desde el final de un año hasta el siguiente, tendrá la seguridad de atrapar la Noche del Poder".

La Noche cuando " la Puerta del Cielo está Abierta"

Esa Noche es pura misericordia y salvación. Desde la puesta del sol hasta el despuntar del día, los ángeles transmiten la paz de Dios a los creyentes. Aquellos que mantienen la vigilia esa noche, adorando al Señor con plena conciencia de su valor especial, se tornan tan inocentes como el día en que nacieron. El Profeta bendito dijo: "A aquellos que mantienen la vigilia en la Noche del Poder, con fe y caridad, se les perdonarán todos sus pecados anteriores".

No hay bendición comparable a la pura gracia divina que es la Noche del Poder...

El Mensajero bendito estaba en su último suspiro cuando lo sobrecogió una gran tristeza y desesperanza. Lloró interiormente con la comprensión de que pronto debía partir dejando detrás a su Comunidad. "Cuando haya dejado este mundo por el Reino de la Belleza ", se preocupó ansiosamente, "¿quién le transmitirá a mi Comunidad las bendiciones del Señor Todo Glorioso y Exaltado?" Entonces Allah alegró su noble corazón enviándole este espléndido Verso para aliviar su pena y preocupación: "En ella descienden los ángeles y el espíritu. . ." 97:4. En otras palabras: "¡No sufras, Mi Bienamado! Enviaré Mi paz a tu Comunidad en la Noche del Poder, a través del bendito Gabriel y Mis otros ángeles".

Nuestro Maestro bendito dijo: "En la Noche del Poder la puerta del cielo está abierta. Toda oración será aceptada y ninguna será rechazada". El glorioso Mensajero dijo también: "En la Noche del Poder, se envían cuatro grande estandartes a la tierra. El primero de ellos es el Estandarte de la Alabanza , el segundo el Estandarte de la Misericordia , el tercero el Estandarte del Perdón, y el cuarto el Estandarte de la Generosidad. Setenta mil ángeles acompañan a cada estandarte en su descenso desde cielo. Cada estandarte lleva la inscripción:

la ilaha illa-llah; Muhammadun rasulu-llah

(No hay dios más que Allah, Muhammad es el Mensajero de Allah.)

Cualquiera que repita : la ilaha illa-llah; Muhammadun rasulu-llah tres veces durante esa Noche recibirá un favor divino por cada una de esas afirmaciones. Con la primera recibirá la clemencia y el perdón, con la segunda la salvación del Infierno y con la tercera, la admisión en el Paraíso.

El Estandarte de la Alabanza se plantará entre el cielo y la tierra, el Estandarte del Perdón sobre la tumba del Profeta, el Estandarte de la Misericordia sobre la Kaaba reverenciada, y el Estandarte de la Generosidad sobre la Roca en Jerusalén.

En la Noche del Poder, se envían setenta saludos divinos al hogar de cada Musulmán.

Nuestra Madre, la venerable A’isha, le preguntó al Profeta bendito: "Oh Mensajero de Allah, si me doy cuenta de que es la Noche del Poder, ¿cómo debería orar? ¿Hay una súplica especial para esa Noche, que debería ofrecer al Señor Exaltado?" El Profeta bendito respondió: "Oh A’isha, si descubres esa Noche deberías ofrecer esta oración: ‘Oh Allah, Tú eres Perdonador. ¡Amas el perdón, de modo que perdóname!’ "

Ese consejo estaba claramente pensado para todos los creyentes...

Bendiciones para toda la humanidad

La misericordia divina distribuida en la Noche del Poder no está limitada solamente a los creyentes. Incluso los incrédulos pueden recibir una parte de esa misericordia, en cuyo caso morirán en la fe.

En cuanto a nosotros, la Comunidad de Muhammad, postrémonos en agradecida adoración ante el pensamiento del favor divino conferido a nosotros. . .

Oh Señor, permítenos estar entre aquellos que descubren la Noche del Poder. Permítenos ser dignos de Tu clemencia y merecedores de Tu perdón. Permite que nuestro final y resultado sean buenos. Que podamos decir: "¡Allah!" en los buenos tiempos y en los malos. Que no estemos entre los negligentes que acuden a Ti en la penuria y la aflicción, sólo para olvidarte en las épocas de holgura y comodidad. Permítenos llamar Tu nombre en la alegría y en el pesar, siempre y en todo sitio. Que podamos temerte, amarte y adorarte, recordándote en la enfermedad y en la salud, en la pobreza y en la riqueza.

En honor al Jefe de los Mensajeros; y alabanza agradecida a Allah, Señor de todos los Mundos. ¡Que nuestra súplica sea aceptada!

Lo revelamos en la Noche del Poder. ¿Y cómo hacerte saber qué es la Noche del Poder? La Noche del Poder es mejor que mil meses. En ella descienden los ángeles y el Espíritu con las órdenes de tu Señor para cada asunto. Paz, ella dura hasta el despuntar del alba.

97:1-5
Nota
1 Registrada por Tirmidhi y relatada por Said b. Jubayr con la autorización de Ibn Abbas.
Extraido del libro Irshad del Sheikh Muzaffer Ozak al-Yerrahi


Anuncios
Relacionados

Bendiciones especiales presentes en la Noche del Poder

Artículos - 24/10/2005

Los colores del islam

Artículos - 15/10/2010

Muhámmad y la Revelación

Artículos - 30/01/2011



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/28021-misterios_de_la_noche_del_poder.html